El Billete de Cien Bolívares resucitó de las catatumbas del pueblo mismo (sigue vivito y coleando)

"Tienes un minuto para leer este artículo ya que al final se evaporara como polvo salarial en el camino".

El billete de a cien Bolívares apareció de repente allá en las catatumbas del pueblo mismo y el BCV para competir con los Bachaqueros de billetes presentes en todos los centros de distribución de alimentos, cobrando comisiones entre 10% y 25% en vez de retirarlos introdujo 70 millones de nuevos billetes de a cien, resucitando y apareciendo relucientes, nuevecitos con olor al conspirador Departamento del tesoro de EEUU de donde se emitió la orden a la empresa "Crane Currency" para imprimir los billetes de a Cien bolívares, cuyo costo de impresión es mayor que su valor nominal,

Por esa vía, la tan cacareada salida del viejo cono monetario es una falacia y la empobrecedora emisión de dinero inorgánico con un aumento de 125 mil por ciento, en la base monetaria (1999-2017) terminara con el Modelo Socialista que tanto le costó al Comandante Eterno, ya que el pueblo dará al traste al encontrarse que sus billetes no tiene respaldo en la producción de bienes y servicios, y dejaran de creer a los brillantes asesores del gobierno, al achacarle el mal a Colombia y a la inexistente Guerra económica.

De toda esta esquizofrenia política podemos concluir que ambos polos políticos han perdido todo sustento social, desprecian a la economía como ciencia y se debaten en fortalecer sus debilidades. Si el gobierno quiere detener el caos debe disciplinarse fiscalmente y no seguir emitiendo dinero inorgánico por parte de un vergonzoso Banco Central de Venezuela, que solo ha servido para sostener el gasto, aumentar nominalmente el salario y realizar políticas asistenciales y clientelistas, cuando el pueblo despierte de esta ilusión monetaria ya no quedara país.

Todos los hechos nos confirman que ante esta realidad la cohabitación traumática de la MUD-PSUV llego a su fin. Se hace necesario la redimensión política, nuevos actores, una nueva agenda económica, que pasa en estos momentos de crisis sistémica por revisar lo oneroso del pago de la deuda externa, la unificación del salario con la Cesta Ticket, igualación de las pensiones al salario mínimo…sería un buen comienzo. Ajustarnos al grito de las catatumbas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1020 veces.



Miguel Pineda

Economista. Dr en Educación. Legislador al Consejo Legislativo del Estado Carabobo. Presidente de la Comisión de Ciencia Tecnologia del Consejo Legislativo del Estado Carabobo. Docente-Investigador de la Universidad de Carabobo.

 mpineda748@gmail.com      @mpineda748

Visite el perfil de Miguel Pineda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Pineda

Miguel Pineda

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a241832.htmlCd0NV CAC = Y co = US