Presidente Maduro, presione a Bolsonaro, a Brasil, a través del BRICS

"Quisiera soñar con un mundo lleno de bondades humanas por encima de las aberrantes guerras. Algún día, y a veces, las utopías se convierten en realidad" I.M.

¿Estará utilizando los EEUU al bolsa de Bolsonaro para desestabilizar al BRICS? Los enemigos más fuertes de los EEUU en estos momentos son China y Rusia, ambos pertenecen al Consejo de Seguridad de la O.N.U. y a su vez, miembros vitales del BRICS. El juego de esta guerra de hoy… comenzó allí.

BRIC (grupo original 2001) S: (Brasil, Rusia, India, China), Sudáfrica (incluida en 2011); son los denominados países emergentes a escala planetaria creado con la finalidad de convertirse en economías poderosas, dominantes para el 2050 ¿Se habrán adelantado? ¡Claro que sí! Estos países, quienes fueron dejados "atrás" por el G7 –nombre informar de 7 potencias mundiales quienes por su peso económico, político y militar dejaron a China y Rusia por fuera- se han dispuesto a ser potencias por encima del G7 y la lucha geoeconómica, geopolítica y geomilitar ha dividido al planeta. Los EEUU a la cabeza del G7 y China a la cabeza del BRICS como naciones emergentes para equilibrar esa asimetría

En Brasil existen dos naciones –como en Colombia, la citadina y la campesina-. Este coloso amazónico, es una gran potencia latinoamericana, pero una nación abismalmente contradictoria, dicotómica, porque Brasil nos presenta por un lado ser un país pujante en maquinarias y tecnologías, pero por otro, muy pobre a la vez, con índices de pobreza, indigencia, desempleo muy elevados, y una desigualdad social como la quinta del mundo. Después de 1985 cuando termina la dictadura en Brasil, la modernización del campo para la producción de agrocombustibles –por supuesto, metida la mano de los benditos EEUU como siempre- Brasil tuvo para entonces más de 40 millones de desplazados llamado Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra, el denominado MST, producto de ese modernizado latifundio hasta el día de hoy. Brasil contradictoriamente actualizada -y empobrecida a la vez- le permitió emerger en los últimos tiempos, con gobiernos progresistas como el de Fernando Henrique Cardoso y Lula da Silva, razón por la cual sus progresos tenían que ser desplazados cuanto antes para doblegarlos en el futuro, y le toco lamentablemente el turno a Dilma Rousseff -con Lula encarcelado para no dejarlo lanzarse de nuevo- y colocar primero temporalmente a Michel Temer que hizo temer a muchos brasileiros y escogieron al bolsa de Bolsonaro para que se montara en la ruta del G7 con las promesas bajo la mesa, de darle a un puesto permanente de voto y veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas O.N.U. vieja aspiración de Brasil, ya que los EEUU ya no cuentan con China y Rusia para oficializar o legalizar las injerencias o intervenciones militares con resoluciones en este Consejo para las naciones que no se sometan a sus aberrantes aspiraciones hegemónicas

Brasil ha demostrado que su crecimiento económico es razón suficiente para seguir como país emergente, no hay dudas al respecto para nadie, pero debe ser presionado ahora indispensablemente por los otros miembros emergentes para definir si Brasil quiere seguir en el Brics o en el G7 –u otro grupo- y este es el momento conveniente, histórico, vital, puntual y forzoso, para que el presidente Maduro lo haga a través de los grandes y muy buenos aliados que le quedan del BRICS Rusia, India, China y Sudáfrica. Es el momento geopolítico para empezar a presionar a Bolsonaro, es el momento de negociar con esos aliados geoestratégicos, porque estamos en el centro del continente de la esperanza –Amazonía, pulmón vegetal del planeta, con recursos de agua, materia prima para la salud, con recursos minerales únicos, aquí todo, todo para la humanidad- que por otro lado, junto a Nicaragua podemos hacer el acuerdo de continuar construyendo el canal de Nicaragua que puede unir en pocos días, a esos nuestros aliados con sus comercios y economías contra la de EEUU y sus aliados lacayos, porque así lo decidieron ellos, los del norte.

Presidente, estamos en guerra comercial, económica y política, negocie presidente Maduro, negocie ¡pero ya! Así son las guerras que se vienen dando en los últimos tiempos. Así hay que jugar en este ajedrez de supervivencia en que nos tienen sumergidos los EEUU con su Grupo de Lima con el descolosado Brasil, esos nuestros malos vecinos bárbaros de América, por nuestra SOBERANÍA, LIBERTAD e INDEPENDENCIA

No tengo dudas que la madures del presidente Maduro a esta altura de la revolución y su carrera política internacional, va a trabajar provechosa y estratégicamente en esta ruta del BRICS

Presidente Maduro, no vacile en esta jugada, un día es perdida, las cartas están echadas

Nuestro legado… también es sagrado



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1258 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a276019.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO