Un acuerdo que llega.., y otro que se va. La reforma rural integral, en el marco de los acuerdos de Paz en Colombia

A propósito de mi dialogo con Johnny Rudas, productor agrícola de Guárico y miembro del Movimiento de Productores por la Patria, le recordaba que en Colombia el 0,4 % de los propietarios de la tierra poseen el 41,1 % de las 113 millones de hectáreas censadas, no es una mera estadística. Y pensar que si, las guerrillas históricamente han peleado por el "tema de la tierra", hoy a las puertas de una desmovilización armada, con la realidad mucho más cruda que en los años 60, este tema cobra extremadamente fuerza y aunque "el no, ganara el plebiscito del próximo 2 de octubre" y se cayeran (en un hipotético caso), los acuerdos con la guerrilla de las FARC-EP, estos cambios planteados en la búsqueda de una reforma rural integral en los diálogos son estrictamente necesario para el campesinado colombiano, aunque no tuviera el sello de los acuerdos. La sociedad colombiana en los campos demanda un cambio estructural de las políticas y sus ejecuciones agrarias en un país donde el i24% de la población vive en el sector rural, que además es una cifra alarmante frente a la media mundial que se estima en 51%.

En los años 60, antes del surgimiento de las guerrillas de las FARC-EP, Colombia tenía el ii55% de su población viviendo en el campo, esa cifra ha venido decreciendo en el marco del conflicto de orden social, político y militar que ha vivido la sociedad colombiana, cuando usted cruza, el mapa del desplazamiento y el mapa del decrecimiento poblacional del campo, encuentra las razones de lógica para asegurar que un acuerdo para la terminación del conflicto, debe iniciar como está planteado, con la reforma rural, razones humanas, pero también económicas en un modelo que no responde a sus mayoría, ya que solo el 6.3% de la tierra esta cultiva, es decir cerca de 7 millones de hectáreas, cifra parecida a la que el paramilitarismo le arrebato o les obligo a abandonar a los campesinos colombianos en las dos últimas iiidécadas del conflicto

En ese mismo orden el 69,9% de los campesinos concentrados en las unidades productivas UPA, tienen menos del 5% de hectáreas, ivocupando cerca del 5% del área total de la tierra censada en Colombia, y escasamente el 0.4% de las unidades productivas acumula en su sumatoria 500 hectáreas de tierras; son ellos el 40.1% del total censado. Cuando conocemos estas cifras y se plantean transformaciones de esta magnitud en una sociedad polarizada y enfrentada por la tenencia de la tierra, entre otras cosas, como la colombiana podríamos hasta ser más complacientes incluso en la escrituras de "párrafos de sinónimos; aun cuando a "Juicio del Gobierno, esa transformación debe contribuir a reversar los efectos del conflicto y a cambiar las condiciones que han facilitado la persistencia de la violencia en el territorio. Y a juicio de las FACRC-EP dicha transformación debe contribuir a solucionar las causas históricas del conflicto, como la cuestión no resuelta de la propiedad sobre la tierra y particularmente su concentración, la exclusión del campesinado y el atraso de las comunidades rurales" porque finalmente lo que se busca es una solución al problema de la tierra, en el marco de unos acuerdos políticos beneficiando a un sector colombiano donde solo el 9.6% de los productores recibe alguna asistencia técnica, del 5% de tierra que está en uso agrícola; menos del 11% tiene alguna línea de crédito; la taza rural del índice de pobreza multidimensional es del 44,7%, aun cuando la taza nacional promedio es del 21% en todo el país; los niveles de analfabetismo llegan al 18% en el campo; con un v28% de productos agrícolas importados para el consumo de los colombianos luego de pasar de vi250 millones de dólares a 1500 millones de dólares años en la implementación de17 tratados de libre comercio

Mientras algunos terratenientes y gamonales se las juegan por el No, los campesinos y las victimas del conflictos que aún no se sacuden el olor a la "horrible noche" y les toca vivir con el drama toda su vida, pueden tener en este acuerdo la posibilidad de salir de ese vii48% de la población campesina que no tiene titularidad sobre la tierra donde trabajan, razón sabia entonces, tendrían los negociadores de la política en estos acuerdos para establecer que se debe realizar la viii"Regularización de la propiedad: es decir, lucha contra la ilegalidad en la posesión y propiedad de la tierra y garantía de los derechos de los hombres y las mujeres que son los legítimos poseedores y dueños, de manera que no se vuelva a acudir a la violencia para resolver los conflictos relacionados con la tierra" ,y se pueda superar el drama campesino que dos de cada cinco familias que tienen acceso a producir y solo lo hacen en 9.3 hectáreas de tierra, y que el 13.5% vive en tierras arrendadas, o el 47.7% que vive en la tierra de manera informal, o los que han vivido la perdida de sus tierras, por razones ya expuestas que nos indica un mayor número de concentración de la propiedad rural de acuerdo a los indicadores Gini, Colombia es uno de los más desiguales en el continente, con 0.87, pero además estamos en crecimiento y este crecimiento de la desigualdad en la concentración de tierra se puede frenar, solo si es posible hacer efectivo este acuerdo rural, en el marco de unas negociaciones que estrictamente deben tener el control de los sectores beneficiados

La ideas entonces, leídos estos ix acuerdo alcanzado por los guerrilleros y el gobierno de Colombia, mi amigo Johnny, serian buscar cambios sociales significativos en la reformulación de las políticas agrarias, pero sin afectar gravemente los poderes establecidos, lo que suponemos hará más viable una reforma rural de orden nacional integral de esta manera tendría menos enemigos, que cualquier iniciativita histórica de reforma agraria en Colombia.

tanust@gmail.com

@juancatanus

Director de la Asociación de Colombianos en Venezuela

 

i http://datos.bancomundial.org/indicador/SP.RUR.TOTL.ZS?locations=CO

ii http://datos.bancomundial.org/indicador/SP.RUR.TOTL.ZS?locations=CO

iii http://www.acnur.org/t3/uploads/media/2879_Colombia_Informe_ABC_Pastoral_Social_2012.pdf?view=1

iv http://www.larepublica.co/el-campo-se-envejece-est%C3%A1-concentrado-y-sigue-sin-infraestructura_288276

v Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia: Nota de prensa

vi http://www.elespectador.com/noticias/nacional/concentracion-de-tierra-el-mayor-problema-agrario-colom-articulo-481444

vii Ibañez, Ana Maria, https://www.youtube.com/watch?v=bmFj4UqMaZk

viii http://www.eltiempo.com/contenido/politica/proceso-de-paz/ARCHIVO/ARCHIVO-16682558-0.pdf

ix https://www.minjusticia.gov.co/Portals/0/COMUNICADO%20CONJUNTO%20-%20ACUERDO%20SOBRE%20REFORMA%20RURAL%20INTEGRAL.pdf

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 854 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter