(VIDEO) Brasil: Grupos de DDHH denunciarán a Bolsonaro por usar niño con fusil de juguete como ejemplo

04.10.21 - El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, promotor de políticas dirigidas a armar a la población civil, mostró ayer a un niño 6 años, vestido de militar y con un fusil de juguete, y lo puso como ejemplo de civilidad y patriotismo.

Cerca de 80 entidades defensoras de los Derechos Humanos (DD.HH.) informaron este lunes que denunciarán al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por utilizar a un niño para promover su política a favor del uso de armas.

El hecho, documentado por varios medios locales e internacionales, incumple lo establecido por la Constitución Federal de Brasil y la Convención del derecho de los niños.

El incidente acaeció el pasado 30 de septiembre durante la ceremonia del inicio del proyecto de obras del metro de Belo Horizonte y la colocación de la primera piedra en la construcción del Centro Nacional de Vacunas.

"Tengo casi 70 años. Cuando era niño, jugaba con esto: pistola, flecha, tirachinas. Así se creó mi generación y crecimos hombres, fuertes, sanos y trabajadores", aseveró el presidente brasileño, al tiempo que agradeció a los padres del niño por "brindarle un ejemplo de cortesía".

Bajo el mandato de Bolsonaro la venta y transporte de armas y municiones se ha incrementado notablemente. El Anuario Brasileño de Seguridad Pública recoge que en tres años se ha duplicado el uso y de armamento por parte de civiles. El total de armas registradas en 2017 por la policía de este país era de 637.000 y en 2020 alcanzó los más de 1.200.000.

El año pasado los asesinatos en Brasil alcanzaron la cifra de 57.592, aumentando cerca del cinco por ciento respecto al 2019 y hubo uno cada diez minutos. El 78 por ciento de las muertes violentas en este país fueron ocasionadas por disparo de arma de fuego.

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército y un nostálgico defensor de la última dictadura (1964-1985), ha promovido desde que llegó al poder, en 2019, una política dirigida a facilitar el acceso de la sociedad a las armas.

El mandatario ha justificado esa política en la "necesidad" de "autodefensa" de los brasileños frente a los delincuentes y apoyado en el lema de que bandido bueno es bandido muerto. Esas iniciativas de Bolsonaro, sin embargo, fueron suavizadas por el Parlamento y la Corte Suprema, que han vetado algunos de los decretos relativos a la cuestión de las armas, lo cual ha sido esgrimido más de una vez por los movimientos de ultraderecha para exigir la disolución de esos dos poderes de la Nación.





Con información de Telesur.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2387 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter