El Futuro del Trabajo y el Trabajo del Futuro

Impacto de la tecnología en la sociedad

Somos optimistas, pero no ingenuos. En el ámbito de la inteligencia artificial, la robótica y la digitalización, se intuye una tendencia preocupante: nos traerán grandes progresos, pero también una creciente automatización y desaparición de muchos de los trabajos conocidos actualmente. Sin duda aparecerán otros nuevos, pero estos exigirán una capacidad de adaptación para la cual no nos han educado.

¿Cuál será el futuro del trabajo en la Cuarta Revolución Industrial?

¿Cuáles serán los trabajos del futuro?

¡Tenemos que prepararnos para adaptarnos a un trabajo que no sabemos cuál será!

¿Cómo está influyendo la tecnología en el futuro del trabajo?

Hace unos años, la mayoría de los habitantes del planeta eran agricultores. Actualmente esto ya no es así; en algunos países, menos del 1% de sus habitantes se dedican a la agricultura, pero sin embargo, se producen más alimentos que nunca antes. De hecho, la productividad por hectárea es la mayor de todos los tiempos. Es decir, han disminuído los campesinos mientras ha aumentado la producción de alimentos, gracias a la ciencia y a la tecnología, la maquinaria agrícola, los equipos, los nuevos métodos, los transgénicos, etc. Y esto ha pasado en muchas otras actividades a lo largo de la historia. Los artesanos, gente muy especializada, que sabía mucho de lo suyo, fueron sustituidos por máquinas. Primero fueron las máquinas de vapor, luego las de gasolina, las eléctricas, las electrónicas, las computadoras, los celulares y los robots. Algunos celosos trabajadores intentaron enfrentarlas, como hicieron los luditas en Inglaterra entre los años 1780 y 1820, quienes se dedicaron a destruir principalmente las máquinas textiles, que les quitaban el trabajo; pero finalmente la primera revolución industrial se impuso y convirtió a esos artesanos especializados en obreros, o sea, en piezas intercambiables como las de las máquinas. Actualmente el caso es mucho más grave: hoy vemos miles de tiendas como Amazon, Walmart, AliBaba, etc., casi sin empleados, restaurantes, entrega automática de pedidos o de encomiendas, carros, camiones, trenes autónomos, lo cual nos muestra que se están eliminando millones de fuentes de trabajo en el planeta. Todo esto implicará un gran desempleo en el mundo, en un futuro muy cercano, en beneficio de las grandes empresas transnacionales.

"Estamos sufriendo en esta época las consecuencias de una filosofía estrictamente racionalista y tecnológica, que ha llevado a la cosificación del hombre, a un hombre abstracto que no existe en la actualidad".

Ernesto Sábato

¡Se avecina una nueva grave crisis del capitalismo mundial. Y con ella una grave crisis alimentaria!

Solamente el pueblo unido, organizado y consciente, con el auxilio de las Redes Sociales como YouTube, Facebook, Whatsapp, Twitter, etc., bien empleadas, podrá enfrentar y combatir los problemas que se avecinan en un futuro muy cercano, en unos pocos años.

¡Solamente dentro de un verdadero socialismo tendremos paz!

En particular, para superar la inmensa crisis que azota actualmente a Venezuela se requiere que elijamos urgentemente un Gobierno Responsable y Colectivo, llámese Junta de Gobierno, Gabinete Ejecutivo, Grupo Presidencial, etc., constituido por cuatro o cinco miembros, que respete rigurosamente la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que sea elegido nominalmente, pero que además esté controlado o supervisado por un Poder Popular unido, organizado y consciente, que haga valer la Contraloría Social, la Auditoría Pública con participación ciudadana, de todas las instituciones del Estado, para hacer un Balance General y saber la verdad verdadera de la situación actual de Venezuela y así prepararnos para ese futuro. Con medios de comunicación e información completamente libres y verdaderamente responsables de lo que expresan.

La conformación de tal tipo de gobierno implicaría una Reforma de la CRBV, pero recordemos, que el Pueblo Soberano es Supraconstitucional, y por consiguiente puede, cuando a bien tenga, convocar la realización de un Referendo para tal fin. El pueblo venezolano ha adquirido una gran madurez política y previamente, con un adecuado debate de altura, muy seguramente estaría dispuesto a defender este nuevo modelo de Gobierno Responsable y Colectivo.

Es a su vez indispensable que ese Gobierno Responsable y Colectivo, cuente con el respaldo y el control, de un Poder Popular unido, organizado y consciente, capaz de enfrentar los enormes poderes económicos internacionales, dispuestos a someter a todos los gobiernos débiles del mundo.

¡Pero no tendremos Soberanía Nacional si no tenemos Soberanía Alimentaria!

¡Debemos ante todo producir los alimentos que necesitamos consumir!

¡La primera necesidad de toda sociedad es una alimentación de alta calidad!

Y tenemos la oportunidad de arrancar nuevamente, desde un comienzo, con un verdadero Proyecto Agrícola Nacional y Alimentario, moderno y bien coordinado, para lo cual debemos hacer uso debido y comedido del Poder Popular, de la Contraloría Social, de la Auditoría Pública, del Sistema Nacional de Medios Públicos de Comunicación e Información, dentro de una democracia verdaderamente Participativa y Protagónica, con un Gobierno Responsable y Colectivo, (y no este tipo de gobierno presidencialista), ya obsoleto, como el que hasta ahora hemos tenido en Venezuela.

Afortunadamente contamos para este proyecto con los recursos humanos, geográficos, hídricos, climáticos, etc. y además tenemos urgentes y grandes necesidades de producir todo tipo de alimentos. Podemos y debemos además, producir todo tipo de productos derivados de alta calidad para satisfacer los requerimientos nacionales y para obtener divisas mediante su exportación, logrando así la independencia de la renta petrolera.

Solo falta el apoyo contundente del Estado, que tiene la capacidad técnica y humana para impulsar este proyecto, construyendo y facilitando la infraestructura necesaria (pozos, lagunas, vialidad rural, electrificación, sistemas de riego, silos, plantas procesadoras, etc.), subvencionando y facilitando la adquisición de maquinaria y equipos modernos que permitirán a corto y mediano plazo alcanzar los primeros resultados positivos.

El Proyecto Agrícola Nacional, además de desarrollar la Agroindustria (industria de postcosecha) y la Agricoindustria (industria de precosecha), dinamizará totalmente, en un mediano plazo, el resto de la economía venezolana en todas sus áreas: construcción, transporte, industrias, servicios, comunicación, alimentación, salud, etc., generando millones de empleos bien remunerados, al mismo tiempo que mejoraría la calidad de vida del pueblo venezolano y aumentaría la capacitación laboral, para muchos jóvenes venezolanos que hoy están abandonando el país en busca de trabajo y mejores condiciones de vida.

Nuevamente invito a visitar, conocer, discutir y divulgar UNA PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL, que de someterse a un debate público, podría generar muchas ideas adicionales, que nos permitirían diseñar ese hermoso Proyecto Agrícola Nacional, con miles de Unidades de Producción, viviendas, centros de salud, centros educativos, deportivos, clubes sociales, centros de acopio y de venta de alimentos a precios sin competencia, verdaderamente socialistas, sin comerciantes, sin intermediarios, sin especuladores, sin claps, sin carnet de la patria, sin corrupción, sin Ley de Promoción y Protección a la Inversión Extranjera, sin Zonas Económicas Especiales, sin exoneración de impuestos a las empresas petroleras, etc.

El Estado, con todas sus instituciones, PDVSA, FANB, CVG, PDVSA Agrícola, INCES, las Misiones, las universidades, escuelas técnicas, liceos, los trabajadores, la juventud y el pueblo en general, se deben involucrar beneficiar y ser partícipes de de la construcción de una nueva Venezuela para los tiempos por venir:

http://propuestaagricolanacional.blogspot.com/

Para lograr estos objetivos se requiere la unión y la solidaridad de todos los venezolanos que vivimos honestamente de nuestro trabajo, pues es una ingenuidad esperar la colaboración de quienes actualmente disfrutan de odiosos privilegios dentro del gobierno.

¡No hay otra vía pacífica y constitucional para superar esta crisis profunda y estructural que estamos viviendo en Venezuela!

El nuevo Gobierno Responsable y Colectivo debe impulsar ante todo, este Proyecto Agrícola y Alimentario Nacional, puesto que la alimentación de alta calidad para su pueblo, debe ser la primera prioridad de todo gobierno. ¡Contamos con los recursos necesarios y además tenemos urgentes y grandes necesidades de producir todo tipo de alimentos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 420 veces.



Gilberto Hernández Ortíz

Graduado en la universidad Nacional de Colombia en Licenciado en Ciencias de la educación especializado en el área de Física y Matemáticas Postgrado en Educational Media en la Universidad de North Carolina A&T State University año 1984 - Greensboro, N.C Prof. Jubilado de la Univ. de Oriente (Núcleo Anzoátegui)

 gilnandez@hotmail.com

Visite el perfil de Gilberto Hernández Ortíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gilberto Hernández Ortíz

Gilberto Hernández Ortíz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a280308.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO