Jefe de Seguridad Ciudadana del Gobierno de Manuel Rosales involucrado en asesinato de funcionario de Inteligencia Militar

El jefe castrense aseguró que en el acta policial levantada quedó asentada la autenticidad de las credenciales portadas por Macías Briceño como funcionario de inteligencia.

El jefe castrense aseguró que en el acta policial levantada quedó asentada la autenticidad de las credenciales portadas por Macías Briceño como funcionario de inteligencia.

Credito: Panorama

10 de agosto de 2007. - El general Alcalá dijo que Macías tenía sus credenciales reglamentarias. La esposa del funcionario señaló que en la detención hubo abusos por parte de la PR.

El Cicpc aseguró que el funcionario presentó signos de violencia. Alcalá dijo que a Macías no se le garantizaron sus derechos. La familia solicitó protección a la Fiscalía. “Ese era un malandro”, dijo el gobernador.

De vil asesinato calificó el general de brigada (Ej.) Clíver Alcalá Cordones, jefe de la 11 Brigada de Infantería, la muerte de Claudio Enrique Macías Briceño, de 43 años, conocido como “Chicho Cabeza”, quien fue hallado ahorcado en el pabellón B del Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas El Marite, la madrugada del pasado miércoles.

El titular de la 11 Brigada ratificó que Macías Briceño era elemento de inteligencia de la unidad castrense, adscrita a su vez a la 1ª División de Infantería y Guarnición Militar de Maracaibo.

En un oficio —hoja de comisión— con fecha del 21 de noviembre de 2006 se dejó constancia de las funciones asignadas a Macías Briceño.

“Por medio de la presente se hace constar que el ciudadano Claudio Enrique Macías Briceño (...), cumplirá labores de inteligencia para esta gran unidad de combate en la jurisdicción del Zulia, en lo concerniente a traición a la Patria, terrorismo, subversión, tráfico de blancas, secuestro, tráfico de combustible y sus derivados y todo delito que atente en contra de la seguridad y soberanía del Estado venezolano”, asentó la misiva firmada por el general de división Juan Vicente Paredes Torrealba, comandante saliente de la 1ª División de Infantería y Guarnición Militar de Maracaibo.

“Macías Briceño presentaba todas las credenciales de ley para ejercer las labores de inteligencia y el porte de armas reglamentario. Su muerte fue un vil asesinato de los comisarios (Héctor) Otalora y ‘Mazuco”, aseguró Alcalá Cordones.

Otalora es jefe de la División de Investigaciones Penales (DIP) de la Policía Regional (PR).

Alcalá Cordones indicó, además, que la fiscal Carmen Eloína Puente no garantizó que se cumplieran los derechos humanos de la víctima, “por cuanto se desatendió la solicitud de resguardar a Macías Briceño en la Guarnición. De hecho cuando entró al pabellón B ya estaba muerto”.

El titular de la 11 Brigada aseguró que “Mazuco” sentenció de muerte a Macías Briceño a su ingreso al centro de arrestos: “Tú estás muerto, no pasas de esta noche”, fue la frase que empleó el jefe de Seguridad Ciudadana del Gobierno de Manuel Rosales al dirigirse a Macías Briceño.

Alcalá Cordones sostuvo también que “Mazuco ha rodado la voz que el asesinato fue un encargo de José Luis Leal y Antonio Meleán, pero eso es mentira. Quieren desviar la atención, cuando los responsables fueron ellos”.

El diputado de la Asamblea Nacional, Lisandro Cabello, aseguró que el cuerpo de Macías presentó cuatro puñaladas en la cabeza, fractura en las extremidades superiores e inferiores. Además, dijo que tenía la columna partida en tres partes.

Credenciales auténticas

El jefe castrense aseguró que en el acta policial levantada quedó asentada la autenticidad de las credenciales portadas por Macías Briceño como funcionario de inteligencia.

Parte del acta levantada el martes 7 de agosto, indica que Macías Briceño fue detenido luego de una denuncia donde se indicó que amenazó de muerte a un ciudadano, por lo que una unidad de la PR se trasladó al lugar donde estaba para verificar la situación.

Al final del documento se lee: “el ciudadano Macías Briceño Claudio Enrique, venezolano, portador de la cédula de identidad 7.765.939 y el vehículo Mazda 6, color blanco, placa VCA-58N, se encontraban sin novedad, se deja evidencia en acta y originales de las credenciales, porte, chapa signada con el número 393 y cédula de identidad del ciudadano”.

“Macías Briceño dejó cinco hijos huérfanos. No puede ser que se sentencie a alguien de muerte de esa forma. El Cicpc está haciendo las investigaciones y desde ya se determinó que fue un asesinato”, recalcó Alcalá Cordones.

Sobre el homicidio el jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), comisario Jhonny Márquez, aseguró: “Él presenta una herida a nivel del cuello no características con las que tienen las personas que se ahorcan en forma voluntaria. Además, presentó otro tipo de violencia en su cuerpo que demuestra que hubo un forcejeo y una pelea antes de que lo mataran”.

Según el Cicpc, existe una denuncia formulada por Macías, ante la Fiscalía militar, contra un funcionario. “En esa denuncia expresó que iba a ser objeto de un atentado él o su familia”.

Familia

La esposa del funcionario, Graciela Macías, aseguró ayer que su esposo nunca dejaba sus credenciales en casa. “Cuando a él lo detienen cargaba consigo sus credenciales. A él se lo llevan sin un delito que justificara esa detención.

Ellos decían que Claudio abusó de su autoridad, pero yo creo que ellos (policías) son los arbitrarios”, dijo.

La familia de Macías acudió ayer, en la tarde, al Ministerio Público a solicitar una medida de protección para ellos. “Por las condiciones en las que mi esposo fue asesinado nosotros tememos por nuestras vidas. Yo no quiero que a mis hijos les pase nada y tampoco a la familia de él”.

Los parientes de Claudio Macías aseguran que en los procedimientos legales de su detención hubo irregularidades.

“A mi papá lo meten preso en el comando motorizado de San Francisco, a las 9:30 de la mañana, él se puso hablar con nosotros a las 11:30 de la mañana.

Cuando llegamos allá nos dijeron que no habían detenido a nadie. Nos fuimos hasta el DIP y ahí no duró 20 minutos detenido, cuando ya lo habían trasladado al retén”, contó Jean Paúl Macías, uno de los hijos del fallecido.

La esposa de Macías se presentó el mismo martes, a las 11:00 de la noche, en el retén a llevarle la cena y los medicamentos a Claudio, sin embargo los policías aseguraron que él se acaba de bañar y ya estaba dormido.

“La data de muerte, según lo que nos dijeron los forenses, eran de las 10:30 de la noche, es decir, que cuando nosotros llegamos ya lo habían matado”, precisó Graciela.

“Por más lágrimas que yo y sus hijos derramemos eso no lo traerá de vuelta, pero lo único que nos queda es tener fe y confiar en la justicia de Dios, que todo lo puede”, dijo la esposa.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 32830 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/n99383.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO