Llamamiento a todos los hombres y mujeres del campo venezolano

¡Vuelvan Carajo: Al Campo! / Llamamiento a todos los hombres y mujeres del campo venezolano

Llamamiento a todos los hombres y mujeres del campo venezolano

¡VUELVAN CARAJO: AL CAMPO!

El carácter de la tecnología agrícola de las multinacionales y su impacto debido a: el monocultivo, la pérdida de la biodiversidad, el uso de agrotóxicos, la erosión de los suelos, la contaminación de las aguas y a la dominación por transgénicos, ha incrementado la dependencia tecnológica y los costos de producción, que hacen inviable este modelo de agricultura (1). En Venezuela los pequeños productores representan el 73% y 56% con menos de 25 y 50 hectáreas, en los sectores agrícola, vegetal y pecuario, respectivamente, (Runoppa, 2015) que junto a los medianos productores, son los que sufren en mayor medida, la pérdida de la rentabilidad como consecuencia de la tecnología agrícola contaminante del medio ambiente predominante, cuyos costos de producción hoy, impacta y compromete severamente la economía familiar en el campo (2); al tributar directamente, al capital de las trasnacionales agroindustriales, que concentran mundialmente los más diversos agro-insumos, equipos y maquinarias agrícolas, haciéndolos cada vez más dependiente (3).

Este llamamiento va dirigido a todos los hombres y mujeres del campo, la gran mayoría de ellos, pequeños y medianos productores, que juntos, representan más del 80% de las unidades de producción del país. A ellos y ellas, que hoy resisten en el campo la crisis más profunda del capitalismo, que a través de sus empresas transnacionales, someten a nuestro pueblo a la dependencia de los agro-insumos, semillas y agrotóxicos; y de esta forma, explotan a nuestros agricultores, que bajo estas condiciones jamás saldrán de la pobreza y continuarán atados al POTRERON, la rastra y los fertilizantes solubles.

El pueblo productor y el pueblo consumidor, es el mismo pueblo venezolano, heredero de las luchas por la independencia y la soberanía nacional, ayer y hoy, es la misma lucha entre los pobres de nuestros campos y ciudades; y las empresas que nos someten con sus tecnologías destructoras de la vida, aniquiladoras de la biofertilidad de los campos y contaminadores de suelos y aguas, para someternos con IVERMECTINA, ROUND-UP y semillas transgénicas, haciéndonos más pobres, más dependientes, año tras año.

Pero llegó la hora del grito de las Queseras del Medio, "vuelvan carajo", que selló la victoria de los patriotas en Los Llanos de Apure hace casi 200 años. Este llamamiento es la continuación de las luchas agrarias de nuestros padres y abuelos, que hoy nos exige una nueva conciencia y un "vuelvan caras" de convencimiento estratégico, que es, la ruta agroecológica, que no tributa al capital agroindustrial, la tecnología para la producción de altos rendimientos, frente al cambio climático y, el acelerado deterioro y contaminación, de suelos y aguas. Vamos todos y todas, hombres y mujeres, productores y productoras, a cerrar filas en la Corriente Clasista Campesina Nicomedes Abreu, (CCC-NA) a resistir, acumular y avanzar, con tecnología agroecológica de altos rendimientos, bajos costos de producción, protegiendo nuestros suelos, bosques, semillas, ríos y lagunas. A luchar por:

Financiamientos agroecológicos, justos, suficientes y oportunos!

Ni un dólar más para los bachaqueros de la agricultura, ni paquetes tecnológicos disfrazados de tecnología de punta, que arruinan a nuestros productores!

Nacionalización de la banca y del comercio exterior a favor del agro-venezolano!

La liberación nacional en el campo, es agroecológica!

La justicia social, es liberadora!

Agricultura sustentable como base estratégica del desarrollo rural integral y transferencia tecnológica agroecológica

El artículo 305 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, conocido en su oportunidad como el Grito de Barinas, establece el carácter sustentable de la agricultura como base estratégica del desarrollo rural integral, pero una rápida mirada hoy dan cuenta de lo siguiente: el número de cabezas del rebaño nacional bovino, no representa ni un tercio de población venezolana y mantiene una muy baja eficiencia reproductiva, con más de 400 días entre partos; sólo se utiliza el 22% de la capacidad regables de los sistemas de riego (Inder, 2015); Colombia con el doble de la superficie de tierras cultivables, consume un tercio menos de fertilizantes solubles que Venezuela; en la región de Los Llanos el patrón de las precipitaciones es de alta agresividad y marcadamente estacional, lo que condiciona el uso conservacionista de la mayor parte de los suelos de esta región (Lobo et al., 2010); Venezuela presenta una tasa de deforestación de 2,72% anual, una de las más altas de América Latina (Fergusson, 2008); y 8.620 propietarios (1,2%) continúan concentrando unidades de producción con más de 1000 y 5000 hectáreas (Runoppa, 2015). Todo lo anterior demuestra las condiciones naturales, administrativas, de manejo y de tenencia de tierra, que hacen muy remoto hoy, el carácter sustentable de nuestra agricultura.

El artículo 305 señala además, que la producción de alimentos es de interés nacional y a estos fines, el Estado dictará las medidas de orden financiero, comercial, transferencia tecnológica y capacitación de mano de obra, para alcanzar niveles estratégicos de autoabastecimiento, y a este respecto propusimos recientemente en la reunión de la Asociación de Rectores Bolivarianos, luchar por:

  1. Un programa nacional de transferencia agroecológica de Pastoreo Racional Voisin (PRV) para: formular los proyectos de PRV; y entrenar el personal que conduce el rebaño;

  1. La implantación, formación de talento humano y punto y círculo, de los sistemas de PRV en las unidades de producción ganaderas;

  1. Un decreto de transferencia de semovientes para incrementar rápidamente los rebaños en las unidades de producción agroecológicas con PRV;

  1. Un decreto de autoridad única para garantizar la implantación segura, técnica y científica de los sistemas de PRV en Venezuela;

  1. La implementación de las lecciones aprendidas de la Gran Misión Vivienda Venezuela para concentrar la dotación, adquisición e industrialización de: celdas fotovoltaicas, energizadores, alambre para cercos eléctricos y bebederos circulares;

  1. La creación de un batallón agrario agroecológico de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, para garantizar la seguridad alimentaria, el control territorial de la producción y la integración cívico-militar en el campo;

  1. La creación de estímulos a la producción de alimentos limpios, de alta calidad biológica, libre de agrotóxicos;

  1. El reglamento de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario para establecer además, los criterios agroecológicos inequívocos para la certificación de fincas productivas agroecológicas;

  1. La implantación de políticas de créditos para los pequeños productores, adecuadas a sus necesidades espaciales y energéticas, para dotarlos de equipos, herramientas y las tecnologías que realmente necesitan.

  1. La utilización de las ventajas de la informática, por ejemplo como el carnet de la patria, para la gestión eficiente, correcta y oportuna, de políticas públicas en el sector agrícola; por ejemplo, para el registro inequívoco agrario de tenencia de tierra, la asignación de créditos, celeridad de permisología y comercialización, registros municipales de bolsa de trabajos agrícolas y la formación de redes especializadas para integrar las cadenas de producción y comercialización.

La Corriente Clasista Nicomedes Abreu y algunas de nuestras individualidades sin ser oídos, hemos propuesto cantidad de ideas para contribuir a sacar del abismo en que se encuentra la agricultura nacional. Algunas de ellas como:

  • Nombrar guardabosques a todos los asentados en la cordillera venezolana con un salario que vaya acompañado de créditos para la siembra de café, cacao, árboles frutales y madera, para contrarrestar la masiva destrucción de los bosques de donde emanan las fuentes de agua que conforman los ríos venezolanos.
  • Decretar un área especial de desarrollo para defender la cuenca del río Santo Domingo, diezmada por desmanes antinatura ante la mirada cómplice del estado venezolano.
  • Control sanitario del rebaño nacional y facilitar gratuitamente las vacunas y la vigilancia de la aplicación por parte del estado venezolano.
  • Severo castigo a los comerciantes de tierras que son títeres de los narcotraficantes y de los corruptos con la anuencia de cúpulas podridas del gobierno y la oposición.

Un sinnúmero de denuncias y proposiciones han recibido del estado sentencias judiciales, amenazas de muerte, rabulescas, triquiñuelas de un Poder Judicial podrido. Tenemos también un paquete de la tecnología popular que ofrecemos cuando los representantes gubernamentales realmente crean que debemos liberarnos de la dependencia agroalimentaria.

feliperochaula@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2239 veces.



Corriente Clasista Agraria Nicomedes Abreu


Visite el perfil de Corriente Clasista Agraria Nicomedes Abreu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Corriente Clasista Agraria Nicomedes Abreu

Corriente Clasista Agraria Nicomedes Abreu

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /desalambrar/a264490.htmlCd0NV CAC = Y co = US