La voluntad de desastre vs el Plan de la Patria

Inventario. Tenemos un imperio al lado y dentro, al capitalismo durmiendo con nosotros más vivo que nunca y una burguesía colonial, a los cuales no les importa nada que no sea la ganancia, para su propio provecho; tenemos un atajo de oportunistas, unos actúan desde el gobierno a nombre de Chávez y del socialismo pero que solo quieren salvar su pellejo, realizar sus planes personales, pelear por sus propios intereses, los "maduristas"; otros actúan también por sus propios intereses, de manera egoísta, pero sin pretextos, en nombre del capitalismo, del imperio y de la democracia burguesa, la derecha tradicional…, para seguir, ahora junto a sus equivalentes en el gobierno, alternándose el poder, negociando como mercachifles las riquezas del país, pactando… ¡Pacto Social!, eso es lo que buscan ahora desesperadamente.

Y por el otro lado, con mucha desconfianza y perplejos, ¡hasta con miedo!, hay un bojote de militares agarrados de las bolas por eso de tener el "poder de fuego", el "monopolio de la violencia"; más allá las policías, políticas y de las otras, todas "de su cuenta", haciendo vida subterránea con mafias anárquicas en los barrios; y otras pandillas de delincuentes, supuradas por el mismo gobierno, que en nombre del "poder popular" se guillan como "colectivos", los cuales deciden por el otro "poder popular", el que no puede; además de un pocotón de políticos medrosos a la espera de que aparezca el líder que les otorgue la fuerza de voluntad que necesitan, ¡la luz! que necesitan para actuar…; Una AN estéril; una ANC atrofiada con 540 diputados con muy poca voluntad, a menos que sea para el desastre y el "cuanto hay pa eso"… ¡Ah!, y tenemos al fiscal chapucero: … "Saab le expresó a Vladimir que "Yo tengo que explicar algo, y lo voy a explicar así tú no quieras. Yo vengo aquí como fiscal general de la República, usted es un periodista y yo lo respeto a usted, respéteme usted a mí (…) yo no veo que tú le haces eso a ningún entrevistado. Tú tienes una obsesión conmigo, porque tú me preguntas, me repreguntas, me vuelves a preguntar, no, no es así… ¿por qué hermano?, ¿por qué tú no eres así con los otros?, ¿te da rating que yo venga?", luego que Vladimir le realizara la pregunta sobre el capitán Acosta Arévalo y le exigía el motivo por el cual no dejaron a sus familiares darle una sepultura tradicional."… En el debate, estos son de sus mejores argumentos; además un "defensor del pueblo" anodino, que se debe haber muerto desde hace tiempo y no nos enteramos.

Frente a esto, como un testigo fantasmal: el "pueblo gobernado", nosotros, la sociedad de los sacrificados y engañados, cada quién con sus propias perspectivas y esperanzas. Algunos con la esperanza de poder salir de aquí algún día, otros con la esperanza de poder comer carne… algún día, y otros con la de poder comer, simplemente, por lo menos todos los días… o vestirse bien, o bañarse, o arreglarse los dientes… De seguro que como "pueblo gobernado" somos cada vez menos sociedad y más "radicales libres", células cancerosas... Somos un país roto en extremo, cada quien en lo suyo, la conciencia del deber social otrora estimulada por Chávez hoy se diluye entre chismes y penurias.

El Plan está hecho. Hay que reconstruir el entramado social urgentemente –o nos desnacionalizamos –sobre una base política y espiritual: el socialismo. La economía no decide lo que queremos ser como sociedad, es consecuencia de lo que queramos como sociedad. No se trata de "etapas", eso es solo para el análisis. Todo este cambio se debe hacer en un solo movimiento, en las prácticas de vida y en las prácticas políticas. Decía Marx, en una carta a su amigo Ruge, 1843, que el comunismo no era una "fase superior" del socialismo, que para él era la realización particular y solidaria, "inclusive unilateral del principio del socialismo…". Lo decía Marx, no fue un invento de Chávez o del Che Guevara, el "etapismo" es un invento de los oportunistas reformistas. Esa base política y espiritual para nuestra liberación es el socialismo, pensado y practicado; si queremos salvar la sociedad el hombre debe vivir y trabajar en sociedad, producir y crecer en sociedad, y para llegar a ser verdaderos individuos libres debemos ser hombres libres en socialismo, liberados de la angustia de tener que ser ricos y grandes propietarios de almas y de objetos; solo así podemos ser seres creadores, motivados por razones supremas no por vanidades. El poder del dinero no es el poderío del hombre.

El "pacto social", por el cual pujan los oportunistas en Barbados, o cualquier pacto hecho de espaldas al "pueblo gobernado", entre aprovechadores y manipuladores del poder, sea cuales sean los resultados, afianza las diferencias de clase, forja los privilegios, crea escalafones sociales, casi siempre insalvables, superados solo en las telenovelas y en la cúpula de los gobiernos reformistas y decadentes (y eso de forma excepcional). Necesitamos ahora más que nunca convencer a la gente de volver a retomar el camino de la igualdad y la justicia social mediante el socialismo, crear un verdadero "poder popular" con la "voluntad" de ser socialistas, de trabajar para la sociedad y en nombre de la sociedad, volver al Plan de la Patria de Chávez, el original, el cual traza las líneas principales que le dan forma a la nueva sociead y a su espiritualidad.

¡Viva el Plan de la Patria original! y ¡Viva Chávez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 629 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a280583.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO