Compatriota Mario Silva

Estuve viendo la grabación de su último programa de La Hojilla, donde usted explicó muchas cosas relacionadas con nuestro Cripto Activo: El Petro. Toda esa información me pareció excelente, ya que soy de los que cree (para un opositor rancio: otro iluso más), que el Petro es una salida magnífica, y trascendente como iniciativa para solventar en un plazo corto, ciertas coyunturas relacionadas con la guerra económica actual, que libramos todos los venezolanos.
Ahora, amigo Mario, mientras esto ocurre, el enemigo nos va dando un revolcón en el estómago. Cada día nos la pone más difícil para adquirir los alimentos (ropa, imposible comprar). El enemigo se disfraza dentro de la empresa del Estado; se disfraza de banquero, de los bancos del Estado; se disfraza de servidor público, y con una sonrisa te despide burlándose de ti, del pueblo. ¿Qué hacemos, Mario? La gente se está desesperando, se está muriendo de hambre, Mario.

Los servidores públicos ganamos muy poco, unido a ello, para poder comprar algo económico, tiene que ser en efectivo, ya que a través del punto, es al menos el doble del precio. Aquí en Bolívar, tu tierra, conseguir efectivo representa una odisea, te cobran entre un 100 a un 150% por Bolívar.

En las colas interminables de los bancos, he podido escuchar lo siguiente: Si la banca pública, por donde nos pagan nuestros sueldos, nos entregan en la semana, en un sólo monto, 500.000,00 Bs.,

Ocurrirán dos cosas positivas: 1) Las colas se minimizarian, ya que eso es lo que cobramos en una quincena o un mes.

2) Con ese monto, podríamos obtener más alimentos por contar con efectivo.

Creo, por otra parte, que uno de los peores errores cometidos, fue quitarle la posibilidad a los chinos (que de por sí, nos saquean con sus precios, con no pagar impuestos ya que no dan factura, nos dicen ladrones, ...) de darnos efectivo por un pequeño porcentaje. En vez de hacer esto, debió llegarse a un acuerdo debido a la guerra de TODOS los bancos, de que nos cobraran solo un 5%, pero ahora, ellos, y los demás que pueden obtener efectivo, además de aumentar los productos a todo el porcentaje que les de la gana, lo venden a no menos del 100%. Y si no es así como digo, ¿Cómo es ahora no se ve a los chinos depositando en los bancos?

Pero volvamos al tema Mario, ¿Qué hacemos para no morir de hambre antes de la llegada del Petro?
Al llegar éste, y que ya todos podamos cancelar con sólo manejar un celular inteligente, ¿Hemos tomado en cuenta, que ya la mayoría no lo tiene? A la mayoría, se los robaron, o les cayó la obsolescencia programada, lo vendieron, y pare de contar, ¿estamos preparando un plan para ello? Recuerda, mientras podamos resistir sin morirnos de hambre, o que el pueblo tome otra solución, y el gobierno se nos vaya de las manos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6048 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US Y ab = '0' /economia/a257795.htmlCd0NV CAC = Y co = US