Impunidad cero, para los asesinos de los peloteros Valbuena y Castillo

Venezuela sucumbe otra vez por culpa de la violencia, amanecen tristes los hogares venezolanos. No solo los fanáticos del beisbol profesional, lloran la partida de Luis Valbuena y José Catillo. Sino todos los habitantes de este noble país viven otro día de luto, de lágrimas nacionales, de sentir nacional profundo. Esas que deben unirnos por felicidades comunes, como República, nos unen por tristezas inconmensurables, como la muerte de seres que jamás deberían irse así.

Nuestras carreteras nacionales, deben ser espacios seguros, con efectiva presencia policial, buena iluminación y señalización. Los decesos violentos, en las vías de la nación no pueden convertirse en un hecho normal. Por ejemplo las muertes de Mónica Spear y su esposo, y el sensei de Karate Do, Idelfonso Vegas, al que me unió una entrañable relación de amistad y aprendizaje, por sus enseñanzas en las artes marciales y la disciplina, son casos que se unen a una lista de crímenes cometidos por bandas delincuenciales, que operan en las principales arterias viales del país.

Los organismos de seguridad no pueden esperar que ocurran casos de renombre, que por sus protagonistas generen más conmoción, para actuar en consecuencia. La búsqueda de los bandas delincuenciales no deberían ser un acto por efecto, sino por prevención. El modus operandi es común, diariamente hemos escuchado de autobuses o vehículos que son interceptados en vías nacionales por hampones, principalmente en horas de la noche, para despojar de sus pertenencias a sus ocupantes.

Continuando con la observación del modus operandi, su forma de accionar es la misma, los delincuentes arrojan piedras y palos en las vías, con la intención de que los vehículos que transitan por las mismas se detengan. Y que de esta manera, los malhechores se aprovechen de la escena.

Todo este marco para narrar el modus operandi, nos permite determinar que la política de prevención del Estado, podría evitar los hechos delictivos en las carreteras nacionales. Las muertes en manos directamente de los delincuentes o por accidentes provocados por ellos se repiten, como por ejemplo en el caso de Luis Valbuena y José Castillo, que fallecieron tras el volcamiento de la camioneta Fortuner en la que se trasladaban, intentando esquivar obstáculos que colocaron en una vía del estado Yaracuy.

Ya hasta el momento en se escribe este artículo ha sido abatido uno de los delincuentes, involucrado en la muerte de los peloteros de Cardenales de Lara. Además, han sido detenidos cuatro integrantes de la misma banda, conocida con el nombre de El Mocho, que opera en la vía del estado Yaracuy.

Por último, hacemos un llamado de atención al Presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), por su reciente declaración que sirvió para encender una discusión que no merecía cabida en un momento tan doloroso.

FUerza…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2825 veces.



Jesús Bolívar

Escritor, periodista, estudioso y seguidor de los procesos históricos y políticos en Latinoamérica

 jesuseduardobolivar@live.com      @bolivarjesuss

Visite el perfil de Jesús Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /deportes/a272828.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO