Reportaje elaborado por la Corriente Clasista Campesina Nicomedes Abreu

La Carne y el Plan Colombia / Los precios se dispararon sin control alguno

2 de octubre de 2018.-

Este trabajo que la Corriente Clasista Campesina Nicomedes Abreu ha realizado, incluyendo consideraciones muy importantes, actuales y de acuerdo con los intereses que operan en la cadena de producción, comercialización y distribución del sistema cárnico, demuestra y deja claro: que los precios que paga el consumidor  se dispararon sin control alguno.

LA CARNE Y EL PLAN COLOMBIA

  1. La distribución en peso de los diferentes cortes de un canal bovino de 271 kg, que corresponde al 51,32% de un bovino en pie de 528 kg como se muestra en las Figuras 1 y 2.

 

 

  1. La proporción porcentual de los cortes de un canal de bovino de 271 kg de acuerdo con la clasificación de la carne para su expendio en carnicerías; y los precios actuales de referencia en Bs. S. de acuerdo al corte (Figuras 3 y 4).

 

  1. El análisis se realiza a partir de la propuesta de COFAGAN, aprobada por el Ejecutivo Nacional, de acuerdo con la cual los precios establecidos de la carne bovina en pie y en canal son de 40 y 90 Bs.S/kg, respectivamente. Lo que equivale para el caso que analizamos a 21.120 Bs.S (528 kg x 40 Bs.S/kg) y 24.390 Bs.S (271 kg x 90 Bs.S/kg).
  1. El criador de ganado, pequeño, mediano o grande, que asume todos los riesgos de la vida del animal, los costos de las medicinas veterinarias, minerales, vacunas, semillas de pasto, alambre, grapas, estantillos, alimentos concentrados, desgaste y reposición de maquinaria; y que sufre la inseguridad jurídica y personal, recibe por la venta al matadero de un ejemplar bovino de 528 kg en pie, 21.120 Bs.S.
  1. Los mataderos bajo administración pública y privada, comercializan el traste que incluye los sub-productos: carne de cabeza (2,5 kg), carne adherida al cuero (1 kg), chinchurria (1,7 kg), mondongo (6 kg), patas (4), hígado (5 kg), corazón (2 kg), riñones (0,4 kg), bofe (1,5 kg), lengua (0,8 kg), cuero, ojos, labios, hiel, librillo, pene del toro, cálculos, sangre, pezuñas y huesos, a precios que puede incluso quintuplicar lo que recibe el criador, en razón de los referentes especulativos en divisas, lavado de capitales y el contrabando de extracción.
  1. De acuerdo con los precios en los expendios cárnicos, la realización económica de un canal bovino, está en el orden de 94.300 Bs.S (Figura 4), que descontado el precio del canal (24.390 Bs.S) equivale a una diferencia de 69.910 Bs.S, distribuidos en las cadenas de distribución y comercialización final al consumidor.
  1. Queda claro en este análisis que los menos beneficiados son: el criador y cebador no ligado a la mafia de los mataderos y el consumidor final, que paga un precio que no guarda relación con los costos de producción, transporte, servicio de matanza, distribución y despostación final del canal bovino.
  1. En razón de lo anterior, las leyes de la república en el sector agrícola deben dirigirse:

1. A que los mataderos cobren por el servicio de matanza;

2. Que los ganaderos reciban los sub-productos para su libre comercialización; y

3. Que mediante una clara estructura de costos de producción y de las variables macroeconómicas, se establezcan precios justos de la carne en toda la cadena de producción, distribución y comercialización.

  1. Seguros estamos que al quitarle el especulativo negocio a los mataderos con los subproductos, a pesar de la inflación, la carne será accesible al consumidor a precios tolerantes.
  1. Las condiciones establecidas por el mercado, aunadas y aupadas por las prácticas tradicionales de los grandes comercializadores, han generado con sus conductas cambios en los hábitos de consumo de alimentos de la población. Y es en este reducto donde se han cobijado los "traficantes, lavadores de dinero, evasores de impuestos", quienes pretenden mantener este modelo económico y aliados con agroindustriales y comerciantes inescrupulosos que impide lograr una justa y equitativa distribución de alimentos  e ingreso social, constriñendo a pequeños y medianos criadores, por lo que debe como contrapartida someterse el abastecimiento, la distribución, intercambio y comercialización de alimentos e insumos a la regulación social.
  1. Aclaramos que de los dólares que hablamos, del precio de algunos subproductos, se sobreentiende que fluctúa de acuerdo al innombrable y malévolo dólar.
  1. Eliminar el diezmo que imponen a los ganaderos al obligarlos a entregar, a funcionarios del gobierno regional, avalados por un supuesto decreto, el 10% del ganado en venta.
  1. Nos preguntamos qué institución recibe beneficios de la dolarización de la carne o será que estamos en un celestinaje que enriquece a tirios y troyanos, menos al pueblo venezolano.
  1. Los mataderos cuando había el bochinche de dólares para importar, al ganadero criollo lo hacían esperar hasta tres meses en dichos mataderos, y les pagaban el valor a los treinta o sesenta días posteriores a la matanza.
  1.  Fuera del país el kilo de carne de bovinos vale 2 dólares y en los EEUU fluctúa en 2,40 dólares y en nuestra hermanastra Colombia fluctúa en 1,50 dólar. Con razón becerros, vacas y toros, carne y subproductos, por supuesto, entre otros rubros agropecuarios brincan la frontera y es el gran negocio de los lavadores de dinero del Plan Colombia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9980 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Revise noticias similares en la sección:
Actualidad


Revise noticias similares en la sección:
Lucha Campesina ¡A desalambrar!


Revise noticias similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/n333377.htmlCd0NV CAC = Y co = US