Sentencia del TSJ “disminuye la posibilidad de construir condiciones para procesos electorales creíbles”

Bachelet asegura que Venezuela sigue padeciendo violaciones de los DDHH, derechos económicos y sociales

Michelle Bachelt

Michelle Bachelt

Credito: Web

02-07-20.-Las violaciones a la libertad de expresión y la detención de líderes políticos,  las recientes decisiones del Tribunal Supremo de Justicia y otros asuntos críticos persisten en Venezuela, destacó este jueves la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, aunque también valoró avances en la cooperación entre su oficina y las autoridades de ese país.

En su informe actualizado sobre la situación de Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos, la expresidenta chilena denunció asimismo los arrestos de periodistas, sindicalistas, profesionales de la salud y personas que protestaron por los servicios públicos.

Además, "continuaron los ataques y la obstaculización del trabajo de parlamentarios de la Asamblea Nacional", señaló Bachelet, quien lamentó que los actores políticos en el país no logren encontrar una solución negociada "que resuelva la profunda crisis política".

Al respecto subrayó que recientes decisiones del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que nombraron nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral sin el consenso de todas las fuerzas políticas, «disminuyen la posibilidad de construir condiciones para procesos electorales creíbles y democráticos».

Por otro lado, Bachelet subrayó que el trabajo de la oficina de su alto comisionado en Venezuela se ha facilitado desde el acuerdo firmado entre ambas partes en septiembre de 2019, lo que de materializó en recientes visitas a los estados de Zulia, Bolívar y Lara, así como a once centros penitenciarios.

En ese sentido, subrayó "la disminución de los niveles de violencia en los centros de detención administrados por el Ministerio para el Servicio Penitenciario, aunque persisten retos en el acceso a alimentos, salud, agua y saneamiento".

También destacó que la crisis en Venezuela se ha exacerbado con el incremento de las «sanciones sectoriales» (en alusión a las medidas coercitivas impuestas por países como Estados Unidos, aunque no nombró a gobiernos concretos) y por la pandemia del COVID-19.

La población venezolana "sigue padeciendo graves violaciones a sus derechos económicos y sociales debido a los bajos salarios, los altos precios de los alimentos o las persistentes carencias de los servicios públicos", añadió.

Asimismo, indicó que se ha continuado registrando "restricciones al espacio cívico y democrático, con violaciones a la libertad de expresión y derecho a la información, detención de líderes políticos, periodistas, sindicalistas, profesionales de salud, personas que protestaban por los servicios públicos", así como los ataques y la obstaculización del trabajo de parlamentarios de la Asamblea Nacional.

Entre las 16 recomendaciones del informe, insta a restablecer funciones a la Asamblea Nacional, cesar las detenciones en régimen de incomunicación, especialmente por parte de los servicios de inteligencia y otorgar la libertad incondicional de todos los detenidos ilegal o arbitrariamente.

Además, pidió investigar y sancionar a los responsables de torturas y proteger y abstenerse de desacreditar a defensores de derechos humanos y periodistas.

 

*Con información de Efe y agencias



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3507 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter