Yulimar Rojas se siente venezolana a cabalidad, luchadora y siempre dispuesta a cumplirle al país

La auténtica Reina del Salto Triple y del atletismo universal, Yulimar Rojas, acaba de demostrar que para ella no hay alturas ni obstáculos imposibles de alcanzar, luego de convertirse en la primera mujer del planeta en conquistar el sitial de honor en tres campeonatos mundiales de atletismo diferentes, cuando este lunes se cubrió de gloria e hizo historia al obtener la corona de su especialidad en la magna justa celebrada en el mítico Hayward Field de la ciudad estadounidense de Eugene, Oregon.

«Me siento muy feliz por este nuevo triunfo. Soy una mujer muy guerrera, emprendedora, luchadora por las cosas que me propongo y jamás he dejado que los malos momentos me impidan alcanzar los objetivos que me he propuesto. Esto fue una victoria completa en estado físico, en salud, en trabajo, en compromiso, en pasión. Una victoria del deporte, una victoria para mi amada Venezuela», precisó la flamante Número Uno del salto triple mundial y la mejor atleta venezolana de todos los tiempos.

Yulimar hizo un llamado a todas aquellas atletas y damas en general, a que jamás se den por vencidas en las cosas que se propongan, ya que los objetivos se logran siendo perseverante; “es un ejemplo para sobreponerse a las circunstancias, a las lesiones, a los que creen que no pueden lograr algo que te llena y te apasiona, que lo llevas en el corazón y que crees que si vas por ello, lo puedes conseguir”.

También se refirió a que la han descalificado de algunas pruebas, pero nunca se ha dado por vencida y con la constancia que la caracteriza ha seguido luchando para cumplir con los objetivos que se ha trazado. insistió en que su mayor empeño como atleta es convertirse en la primera mujer del mundo en obtener un salto triple que abarque los 16 metros. De ello la separan «solamente» 26 centímetros, ya que en el pasado Campeonato Mundial de Atletismo en circuito cerrado, celebrado en Belgrado 2022 logró 15.74 metros.

«Es un placer llevar mi tricolor. Llevar en alto a la mujer venezolana. No me preparé de la mejor manera, me lesioné, no pude competir, trabajé mucho por recuperarme y ajustar, no logré clasificarme en salto largo, pero todo pasa por algo y justo en este momento estoy contenta. Esto es un ejemplo para la generación de relevo: nunca se rindan. Todo se puede cuando confías», finalizó diciendo Yulimar Rojas.



Entre las grandes figuras del atletismo mundial de todos los tiempos

Después de conquistar el trono por tercera vez consecutiva en un Campeonato Mundial de Atletismo a cielo abierto, esta vez en Eugene, Oregon, la consagrada especialista en salto triple, pasó a formar parte de un selecto grupo, como la primera y única dama en alcanzar semejante hazaña, que integran verdaderas leyendas de las modalidades de pista y campo, quienes lograron seis o más coronas universales, como el británico Mo Farah, quien fue seis veces la máxima figura del mundo en los 5 mil metros y 10 metros planos, entre los años 2011 y 2017; el ucraniano, nacido en Lugansk hace 58 años, Sergey Bubka, especialista en salto con pértiga (o salto con garrocha) monarca olímpico en 1988 y campeón mundial tres veces a cielo abierto y tres veces en circuito cerrado (1983, 1987, 1991, 1993, 1995 y 1997), así como el estadounidense Michael Jhonson, titular mundial en 200 y 400 metros, y dos coronas más en el relevo 4×400 metros planos.

Una vez más resaltó el orgullo que siente de llevar el tricolor en el pecho. «Venezuela levanta la bandera en alto a la mujer venezolana. Creo que ha sido una victoria del deporte para Venezuela, una victoria para mi equipo de trabajo, para mi gente, para aquellos que creen en mí y que nunca han bajado las manos para Yulimar Rojas», argumentó la Reina del Salto Triple, su majestad Yulimar Rojas.

La siempre alegre, risueña y dispuesta a compartir con todos, caraqueña de solo 26 años de edad, se cubrió de gloria e historia al pasar a ser la primera mujer que logra tres campeonatos mundiales de manera consecutiva en su especialidad en circuito abierto, ya que por primera vez alcanzó el reinado en Londres 2017, con un salto de 14.91 metros, posteriormente en Doha 2019 saltó 15.37 y finalmente en Oregon 2022 se coronó con 15.47.

Es tal la superioridad de la venezolana en su especialidad, que su más cercana competidora, en suelo estadounidense, Shanieka Rickets (Jamaica) marcó 14.89, para la medalla de plata mientras que Tori Franklin (Estados Unidos saltó 14,72m.

Hasta ahora ninguna de sus rivales ha podido superar los 15.20, mientras ella se acerca a los 16 metros.

La criolla también es tricampeona mundial en circuito cerrado, o bajo techo, en Portland 2017, cuando marcó 14.41 metros, Birmingham 2018, con 14.63 y Belgrado 2022, donde dejó un registro de 15.74.

Como colofón de sus declaraciones manifestó: «Si tú vas por tus sueños, los puedes conseguir».



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5412 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter