Juegos Olímpicos

Han terminado los juegos olímpicos, evento que nos ha dejado tres medallistas, felicitaciones por ello, como persona siempre involucrada con el deporte, sé que es una meta que todo atleta desea con anhelo y lograrlo requiere de un esfuerzo casi sobre natural, de los 7 mil millones de personas que estamos en este planeta, que seas el número uno, dos o tres, en hacer algo, es simplemente impresionante y muy meritorio; y eso debe enorgullecernos a todos los venezolanos, pero, siempre hay un pero, creo es una meta poco impresionante para la cantidad de población que tenemos y los recursos que se han manejado a lo largo de la historia; haciendo una comparación con un hermano país, que con poco más de un tercio de nuestra población y mucho menos recursos económicos, según Wikipdia, tiene en su haber 220 medallas, 77 de oro, 69 de planta y 77 de bronce.

Nosotros apenas 15; 2 de oro, 3 de plata y 10 de bronce; eso desdice mucho del nivel deportivo de nuestro país, por lo menos en este tipo de eventos, he ahí la crítica, el deporte de alto rendimiento en nuestro país necesita un vuelco total y estructural, no es posible que se pierda un potencial importante de atletas por carecer de espacio para desarrollarse y no tener suficiente apoyo para mantenerse en ello, sobre todo aquellos que carecen de un nivel socioeconómico que le permita mantenerse y crecer, no es un secreto para alguien lo que acabo de mencionar, donde se pierde mucho talento porque no hay donde practicar una cantidad de disciplinas deportivas o porque queda muy retirado de su vivienda, o si le dan beca deportiva no alcanza ni para el pasaje, etc. Etc. Etc.

No existe una política real de desarrollo deportivo, lo cual debería existir enlazado con el sistema educativo, es imposible en el nivel básico y medio practicar deportes dentro de la institución a menos que no sea futbol-sala, baloncesto y voleibol; y uno que otro deporte; en las universidades que tienen sus espacios no hay un tratamiento especial para el atleta y por ello se pierde mucho potencial, porque te dicen o estudias o haces deporte, un pensamiento retrogrado que genera que el atleta se retire, o ni siquiera inicie, en su mejor momento para el alto rendimiento, ocasionando que dejemos de crecer en ese ámbito, así como que muchos atletas terminen en otro país para poder desarrollarse a plenitud y bajo esas condiciones es complicado que regrese y que genere a sus vez desarrollo a las futuras generaciones.

Es por ello que el deporte debe ser una política de estado de real importancia y no una cosa puntual y momentánea casi de moda cada vez que se presenta un evento deportivo de jerarquía; ello nos ayudara a tener mejor representación en dichos eventos, así como alejar de la delincuencia, ocio y otros males sociales a una cantidad de jóvenes con potencial atlético que se pierden en el camino, eso sin contar los beneficios de lo que el deporte como transformador social genera, al enseñar responsabilidad, esfuerzo, trabajo en equipo, mejor condición de salud, etc.

De los cuales es evidente estamos careciendo como sociedad, sino no estaríamos como estamos, porque una cosa es tener problemas económicos y otra es que muchos se aprovechen de ellos para su beneficio personal y canibalizarnos con los productos de primera necesidad y otras bajezas sociales de las que estamos sufriendo.


henrysarmiento84@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1049 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter