De lo económico, al congreso del PSUV y Chávez

La principal determinación en las relaciones sociales de producción, es la económica y, esto es precisamente lo que está agobiando al Pueblo trabajador, honesto, ese sector de la población que no vive del mercado especulativo, sino que depende de un salario y del trabajo honesto.

Es lo económico lo que ha obligado a miles de venezolanos a emigrar con el sueño fallido de mejor vivir o, por lo menos, no morir de hambre y mengua, no porque no haya nada en Venezuela, sino porque aquí, no hay sueldo que aguante y resista la hiperinflación desatada como estrategia política y oportunidad de lucro fácil, para liquidar el chavismo, lo que pasa por la necesaria salida de Nicolás Maduro Moros, tal y como lo están planteando desde el exterior y hoy lo gritan unos, lo rumian otros y, sobre todo, lo están cocinando, tanto la burguesía parasitaria que ha sido tratada con guantes de seda y la que se ha aprovechado del gobierno al que odia, como también, algunos militares con poder de fuego, corruptos y aliados naturales del sector especulativo y de la derecha golpista que se apresta a la toma del poder político al servicio imperial estadounidense.

Es, en este contexto económico, político y social dantesco, en el que el Presidente Nicolás Maduro ha anunciado el pasado veinticinco de julio del dos mil dieciocho (25/07/2018), un conjunto de medidas económicas que, a primera vista lucen como un cachetadón (bofetón) al sector de ladrones especuladores y terroristas económicos, de no ser porque al advertirles con tiempo suficiente y conteo de protección, hasta que las medidas entren en vigencia desde el próximo veinte de agosto (20/08/2018), esto les ha servido para que ellos reacomoden sus tácticas económicas y lleven al paroxismo del desastre y especulación económica, sus subidas alocadas de precios y busquen innovadas formas de quiebre económico y social de la mayoría de los venezolanos, porque al advertirles, los especuladores se han amparado en aquello de "guerra avisada", que los pone en grandes ventajas para que protejan sus capitales, haciéndolos así, aún más híperpluscuammillonarios, mientras en el camino van muriendo arruinados muchos venezolanos, que con su hambre y padecimiento pagan los costos de este desastre económico. Cuando una medida económica se anuncia para enfrentar alguna distorsión económica, debe aplicarse enseguida, para evitarse males mayores.

El caso es que con toda estrategia de terrorismo que nos acorrala y con ese conteo de protección tan exquisito, los sectores parasitarios y esa derecha que hace alquimia de la economía, no saben qué hacer o cómo atajar el anclaje del nuevo Bolívar Soberano al Petro y no son pocos los que desde nuestras filas, desde el chavismo y el PSUV, tampoco tienen la más reperegrina idea de las bondades de esta medida, lo que los ha llevado a entorpecer esta medida, aún sin entrar en vigencia, mientras que, dos personas, claras en su propuesta y dedicadas al estudio de la criptomoneda, tan preocupados como el resto de individualidades y grupos que han hecho propuestas económicas al Presidente Nicolás Maduro, se han dedicado a la prédica, desde antes de la asunción de esta medida por parte del Presidente Maduro y su equipo económico, hasta la presente fecha, aunque aún faltan más espacios expeditos para que desde su pedagógica explicación y noción de los que significa este anclaje, tanto el gobierno, como el Pueblo, nos aprestemos a hacer efectiva y exitosa esta medida, Me refiero a los profesores investigadores, Emilio Hernández y Víctor Theoktisto, a quienes se hace pertinente y necesario, escuchar y leer, para que esta medida no termine siendo distorsionada, es decir, puteada o al servicio de la burguesía como instrumento para la fuga de capitales.

Este anclaje del Bolívar al Petro, en palabras sencillas, consiste en que el valor del Bolívar Soberano (B.S.) dependerá del valor de la criptomoneda Petro y ésta, a su vez, no depende de plataformas especulativas de cambio de divisas, sino que su precio depende directamente, del precio del barril del petróleo venezolano, en los mercados internacionales, Siendo así, el valor del B.S. no dependerá de su relación con el Dólar estadounidense ($), cuya base y tasa cambiaria es especulativa en Venezuela, sino que dependerá directamente, del recurso energético petrolero y su valor en los mercados internacionales, más allá de cualquier manipulación del gobierno estadounidense en el cártel de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), tal y como fue desde su fundación, hasta que por intermedio del Comandante Hugo Chávez, la imposición de precios y mercados empezó a erosionarse y se alcanzaron precios justos. Por otra parte, el valor del B.S., no sería homologado con el valor del dólar estadounidense, cuyo valor real del dólar no tiene ningún sustento real en la Reserva Federal estadounidense, sino en su fuerza bélica imperial y su imposición como moneda de transacción y fijación de precios del crudo en los mercados internacionales, fenómeno que ya empezó a desaparecer en países productores y grandes compradores, entre los que destacan Rusia, como el mayor productor del mundo, junto con Arabia Saudita, mientras que China como gran comprador, cotiza en su moneda, el Yuan, al igual que el rublo ruso y en el caso venezolano las cotizaciones empiezan a darse en euros y petros. Y, por esta vía, ya los países aliados de EEUU de la Unión Europea, ante las restricciones, chantajes y prácticas de dumping de Donald Trump, empezaron a cotizar en Euro, cuyo valor es más sólido que el dólar estadounidense. En fin, la ilusión de una tasa cambiaria fija de 1 BS igual a 1 dólar estadounidense, es totalmente falsa e infundada. Además, sería el camino más precioso para que los ladrones neorricos de Venezuela fuguen sus capitales en menos de lo que canta un gallo. Por supuesto, es evidente el hecho de que por segunda vez, después de Cipriano Castro, el BS significa la revaluación y rescate soberano de la moneda venezolana.

Por otra parte, entre las medidas anunciadas por el Presidente Nicolás Maduro, el hecho de que el banco Central de Venezuela pueda, mediante la oferta de un campo petrolero, ofertar bonos y papeles internacionales, ofrece la posibilidad de la inversión extranjera y la recapitalización del BCV en divisas extranjeras.

Pero, tanta belleza debe hacerse material y concreta en una población que ha quedado devastada y arruinada económicamente, lo que nos lleva a muchos a pedir que el acceso al Petro sea expedito y flexible, con reformas a las leyes, como la de Cajas de Ahorros, en donde esta puedan servir de garantes e intermediarias para créditos a cada trabajador en Petros y que éstos trabajadores puedan acceder, al detal, por vía electrónica, a la compra de bienes y servicios, con países aliados de Venezuela, al mismo tiempo que la exoneración arancelaria a las importaciones alcancen las compras de todos estos productos.

Y, como corolario de estas medidas, la más importante, para frenar la onda expansiva de la especulación, usura e hiperinflación, ha de ser los llamados precios acordados que aún no han sido acordados, mientras que los que, por ejemplo, Empresas Polar está imponiendo, son de usura, en medio de la impunidad. Esto significa que si no se imponen precios justos, la hiperinflación continuará y se agudizará. En el horizonte, aún, nada parece que esta medida de precios congelados sea realidad, porque no hay voluntad política de hacerlo y, como dijo el Constituyentista Julio Escalona, el Partido y el gobierno nacional están infiltrados por la derecha que trabaja para ellos. El caso es que sin una congelación de precios justos, para luego sentarse a discutir, con sanciones justas y confiscaciones a quienes los violenten, de nada servirán todos los demás esfuerzos en materia económico financiera y, menos aún, para impulsar una economía productiva, porque es falso que sólo produciendo saldremos de esta crisis. Y para alcanzar esto, el gobierno que preside Nicolás Maduro tendría que tomar la decisión de abandonar las complacencias con la burguesía y con la derecha parasitaria que controla los medios de producción.

Y, en este mismo contexto o pandemónium, nos encontramos con dos hechos de gran relevancia: el IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el cumpleaños 64 del Comandante Hugo Chávez. En cuanto al PSUV, es histórico este Congreso, porque de él depende que perdamos el gobierno antes de la culminación del segundo período de gobierno de Nicolás Maduro y que perdamos todo lo alcanzado en revolución de la mano del Comandante Hugo Chávez.

Hoy, no son pocas las andadas y escarceos entre la alta dirigencia del PSUV en el ánimo de salvar al gobierno, los unos y en salvar su pellejo los otros que en medio de tanta crisis, roban y ostentan grosera e impunemente, mientras que el país, el Pueblo trabajador, anda haciendo los sacrificios que nos piden y andamos con nuestras vidas arruinados y miserabilizados.

En cuanto a los delegados, fue un excelente el ejercicio hecho para las elecciones de todos los delegados al IV Congreso, pese a que no representan la fuerza determinante y el poder real para la imposición de acuerdos y resoluciones, aunque las plenarias serán un reflejo de lo que pasa en el país y advertirán el destino del Partido y de la Patria, en el corto y mediano plazo.

Ahora bien, nadie espera del PSUV y de sus resoluciones, una letanía de buenas intenciones. Ya de eso, el Pueblo está hastiado. Este Partido nuestro, no solo de los chavistas militantes del partido, sino del país entero, como expresión concreta de la nueva identidad del venezolano, debe ser e debe imponer al gobierno que preside Nicolás Maduro: 1. Contralor de la gestión gubernamental, en lo que se debe hacer, en lo que no se debe hacer y en el enfrentamiento de las lacras de la corrupción; 2. Garante de que no se desvíe el camino por la construcción del socialismo, sobre todo, en materia económica, en la nueva institucionalidad y; 3. Dar un nuevo rumbo al gobierno y al país, en un lapso perentorio de seis meses, en caso de que no hayan los cambios profundos que requiere la Patria y el gobierno en materia económica y en las políticas sociales, que tenga repercusión directa en el Pueblo trabajador y la familia venezolana. Y si no lo hace el PSUV y sus direcciones que han de renovarse, producto de este Congreso, podemos estar seguros de que perderemos al Pueblo y es allí en donde los intereses de la derecha criolla, bajo los dictámenes del gobierno estadounidense se impondrán sobre todos los venezolanos, pasando por la salida de Nicolás Maduro, la liquidación del chavismo, la muerte de los dirigentes de base chavistas y la imposición del viejo modelo burgués de Estado y de gobierno. Sólo con la acción revolucionaria, estaremos honrando el pensamiento, la obra y todo cuanto representa para los venezolanos el comandante Hugo Chávez Frías, para que no solo lo celebremos en cada cumpleaños, como en este aniversario 64, sino en el resto de los años, como nuestro Liberador del siglo XXI.

NOTAS NECESARIAS:

1. El Terminal terrestre La Bandera, es un emblema de pésima gestión, tráfico de drogas y billetes o papel moneda, bachaqueo y robo a los pasajeros. Esta situación decadente en este terminal capitalino adonde llegan todos los venezolanos, estaba en pésimas condiciones desde hace años. Pero, ahora, está en una situación de colapso inaudito, lo que merece la atención de la ciudadana alcaldesa Érika Farías. Resulta que funcionarios policiales municipales y nacionales, militares de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), personal de seguridad del Terminal y personal administrativo son cómplices del guiso con los billetes y, ahora es peor: los autobuseros con mafias de delincuentes que circulan dentro de los andenes y espacios en donde las personas hacen sus colas para montarse en autobuses, revenden los pasajes y el acceso a los autobuses, si los incautos o desesperados pagan una cuota de cien mil bolívares adicionales al precio especulativo que le impongan por el pasaje. Por otra parte, las líneas extraurbanas venden los pasajes en efectivo y a lo arrecho, sin fiscalización permanente, sin orden y sin concierto, lo que permite además, el tráfico de drogas y los robos a los pasajeros. Por ejemplo, los pasados días jueves, viernes y sábado, estos delincuentes funcionarios se llenaron los bolsillos con lo robado a los pasajeros, en complicidad con las bandas de delincuentes formales que ahí hacen vida.

2. No sé cómo decirlo en mejores palabras. Pero sé que los funcionarios del SEBIN sabrán explicárselo mejor al Presidente Nicolás Maduro. Resulta que los casos de corrupción de ministros, directores y funcionarios, son una de las causas de lo que estamos padeciendo, gracias a la impunidad. Pero, de ahí a que un ministro se pase la vida entre palo y palo, caña y caña, frecuentando prostitutas formales e informales o llamadas Scorts, con dinero del Estado, todos los días de la semana, hasta las 4 o 5am, para luego dormir una o dos horas, levantarse y meterse un jalón de perico (cocaína) a la vista de los funcionarios de sus caravanas de escoltas a quienes tiene mamaos, llegando tarde a reuniones convocadas por él, improvisando qué hacer, dejando todo en manos de subalternos suyos adscritos a sus despachos, con más poder que los viceministros, con el desangre de las finanzas en supuestas inversiones para llenar los bolsillos de ese clan de corruptos, es el paroxismo de la corrupción y algo intolerable que debe ser atacado inmediatamente. Es, en casos como uno de éstos, la razón por la cual la cartera a su cargo está en franco colapso y el daño que hacen tipos como el aludido, es irreparable.

Dr. Luis Pino

@l2pino2



Esta nota ha sido leída aproximadamente 776 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alexander Pino Araque

Luis Alexander Pino Araque

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /economia/a267010.htmlCd0NV CAC = Y co = US