La Ganancia: Principio y fin de la Economía

De hace muchos años se ha tratado de resolver la misteriosa incógnita sobre el control de los precios; hemos visto en la actualidad los ingentes esfuerzos del gobierno por tratar de controlarlos y hasta el día de hoy vemos como lejos de solucionarlos cada día la situación empeora más aún sin que haya alguien que proponga algo distinto o al menos algo que vislumbre su solución.

Hemos dicho en reiteradas ocasiones que el control de los precios dentro del marco o modelo capitalista no es viable, sencillamente porque todo lo que se ha hecho al respecto ha fracasado, está a la vista y no hace falta enumerarlos, ha sido un problema para este y gobiernos anteriores, pero con mayor énfasis en el proceso de cambio revolucionario lo que implica una mayor dificultad al enfrentarse al ya instalado y viejo modelo capitalista con el nuevo modelo socialista revolucionario que plantea una mejor distribución de la riqueza para el pueblo.

Sería necio entrar en debate sobre las causas que han acentuado el problema de los precios, es innegable que entre los dos modelos político económicos hay una pugna en la que no hay reconciliación posible, no podemos esperar "negociar" eso es una gran utopía, el sector comercial y empresarial son y serán enemigos acérrimos del proceso revolucionario, estos tomaron partido político desde el mismo momento en que el comandante Chávez asumió la presidencia, las contradicciones se acentuaron más aun al declararse el gobierno como Socialista.

Con lo anterior podemos fácilmente deducir que efectivamente existe o estamos en plena guerra económica, quien lo niegue o dude sencillamente está totalmente desfasado, de tal manera que lo que procede es el análisis de esta guerra, sus actores, estrategias, formas y aplicaciones, para poder entender los efectos, sus consecuencias y por sobre todo como contrarrestarlas o resolverlas tal cual como se resuelve un crimen, de hecho, viendo las nefastas consecuencias de esa guerra las deberiamos considerar como un crimen de lesa humanidad.

Los actores opositores que mueven las fichas y aplican las estrategias contra la economía del país son harto conocidos, como también sabemos que el gobierno revolucionario mueve sus fichas para tratar de contrarrestarlos, solo que esas acciones de unos y otros las pudiéramos enmarcar en el viejo cuento de aplanar un cuero viejo, por una parte los capitalistas ordenan a sus cuadros con medidas como el ataque a la moneda, el gobierno responde defendiendo el salario del pueblo, la oposición ataca por medio de los comerciantes escondiendo los productos de primera necesidad y elevando los precios, el gobierno responde con leyes anti acaparamiento, la oposición mueve sus fichas en el exterior para evitar importaciones, el gobierno responde con el Petro, y así sucesivamente, es decir por un lado se les aplaca por otro se levantan de tal manera que enfrascados en dicha guerra solo ha habido dos resultados: el primero es el enorme enriquecimiento de comerciantes y empresarios sin haber obtenido las metas esperadas por el sector político y en segundo lugar: un pueblo muy disminuido económicamente con una muy alta inflación que ha venido soportado todos los embates económicos, pero que sin embargo en lo político lejos de disminuirse ha acrecentado su fervor por el proceso y su apoyo al presidente Maduro, esto está demostrado en los últimos eventos electorales y muy posiblemente en los que vienen.

Queda demostrado que el pueblo si está claro en cuanto a la guerra económica, sabe perfectamente quien es el enemigo, pero hasta cuándo puede soportar?, no lo sabemos, tampoco sabemos si el enemigo pudiera corregir sus erráticas formulas anti pueblo, o si de verdad está pensando en ganar por la fuerza, no lo sabemos, pero mientras tanto debemos a lo interno hacer algo y parar de una buena vez con la inflación inducida y criminal, sabemos y creemos firmemente que la principal formula es la de producir todo lo que consumimos, no estar supeditados a factores externos, tenemos todo lo que se requiere para hacerlo, pero ¡por favor!, que no sea con la agricultura urbana, esta pudiera ser una opción complementaria tal como lo proponemos en nuestro proyecto, igualmente proponemos desistir de una buena vez del control de los precios, proponemos que mediante un Software cuyas aplicaciones están dirigidas al Control de la Ganancia, que como decimos es el principio y el fin de toda actividad económica ya que todos, absolutamente todos quienes incursionan como empresarios, comerciantes, prestadores de servicios, productores, artesanos, etc. buscan percibir una ganancia, de eso nos quepa ni la menor duda, es por ello que bajo la premisa "¿de que nos sirve acaparar productos, especular, remarcar precios, si tenemos una Ley de Costos y Precios justos que nos limita la obtención de las ganancias y que cualquier exceso de ellas van a ser confiscadas por el gobierno?", hagamos un análisis de la trayectoria de la mercancía desde su producción hasta su consumo y veremos que todas las variables conducen indefectiblemente a LA GANANCIA, Esperamos haberles sido útiles, hasta la próxima



Esta nota ha sido leída aproximadamente 563 veces.



Gonzalo Ochoa Díaz


Visite el perfil de Gonzalo Ochoa Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gonzalo Ochoa Díaz

Gonzalo Ochoa Díaz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /economia/a258377.htmlCd0NV CAC = Y co = US