(Proyecto Venus)

Podemos vivir sin dinero! ( I )

 

"Si realmente se desea poner fin a la guerra, la pobreza, el hambre y la mayoría de los crímenes, lo que tenemos que hacer eventualmente a través de la educación, es declarar todos los recursos de la Tierra como patrimonio común de todos los pueblos del mundo. Eso sería lo primero. Si ello se logra, podemos terminar con todas las fronteras artificiales que separan a las personas".

Jacque Fresco

 

Cuando comprendamos que no es el dinero (dólares, euros, yuanes, rublos, bitcoins, petros, etc), sino la inmensa pero limitada cantidad de recursos naturales que tenemos disponibles, junto con la tecnología inventada por el ingenio humano, la automatización, la robotización, lo que nos permitirá mejorar las condiciones y la calidad de vida de los pueblos del mundo,entonces nos daremos cuenta que el enfoque más adecuado que podemos tener, para satisfacer las necesidades de toda la humanidad, es la administración inteligente, eficiente, racional y justa de dichos recursos, pues es de estos recursos que obtenemos los materiales para producir todos los bienes que necesitamos y es la tecnología la que nos permitirá hacerlo de la mejor manera posible. Será entonces cuando habremos dado un gran salto en la dirección correcta para salvar la humanidad.

Como hemos visto, no es con billetes, o con monedas que construimos un mueble, un auto o una casa. No es con dólares, euros, yuanes o criptomonedas que producimos los alimentos. Todos los bienes de consumo o de producción son elaborados con recursos naturales como el agua, el hierro, cobre, aluminio, petróleo, etc. Por lo tanto, son los recursos naturales, tecnológicos, humanos, etc., lo que debemos administrar con sabiduría, eficiencia, justicia y racionalidad.

Con el dinero, no se produce nada. Si nos encontramos en un lugar desierto con un millón de dólares, pero sin alimentos, nos moriremos de hambre.

Pero el dinero no solo no es necesario, sino que se ha convertido en el principal obstáculo para mejorar la calidad de vida de la inmensa mayoría de la población.

Es un obstáculo porque el dinero y la necesidad de lucro, existen fundamentalmente como una barrera para obtener los recursos necesarios para vivir bien, pues como el lucro es mayor mientras mayor sea la escasez, real o asumida, virtualmente, dentro del sistema monetario, todo tiene un objetivo financiero: "para todo se requiere dinero".

Por otra parte, para tener dinero, solo basta imprimirlo o "minarlo", como hacen en la actualidad quienes tienen la potestad de hacerlo. Pero el único resultado obtenido al producir demasiado dinero es generar una gran inflación, como ha sucedido últimamente en Venezuela.

Nos han sembrado un mito, nos han implantado un chip, que se ha fortalecido cada vez más en nuestras mentes, en especial a partir de la Revolución Industrial del siglo XVIII y con la globalización del capitalismo, que nos hace vivir con temor, rodeados de líderes incompetentes y dentro de un sistema de valores obsoletos y además nos pretenden convencer que el dinero lo es todo, que el dinero es imprescindible, que para todo se requiere dinero, que la felicidad solamente se obtiene con dinero, que quien no tiene dinero no puede ser feliz, que sin dinero no se puede disfrutar la vida, que el éxito consiste en tener dinero, que quien no tiene dinero es un fracasado, que el dinero es necesario para la defensa y la seguridad nacional de los países, para las campañas electorales, en fin, que sin dinero no podemos vivir, lo cual es absolutamente falso.

En esto han colaborado y siguen colaborando, casi todos los gobernantes, dirigentes y gobiernos del mundo, quienes se benefician con ese estado de ignorancia de la población mundial. También han colaborado instituciones como la familia, la iglesia, la escuela y el estado para convencernos, que sin dinero, la vida no es posible. Recordemos lo que nos decía Bolívar: "Por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza". Para engañarnos han empleado los medios de comunicación a nivel global, con todo el aparataje de la industria publicitaria y los diferentes sistemas de crédito como tarjetas, préstamos a largo plazo, junto con las modas, los continuos cambios de modelo de los productos, etc., que nos crean necesidades ficticias y nos inducen al consumismo, es decir, a comprar lo que no necesitamos, e incluso muchas veces, lo que nos molesta, no nos gusta, o nos causa daño.

El Proyecto Venus pretende cambiar ese chip y suplantarlo por pensamientos, ideas y acciones constructivas, tomando ventaja de lo avanzados que estamos como especie y buscando un comportamiento más racional y vanguardista.

El Proyecto Venus propone un sistema que cubre, mantiene y desarrolla la sociedad humana, implementando la Economía Basada en Recursos (EBR), llamémosla por ahora Ebarecismo. Continuaremos hablando de ella en los próximos párrafos y artículos.

Un Sistema Monetario es todo acuerdo que exista dentro de un territorio (puede o no ser un estado) en el cual se establece un estándar de valor a un determinado objeto, que es usado como medida de riqueza y referencia de valor de todos los demás bienes y servicios que pueda haber.

Un Sistema Monetario es aquel, en que, el valor de todos los objetos se fija en base a uno en particular, llamado moneda o dinero. A lo largo de la historia se han empleado diferentes monedas cuya presencia suele estar limitada; algunas de ellas han sido metales como el oro y la plata, pero también han existido otras como la sal (de donde viene la palabra salario).

Hemos empleado sin cuestionar desde hace miles de años, este modelo económico basado en la escasez y en el dinero. Este modelo funcionó durante muchos años. Pero actualmente son mayores los daños que causa a la mayoría de los habitantes del planeta que los beneficios que produce.

El Sistema Monetario nació como una necesidad para reemplazar el intercambio o trueque de mercancías. Posteriormente apareció el comercio y consecuentemente el lucro. De esta manera las transacciones comerciales aumentaron y con el transcurrir del tiempo el uso del dinero ha ido transformándose paulatinamente en un mecanismo de presión económica entre las personas y los pueblos hasta convertirse en un sistema opresor, injusto y perverso, que ha logrado aumentar la desigualdad, la pobreza, las guerras y el hambre entre los seres humanos, generando cada día más daño en la población del planeta por la degradación del medioambiente debido entre otras cosas a la contaminación producida y la destrucción exagerada de los recursos naturales.

El Sistema Monetario no es malo per se. Fue la mejor opción durante muchos años. Contribuyó con el crecimiento de la humanidad, pero es incapaz de solucionar los problemas actuales de un mundo que ha evolucionado enormemente por la automatización y las nuevas tecnologías.

Para hacer más grave, injusta e insostenible la situación general de la humanidad, un pequeñísimo grupo, (menos del 1% de la población mundial), se ha apoderado a lo largo del tiempo, de los recursos naturales del planeta, con la complicidad de casi todos los gobernantes y los gobiernos del mundo, quienes se han sometido voluntariamente, o presionados por el poder del dinero, (con algunas valiosas excepciones que pagaron con su vida), a esa élite mundial, convencidos de que dicho sometimiento les podrá asegurar mantenerse disfrutando del poder político alcanzado. Es así como vemos actualmente, que todos los gobiernos de América Latina, por solo citar un ejemplo, se desviven y hasta se desmueren por someterse al poder económico, bien sea de origen estadounidense, chino, ruso o de cualquier procedencia, mientras abandonan a su suerte a los habitantes de estos países, que son los verdaderos propietarios de los recursos y del conocimiento que existe. Pero el caso de América Latina no es único, esto sucede con casi todos los gobernantes y gobiernos del mundo, los cuales se encuentran sometidos al poder económico y financiero mundial de dicha élite.

Las últimas crisis económicas y financieras han demostrado que este modelo, además de ser injusto, está obsoleto, no satisface nuestra realidad, y está arriesgando nuestra supervivencia al destruir el medioambiente, provocar enormes y continuas guerras, delincuencia, corrupción, pobreza, accidentes, abandono en la investigación científica, etc.

¡Es hora de cambiarlo!

Es por todo esto que se impone urgentemente, cambiar el modelo de la Economía Basada en el Sistema Monetario (EBSM), que ha predominado durante miles de años, por la Economía Basada en Recursos (EBR), o Ebarecismo.

La Economía Basada en Recursos (EBR), o Ebarecismo, es definida como aquella en la que no se usa el dinero para resolver los problemas, o mejorar las condiciones de vida del ser humano, sino los recursos disponibles (naturales, energéticos, tecnológicos, humanos, etc.).

Pero para lograr el éxito de la EBR, es imprescindible que todos los recursos naturales, conocimientos y tecnologías en todo el planeta, sean declarados Patrimonio Común de toda la Humanidad, pues es con la administración inteligente y racional de dichos recursos y las tecnologías que tenemos, que podremos lograr el bienestar de la población mundial para los próximos miles de años.

Por las razones expresadas anteriormente, nuestro primer deber y nuestra principal preocupación en la actualidad, debe ser la creación y despliegue de una campaña para formar un Movimiento Internacional que promueva y convoque a un Gran Referendo Mundial con el fin de declarar todos los Recursos Naturales y las Tecnologías como Patrimonio Mundial de todos los habitantes de la Tierra, es decir, de toda la Humanidad, utilizando las Redes Sociales (facebook, twiter, whatsapp, instagram, etc), los medios de Comunicación e Información, haciendo un llamado a Hollywood e invitando a todos los grandes directores y artistas a que se unan para realizar una gran producción cinematográfica con el fin de promover y fortalecer dicho Movimiento Internacional, destronar la élite económica mundial y salvar la Humanidad, pues de no ser así, vamos inexorablemente hacia nuestra destrucción. Cada uno de los habitantes del planeta, desde la posición que ocupa y con los medios a su disposición debe convertirse en un promotor y difusor de esa campaña en pro de dicho Movimiento Internacional para salvar la humanidad.

Con la inmensa y casi infinita cantidad de energías limpias disponibles en nuestro planeta, (eléctrica, magnética, solar, eólica, geotérmica, mareomotriz, etc.), junto con la tecnología y avances científicos actuales que tenemos, podremos desarrollar procesos que nos permitan disfrutar la abundancia de los recursos durante miles de años, sin la necesidad de un intercambio monetario, crédito o servidumbre de ningún tipo. Así como proporcionarle a cada ser humano el más alto nivel de vida posible, dándoleacceso a la satisfacción de todas sus necesidades, como vivienda, alimentación, salud, educación, transporte, entretenimiento,etc., sin tener que pagar, endeudarse o trabajar, es decir sin la necesidad del dinero.

Sinceramente invito a todos los lectores para que nos sumemos desde este momento, desde nuestra posición y con los medios a nuestro alcance para aportar nuestro grano de arena y ayudar a cambiar el mundo que hemos vivido para dejar a las generaciones futuras, nuestros herederos, unas condiciones de vida mucho mejores a las que hemos tenido nosotros, lo cual es posible debido al enorme adelanto tecnológico que tenemos y por lo cual ellos nos recordarán sin duda, muy agradecidos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 694 veces.



Gilberto Hernández Ortíz

Graduado en la universidad Nacional de Colombia en Licenciado en Ciencias de la educación especializado en el área de Física y Matemáticas Postgrado en Educational Media en la Universidad de North Carolina A&T State University año 1984 - Greensboro, N.C Prof. Jubilado de la Univ. de Oriente (Núcleo Anzoátegui)

 gilnandez@hotmail.com

Visite el perfil de Gilberto Hernández Ortíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gilberto Hernández Ortíz

Gilberto Hernández Ortíz

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a260533.htmlCd0NV CAC = Y co = US