Policía del estado Monagas agredió a campesinos por una ocupación de tierras

18 Marzo de .- Como sí los asesinatos en manos de sicarios financiados por terratenientes no fuera poco, el Estado de Monagas se suma, con el accionar de sus fuerzas policiales a la represión contra el movimiento campesino. Dos niñas en delicado estado y 15 mujeres detenidas, entre ellas una embarazada y un compa con problemas de salud, fueron el resultado de la represión desatada en Monagas, acciones que han detonado una serie de protestas y movilizaciones realizadas por el Frente Campesino Socialista de Mongas en el día de ayer y hoy.

Reprimamos a los campesinos, olvidémonos de los paramilitares y latifundistas.

En primer lugar, la policía anti motines del Gobernador José Gregorio Briceño (PSUV), dirigida por el recién creado Comando Regional Contra Invasiones, reprimió una ocupación de tierras encabezada por el Frente Campesino en el sector Paradí, Parroquia Pica en Maturín, capital del Estado. Pese a que los campesinos desde hace dos años poseían una constancia de ocupación de las tierras, emitida por la Oficina Regional de Tierras (ORT) del INTI Monagas, según consta en el oficio número 1616RDPEP083243 y firmado por coordinador regional Josmal Rivas, fueron reprimidos violentamente y 15 mujeres fueron detenidas, golpeadas, vejadas y haladas de sus cabellos por parte de la policía de ese estado y en estos momentos son reseñados por el CICPC, como si fueran peligrosos delincuentes..

Por otro lado, y en una acción similar de rescate de viviendas ociosas con dos años abandonadas, los campesinos fueron violentamente atacados por la policía en la población de Amarilis. En esta oportunidad, dos niñas se encuentran en estado grave por asfixia al inhalar los gases lacrimógenos que las fuerzas represivas utilizaron para desmovilizar al grupo de campesinos y una compañera campesina abortó durante la acción violenta del estado.

Finalmente, y como si la violencia desatada por el estado contra los campesinos no fuera suficiente, otra protesta del Frente Campesino Socialista fue reprimida en el Silencio de Morichal Largo. En este sitio, los campesinos organizados se reunieron para impedir que el Alcalde de Maturín, José Maicabares del PSUV cerrara una clínica dirigida por médicos cubanos.

En Monagas son aliados de los latifundistas.

El movimiento campesino denuncia la relación del gobernador José Gregorio Briceño y el Alcalde José Maicabares, ambos del PSUV, con el fascista Comando Regional contra las Invasiones, que no pasa de ser una fuerza de choque del estado contra el movimiento campesino dirigida por los terratenientes de la zona.

Ante esta arremetida por parte del cuerpo policial del Estado de Monagas, el coordinador del Frente Campesino Socialista de Monagas, Jesús Lanz que agrupa a mas de 2000 productores informó que solicitan una comisión de la Asamblea Nacional y de los Derechos Humanos para que investiguen lo sucedido entre el día de ayer y hoy.

Además, los campesinos convocan a una movilización mañana para solicitar la libertad de todas las campesinas presas en el Circuito Judicial Penal que queda al frente del Liceo Miguel José Sanz en Monagas.

La vida por una carta agraria. Lucha a sangre del Movimiento Campesino Venezolano.

“Nelson López, dirigente campesino de larga trayectoria revolucionaria y reconocido luchador del Movimiento Campesino Jirajara y que desde hace varios años venia impulsado la recuperación de tierras, fue asesinado de ocho disparos cuando llegaba a su residencia ubicada en caserío La Bartola, del municipio Arístides Bastidas, comunidad cercana a Guama en el estado Yaracuy. “

Asi titularon en semanas pasadas los diarios y portales web el asesinato de otro trabajador agrario.

El asesinato de Nelson López viene a engrosar la larga lista de dirigentes agrarios que han caído a manos de sicariato pagado por las oligarquías latifundistas del país desde la entrada en vigor de la Ley de Tierras de 2001, que prohíbe el latifundio en Venezuela y en donde la lucha por la democratización de la propiedad de esta y la distribución de millones de hectáreas entre los campesinos ha generado una cruenta casería humana de humildes productores con visos de exterminio de la clase campesina del país.

Los primero caídos en el 2002 fueron los dirigentes del campo Pedro Doria, William Avendaño, Higinio Lago y Luis Mora quienes por defender la Ley de Tierras fueron asesinados por los latifundistas del Zulia y así comenzó una larga lista la que hoy suma la de Nelson López. Luego de estos camaradas asesinados en el 2002 los estados Apure, Portuguesa, Lara, Táchira, Mérida, Miranda, Monagas y Aragua entregarían a varios de sus hijos productores en pro de la lucha por la tierra. Solo en el 2007 morían manos de latifundistas 30 campesinos en todo el país.

En uno de los casos del 2004 después que el Instituto Nacional de Tierras (INT), entregó un fundo a varios campesinos en el municipio Baralt del estado Zulia, misteriosamente aparecieron asesinados dos dirigentes de esta jurisdicción que habían solicitado ante las autoridades correspondientes la entrega del fundo. Pero lo grave es que una semana después en Guanarito, caserío La Arenosa del estado Portuguesa, que es una zona de conflicto por dotación de tierras, donde el Estado venezolano está promoviendo a través del INT el otorgamiento de las cartas agrarias son asesinados de la manera más vil, con cuatro tiros en la cabeza cada uno, como para dar un ejemplo de terrorismo y sicariato José Israel Rodríguez, Leonel José Rodríguez y Juan Bautista Lima, de 33, 17 y 31 años respectivamente

En esta matanza de campesinos la lista alcanza a mas de 210 compatriotas asesinados por el enarbolar la bandera de tierra y hombres libre o luchar por la adquisición de una carta agraria. Uno de los hechos mas aberrantes fue denunciado en julio del 2006 en la finca Rancho Adi, Sector Los Pájaros, Parroquia Urdaneta, Municipio Páez, del estado Apure donde, según el Frente Campesino Ezequiel Zamora fueron asesinados 6 adultos y un niño pertenecientes a una familia campesina agraria.

El 14/05/07 la Prensa C-CURA/UNT y Opción Clasista de los Trabajadores-Anzoategui emitió un comunicado en donde señalaban la detención a 6 años de prisión de 5 humildes trabajadores del campo en el Estado Barinas por la ocupación legitima de las tierras ociosas que se encuentran en el fundo La Palmota.

Los detenidos eran: Genarina del Carmen de Sulbarán de 42 años de edad, madre de 7 hijos, aún bajo su responsabilidad quien es la presidenta de la, Cooperativa Costa del Masparro RL Rogelio de Jesús Sulbarán de 56 años y esposo de Genarina, Juan Dionisio Delgado de 50 años de edad, Ángel García Tablante de 75 años de edad y Efraín Antonio Cueto de 67 años. La movilización de campesinos de varias partes del país, permitió la liberación temporal de los cinco.

Y así se teje una larga y sangrienta historial donde la impunidad, la complicidad de jueces, militares y funcionarios del gobierno pareciera ser tan poderosa que ni los cientos de muertos ni las innumerables denuncias que han hecho los diferentes movimientos campesinos del país pueden enfrentar.

La matanza de campesinos es la respuesta de la clase latifundistas, que valiéndose de sicarios y paramilitares enfrenta al plan agrario impulsado por el gobierno del presidente Chávez el cual pretende colocar de 5 a 10 millones de hectáreas a favor de un plan productivo nacional de las cuales según cifras se han recuperado en los últimos años, mas de 2,7 millones y se han distribuido 49 por ciento a campesinos y 40 por ciento a cooperativas y 11 por ciento a fondos zamoranos según datos del MAT. Según datos del Instituto Nacional de Tierras en (INTI), en Venezuela existe un promedio de 32 millones de hectáreas bajo la figura de latifundio cifra correspondiente al resultado del censo agrícola realizado, en 1998, por dicho organismo.

En esta matanza de campesinos la lista alcanza a mas de 210 compatriotas asesinados por enarbolar la bandera de tierra y hombres libre o luchar por la adquisición de una carta agraria. Uno de los hechos mas aberrantes fue denunciado en julio del 2006 en la finca Rancho Adi, Sector Los Pájaros, Parroquia Urdaneta, Municipio Páez, del estado Apure donde, según el Frente Campesino Ezequiel Zamora fueron asesinados 6 adultos y un niño pertenecientes a una familia campesina agraria.

Los dirigentes campesinos se preguntan: ¿Cual es el sentido de conceder instrumentos para la recuperación de las tierras, cederlas con títulos de propiedad, fomentar la cooperación y organizar una nueva manera de vida, si el estado no es vigilante ante la embestida criminal de los expropiados e intimidados en su concepción burguesa?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9583 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/n130997.htmlCd0NV CAC = Y co = US