La Columna del Guerrillero

Ser rico no es malo

Malo son los procedimientos usados para amasar las fortunas que hoy poseen pocos grupos que se apoderaron de las riquezas originarias de los pueblos.

Los bienes y fortunas que existen en manos de familias venezolanas, ninguna proviene del trabajo productivo, todas ellas son producto del asalto a las grandes plantaciones de cacao y café que se levantaron durante la colonia, las cuales eran trabajadas por los esclavos traídos del áfrica.

Posterior a la época de los grandes "CACAO "como se denominaban los millonarios de entonces, pasaron a disfrutar de la explotación petrolera, toda vez que en sus mal habidas plantaciones, comenzaron las empresas norteamericanas a explorar yacimientos petroleros, por cuya exploración y explotación recibían regalías.

De dicha explotación solo se beneficiaban las compañías petroleras y los terratenientes, ya que ni el gobierno ni el pueblo de a pie recibían ningún beneficio de cuya riqueza Dios había dotado a esta tierra maravillosa.

Ser rico no es malo, pero los métodos utilizados para llegar a esos niveles de fortuna son contrarios al decir popular "NADIE SE HACE RICO TRABAJANDO" tal vez muchos han logrado trabajando honestamente, tener una capacidad económica que le permite vivir con cierta holgura y sin los tantos apremios con los que vive hoy día una familia normal.

Pero no tanto eso, sino que los ricos en su afán desmedido de tener cada día más riquezas, se embarcan en todo tipo de actividad empresarial, sin importar cuál es el resultado a favor de la humanidad y del planeta que generan sus inversiones.

Allí tenemos que las principales causas de la degradación del planeta tierra, provienen de las fábricas de armas nucleares, de plantas químicas, expulsoras de materiales que han contaminado de manera irreversible nuestro ambiente.

Los pobres podrán contaminar un rio, pero los ricos contaminan mares y océanos, la atmosfera y el medio ambiente.

Ahora parece que para muchos de nuestros políticos tantos del gobierno como de la oposición, ser rico no es malo. En los de la oposición su liga preferida es con los voceros del imperio y representantes de los grandes consorcios económicos, o sea donde haya dólares se sienten cómodos, sin importarle su procedencia, ni que hicieron sus poseedores para llegar a manejar sus cuantiosas fortunas.

Por los lados del gobierno muchos de sus voceros sienten particular deferencia sentarse con los "empresarios millonarios" aunque estos no le paren bolas a nada de lo que acuerdan en materia económica.

No creo que sea por ego personal, porque si vamos al caso tampoco es que nuestros políticos en el gobierno son pobres de solemnidad, muchos de ellos tienen también sus churupitos.

Donde sí creo que esta el asunto es que muchos de nosotros siendo pobres, queremos parecer ricos, por aquello de que no hay momento en que a diario, nos estén diciendo somos la primera potencia en petróleo, en oro, en gas en coltran y pare ud de contar y para remate nos dicen que todas esas riquezas son del pueblo, por supuesto que con tanta riqueza junta, así estemos pelando bolas, lo menos que podemos sentir es la sensación de que nosotros también somos ricos, VENEZUELA ES RICA, EL GOBIERNO ES RICO, desgraciadamente por culpa de nosotros mismos, la riqueza con la que nos premio Dios, se ha convertido en la peor fuente de corrupción y goce de descarados privilegios por parte de las castas de politiqueros y "empresarios" pertenecientes a la burquesia parasitaria e improductiva que nos tienen metidos en este berenjenal.

Lo menos que exhibe el pueblo venezolano de a pie es riqueza, todo lo contrario a pesar de que todos nuestros males se lo endosamos al imperio, a la burguesía, no podemos negar que mucha de la pobreza que padece un sector importante de la población, obedece a la falta de inteligencia, voluntad y sabiduría para administrar tan cuantiosas riquezas naturales para ponerlas al servicio y desarrollo de la patria y su población.

Todavía la gente no se explica como un dictador como el General MARCOS PEREZ JIMENEZ, con menos ingresos por concepto de la renta petrolera que la que han recibido todos los gobiernos de la era "democrática" de la cuarta y de la quinta, haya podido hacer las obras gigantescas, que están a la vista y que han servido por todos estos años, como la muestra evidente, que cuando se quiere se puede. Obras que hasta ahora no han sido superadas con todas las miles de toneladas de millones de dólares que han recibido los gobiernos de ayer y de hoy.

Algo no se ha hecho bien, para que después de tantos años, sigamos teniendo la misma deuda con el crecimiento y desarrollo de la infraestructura de este gran país y que tampoco en lo social hayamos superado la tasa de pobreza que arrojan las estadísticas.

Si partimos de este criterio de que Venezuela es rica, entonces no parece que "SER RICO ES MALO" porque gracias a esa riqueza heredada de la naturaleza, nuestros políticos se desviven por ponerle las manos, para hacer proselitismo o bien desde el gobierno o de la oposición que solo la quieren para seguir disfrutando de sus privilegios alcanzados de tantos años que llevan manejando las riquezas del país.

Estos gendarmes de la riqueza, nunca se ha disfrazado de ricos, porque los son de cuna, lo malo son aquellos pobres que de la noche a la mañana, amanecen siendo ricos, aunque en sus expresiones politiqueras sigan sosteniendo que "SER RICO ES MALO"

Venezuela tiene tanta riqueza, que si la pobreza no fuera un negocio para los políticos de viejo y nuevo cuño, seguramente ya la hubiésemos erradicado de nuestro suelo.

Por lo tanto dejémonos de mediocridades y de posiciones ambivalentes, llamemos las cosas por su nombre, hasta cuándo vamos a seguir con el ritornelo," ataquemos la pobreza" "usando la riqueza que tenemos" cuando todos los días la pobreza se refleja mas en un pueblo mal vestido, mal hablado, mal alimentado y por el otro lado pequeños grupos controlando la riqueza que genera la venta de nuestros minerales.

El pueblo venezolano es rico en sabiduría, inteligencia y resistencia y tal vez en exagerada paciencia en esperar que nuestros políticos en función de gobierno, se pongan los pantalones y comiencen a gobernar en función de aprovechar nuestras riquezas naturales, para levantar al país de la postración económica en que ha caído por cualquier razón haya sido, lo importante es que hayan entendido, que este pueblo no va a esperar toda la vida para que lo saquen de la pobreza en la se encuentra por falta de voluntad e ignorancia supina de nuestros gobernantes.

No esperen que el sol de la desesperanza del pueblo comience a expresarse en forma distinta, para reaccionar.

Riqueza con que hacerlo la tenemos, así entremos en la contradicción revolucionaria en aquello, de que tener un "PUEBLO RICO ES MALO"

El coronel CADAFI lo hizo con el mismo recurso que tenemos los venezolanos, convirtió a la población Libia en un pueblo rico y eran felices, hasta que llego el imperio y acabo con su felicidad, para adueñarse de sus riquezas, porque también el imperio es de la tesis que "los pueblos no pueden ser ricos, sino pobres".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1026 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hernán Urbina

Hernán Urbina

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a271782.htmlCd0NV CAC = Y co = US