Auditórium

La economía en manos de delincuentes

No hay, no puede haber buenas finanzas, donde no hay buena política. Buena política quiere decir, respeto a los derechos; buena política quiere decir, aplicación recta y correcta de las rentas públicas; buena política quiere decir, protección a las industrias útiles y no especulación aventurera para que ganen los parásitos del poder; buena política quiere decir, exclusión de favoritos y de emisiones clandestinas. Leandro Alem.

La especulación en los precios de bienes, servicios y algunos rubros como alimentos, medicinas y repuestos se ha profundizado en los últimos días por causa de una delincuencia comercial que derrotó al gobierno.

En Venezuela cuesta adquirir los productos básicos como resultado de una especulación no convencional, un proceso delincuencial que tiene controlado el mercado por medio del "dólar paralelo".

La distorsión entre los precios es ya insoportable y alarmante, donde la capacidad adquisitiva del ciudadano enfrenta una coyuntura histórica.

Pero que nadie en el gobierno se da por aludido, ya que no hay una medición seria que explique esta alarmante situación de los precios, y la brutal onda especulativa en el país.

Venezuela debe decretar un Estado de Emergencia para dar un revés a la especulación. El comercio venezolano está controlado por extranjeros asiáticos, y del medio oriente, así como por ex presidiarios y narcotraficantes ejemplo: el Mercado ubicado en El Tigre-Anzoátegui denominado Puente Ayala, y todos los comercios que giran a su alrededor, así es en toda Venezuela según informes de inteligencia serios que se filtran. El país está sumergido en una corriente especulativa en la que se descuidó la construcción de un parque industrial como lo hicieron México, Colombia y Brasil.

La especulación es una realidad insoportable se ha profundizado, y debe ser considerada por ser un fenómeno junto al dólar paralelo, que marca pauta en la economía según expertos en la materia consultados.

También las que juegan un papel preponderante en la especulación en Venezuela y resultan beneficiados son las empresas que tienen posición de dominio en el mercado.

Estas mafias controlan el mercado por su capacidad de importar muchos con socios o complicidades en el gobierno, de aportar dólares negros o al extrapolar el precio especulativo de ese dólar a las mercancías, alimentos, medicinas. Logrando que el precio de producción de esos producto quede impactado por el dólar negro. También intervienen en la cadena especulativa factores políticos que están detrás de las páginas por internet que fijan diariamente el aumento del dólar especulativo.

Estas paginas publican y manejan el valor del dólar negro a su capricho, y se rigen por parámetros hamponiles y mafiosos, fijando un precio irreal de ese dólar guarimbero.

Junto a estas corporaciones mafiosas actúan las mafias internacionales rusas, chinas y árabes que hacen vida en el comercio venezolano para impulsar la especulación.

Antes de este despelote especulativo el Gobierno de Venezuela traía al país aproximadamente el 90 ciento de los dólares a través de la empresa petrolera, y que se ofertaba de forma protegida para garantizar los rubros esenciales, la protección del pueblo, y controlar los niveles inflacionarios, pero ahora con esto de las remesas, y la dolarización, el país se ha convertido en una gigantesca lavandería de legitimación de capitales.

El mercado oscuro venezolano está invadido por los dólares que se transan, y vienen del narcotráfico, de negocios ilícitos, este mercado delictual no puede seguir siendo tomado como referencia para dar valor al dólar criminal con cierto apoyo gubernamental.

Otro de los peores elementos corrosivos dentro de la cadena especulativa, lo constituyen los intermediarios o distribuidores que no tienen control alguno. De esta manera, provocan que los productos subsidiados, como los alimentos, terminen en un mercado de delincuentes conocido en los bajos fondos como los "bachaqueros".

La economía venezolana esta dolarizada de hecho agravando más el problema, cuando el pueblo trabajador gana en bolívares devaluados.

Como el pueblo trabajador no percibe su remuneración en dólares (...) el sector especulativo de delincuentes tiene la oportunidad de comprar dólares. Entonces manejan la economía a su antojo, ya que cuentan con protección policial, y militar como este ejemplo: Ojalá la Fiscalía del Ministerio Publico iniciara una averiguación empezando por El Tigre-Anzoátegui, para que vean como estas mafias de comerciantes sin estudios ostentan un poderío económico, en sus bunkers, exhibiendo lujosas casas y camionetas importadas, custodiados por militares, y policías. La pelota está en la cancha de estos delincuentes para seguir explotando al pueblo.

Como estas mafias de comerciantes han dolarizado la economía el país ha perdido su soberanía monetaria. Porque esto produce que la inflación, en esta nación suramericana sea de mas de 1000.000 % según los expertos.

Esto no trae equidad socialista, y no facilita el acceso a créditos, sino que ató al país a una moneda extranjera pulverizando la moneda propia al perderse la soberanía monetaria, así de la forma mas empírica lo decimos, si alguien duda que salga a comprar una casa o un carro con sus ingresos en bolívares devaluados.

En Venezuela para salir de este atolladero necesitamos el concurso de todos, incluso de la Asamblea Nacional que debe trabajar por la solución de los problemas económicos del país, muchos de ellos derivados de errores y otros de la perversa intencionalidad. Aunado a este desastre especulativo, ahora el país está sin electricidad y agua.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2329 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a277483.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO