¿Se perdió el sentido común?

Las reacciones a las últimas medidas económicas del Gobierno Nacional son tan diversas que sólo leyendo entrelineas uno puede sacar algunas conclusiones sobre la conveniencia de las mismas, sin embargo para mí, mas allá de esas opiniones políticas, las mas, y técnicas, las menos,lo que me llama la atención es que los responsables de su diseño parecen haber pasado por alto algunos principios básicos para garantizar el éxito al ponerlas en práctica:

-Cualquier disposición legal debe ser emitida para ser cumplida estrictamente, una ley que no se cumple es una herida profunda en la confiabilidad y credibilidad del gobierno.

-Antes de aprobar un instrumento legal, el gobierno debe tener disponibles los medios y los recursos para hacerlo cumplir y reprimir contundentemente a los infractores.

-Aun cuando sean situaciones nuevas es conveniente y obligatorio tomar en cuenta experiencias precedentes, siempre se aprende algo útil.

La disposición mediante la cual se fijaron los llamados "PRECIOS ACORDADOS" nació muerta, sin ninguna posibilidad de que al ser ejecutada tenga alguna efectividad, veamos porque:

A pesar de que los industriales y comerciantes pueden aceptar las demandas del gobierno sobre el acuerdo de los precios, es evidente que no tienen la más mínima intención de cumplirlo, por su naturaleza especuladora y por sus intereses políticos de sabotear al gobierno; entonces es deber del gobierno hacer difícil ( o imposible) violar el compromiso. De acuerdo a lo que uno observa no se ha hecho nada para obligar a los productores a cumplir el acuerdo estando a la vista los mecanismos mediante los cuales lo violan.

El gobierno debe,de inmediato y de forma rotunda y terminante, prohibir y erradicar la venta de los productos acordados por buhoneros y bachaqueros y la represión de esta actividad debe incluir el decomiso de la mercancía y la detención de quienes la practiquen y debe ser llevada a cabo por agentes del orden público honestos y rígidos que no se presten a vagabundearías (como avisar de los operativos) o sobornos, tal vez sea conveniente traerlos de otras regiones.

El gobierno debe entender que mientras no elimine la venta de los productos por buhoneros y bachaqueros, los industriales y comerciantes tienen una vía expedita y muy conveniente para evitar la cadena formal de distribución y vender los bienes al valor que les venga en gana y adicionalmente esta actividad es el principal medio a través del cual sabotean la economía del país recogiendo el efectivo para contrabandearlo a Colombia y Brazil, así que tomando acciones contra esta vil faena se matan dos pájaros de un tiro, si no se hace nada los precios subirán sin techo y la escasez de efectivo será peor que la vez anterior.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 716 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor



CN mp N Y ab = '0' /economia/a268987.htmlCd0NV CAC = Y co = CN