Escritos en revolución

Recuperación económica

Afortunadamente el gobierno bolivariano de Venezuela encontró un plan para contrarrestar y detener la ofensiva antipatria que en el flanco económico había orquestado y celebraba la oposición política del país. Han sido muchos meses de penurias que ha sufrido el pueblo venezolano por la acción deshonesta y antinacional de las fuerzas políticas opositoras de utilizar todas sus alianzas financieras y económica con el único fin de derrotar el gobierno legítimo y constitucional del Presidente Nicolás Maduro: acaparamiento y escasez de productos de la cesta básica; y luego, desvío en su distribución comercial para introducir el "bachaqueo" y las grandes colas de personas en todo el territorio nacional. Ésto, generó confusión y descontento en la población venezolana, y un triunfo electoral a la oposición política venezolana que le dio la mayoría calificada del Parlamento Nacional.

El ansias de poder y desespero, con su característica petulancia que les distingue y mostraron durante los días del golpe de estado al Presidente Chávez, floreció de nuevo en el seno de la Asamblea Nacional cuando los diputados mayoritarios juraron deshacerse de la presidencia de la República. Su arrogancia los condujo al desacato a una orden judicial del máximo tribunal del país, y consecuentemente a su inoperatividad política haciendo nulos todos sus actos legislativos. Arrogancia y torpeza!

Pero siguieron con la agresión al pueblo venezolano, generando guarimbas, actos terroristas (destruyeron autopistas, edificios y transportes públicos, mataron personas afectas al gobierno), y más acaparamiento de los productos de consumo familiar y precios elevados hasta la irracionalidad, por su obsesión enfermiza de "sacar" a Maduro del poder.

No obstante, la conciencia y tolerancia noble de un pueblo ha contenido el estallido de una guerra civil; pero también, el pulso de un gobierno y la claridad del alto mando militar y soldados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Que conste que no niego las desviaciones, corrupción u otras plagas delictivas, que padecemos hacia dentro de la administración pública en todos los niveles; y al combate de ello estamos llamados todos, pero no con actos terroristas, apátridas ni magnicidios.

He dicho y sostengo, nunca una clase política le ha hecho tanto mal a Venezuela como lo que en 20 años ha hecho la oposición política venezolana, aglomerada en su esencia en la otrora Coordinadora Democrática, que paralizó y destruyó la industria petrolera, y la Mesa de la Unidad Democrática con el bloqueo económico y financiero del cual son cómplices y coautores; sin dejar por fuera el acompañamiento necesario de los grandes medios de comunicación e información televisivos y radiales.

Ahora aparece la luz en el túnel. El Plan de Recuperación y Crecimiento Económico del gobierno venezolano, sin dudas, es un escudo a tanto maltrato opositor al pueblo de Venezuela. Requiere perfeccionamiento, acompañamiento, articulación, y sobre todo voluntad de TODOS los venezolanos para hacer un país próspero y distinto. No espere que lo llamen, vaya usted y aporte desde donde esté, con su conocimiento técnico, científico y empírico, para lograr la transformación.

Entienda de una vez que no es para Maduro sino por Venezuela.

Particularmente, estoy convencido -y allí mi propuesta- que el Estado Vargas podría ser un espacio para palpar en muy corto tiempo la transformación, el crecimiento, la prosperidad de la Venezuela que muchos soñamos. Una alianza estratégica con China, Rusia, y otros países como Portugal, Irán, podría procurar la construcción de una red de vías férreas que acerque los pueblos de Carayaca al centro y región costera oriental del Estado Vargas (y con el Estado Miranda hacia el Este, Caracas al centro y Aragua al Oeste), facilitando la producción y distribución de alimentos (hortalizas, frutas, verduras, ganado porcino, aves). Pero también la construcción de cientos de muelles a lo largo de sus costas para el transporte marítimo turístico y pesquero, la pesca artesanal, el transporte comercial en el propio Estado (vale decir, entre Chuspa, Naiguatá, Macuto, Catia La Mar, La Salina, y más allá) y con otros Estados y países (Puerto La Cruz, Barcelona, Pampatar, Los Roques, Mochima; Aruba, Curazao).

Por supuesto que tal ambición requiere voluntad, creatividad e iniciativa, pero también deponer actitudes confrontadas entre los gobiernos municipal y estatal (que han existido y existen, aún siendo del mismo partido político); así como el llamado y concurso de profesionales y técnicos, militantes o no de la revolución, pero mucho más útiles en esta propuesta que personeros ineptos que se han gozado y aprovechado, por su carnet psuvista y jalabolismo a ultranzas, de algunos beneficios que el gobierno ha procurado para el pueblo (créditos, productos del Clap, de Mi Casa Bien Equipada, viviendas, etc) -de lo cual hemos denunciado formalmente.

Mucho se ha hablado y poco se ha hecho. Tampoco ha sido fácil resistir a tanta agresión opositora en lo que va desde el inicio del gobierno bolivariano, con Chávez, hasta hoy; mucho esfuerzo se ha ido solo en eso, en resistir.

Es tiempo de hacer, de avanzar y vencer, para la transformación necesaria; bajar de la letra del prólogo y del texto constitucional a la acción del hecho constitucional del nuevo Estado Nación. Bajar del podio revolucionario la retórica chavista y subir la acción que procuró la enseñanza de aquel Comandante barinés. Construir, hacer, transformar y callar; porque entonces el silencio será el mayor de los estruendos de estos tiempos de victoria revolucionaria.

Venceremos!!

Dr

E-mail: rrreges@hotmail.com

Twitter: @raulrreges



Esta nota ha sido leída aproximadamente 504 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /economia/a268962.htmlCd0NV CAC = Y co = US