(VIDEO) Fundación Época Humana ofrece presentar a Bachelet casos de violaciones de DDHH de presos de conciencia en Venezuela, incluyendo al de Rodríguez Torres

Michelle Bachelet,  Alta Comisionada de DDHH de la ONU

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de DDHH de la ONU

Credito: Web

20 de junio de 2019.- La Fundación Época Humana y familiares del Mayor General Miguel Rodríguez Torres, solicitan a través de un comunicado público, reunirse con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derecho Humanos, Michelle Bachelet, para presentarle el caso de la violación de los Derechos Humanos de los presos de conciencia en Venezuela y del General Rodríguez Torres, quien a la fecha lleva más de 50 días en desaparición forzosa, sin que sus familiares y abogados, sepan el sitio de su reclusión, o tengan acceso a comunicaciones o visitas.

Bachelet arribó a Venezuela en horas de la noche de este miércoles y sostuvo una reunión con el Canciller Jorge Arreaza.

A continuación el comunicado.

Excelentísima Dra. Michelle Bachelet
Alta Comisionada de las Naciones Unidas
para los Derechos Humanos

Su Excelencia,

La Fundación Época Humana, es una organización sin fines políticos partidistas y fue establecida con el propósito de promover y defender los derechos humanos garantizados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, aprobada mayoritariamente en referendo popular en el año 1999.

Nosotros los miembros de la junta directiva de la Fundación Época Humana en unión de los familiares del Mayor General Miguel Rodríguez Torres, nos dirigimos respetuosamente ante su oficina para solicitarle una reunión a la mayor brevedad posible y la conveniencia de su apretada agenda, con el objetivo de presentarle el caso de la violación de los Derechos Humanos de los presos de conciencia en Venezuela y de Miguel Rodríguez Torres quien a la fecha lleva más de 50 días en desaparición forzosa, sin que sus familiares y abogados, sepan el sitio de su reclusión, o tengan acceso a comunicaciones o visitas.

Miguel Rodríguez Torres fue detenido en fecha trece (13) de mayo del dos mil dieciocho (2018) por una comisión del Servicio Bolivariano de inteligencia Nacional (SEBIN) y se trató de una detención arbitraria en virtud de que la misma fue ejecutada sin presentar una orden de aprehensión emanada por un tribunal de la República. Dicha detención violentó lo establecido en artículo 44 de la Constitución Nacional, Ordinal 1: "Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial". Posteriormente fue recluido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), sin derecho a realizar inmediatamente una llamada telefónica para comunicarse con sus familiares y los abogados de su confianza, para que desde un inicio conocieran de las investigaciones, tuvieran acceso al expediente y pudieran entrevistarse con Miguel Rodríguez Torres a los fines de preparar la defensa para la presentación ante la Corte Marcial de Caracas, sin embargo, ello nada de esto ocurrió. Hemos de alertar que estamos ante la presencia de la violación de lo consagrado en el Artículo número 44 de la Constitución Ordinal segundo: "Toda persona detenida tiene derecho a comunicarse de inmediato con sus familiares, abogado o abogada o persona de su confianza". Luego fue trasladado a los tribunales militares de Caracas (Corte Marcial) para su presentación, le obligaron a aceptar la representación de un abogado de la defensa pública de la jurisdicción militar, le vulneraron todos los derechos civiles consagrados en nuestra Constitución para posteriormente imputarle el delito de instigación a la rebelión, sin tener una materia probatoria que demuestre la comisión de ese grave delito.

Miguel Rodríguez Torres es inocente de todos los cargos y presumimos que todo lo que le están haciendo, corresponde a un pase de factura por sus posiciones críticas al gobierno de Venezuela y por sus acertadas propuestas para superar la crisis humanitaria, de gobernabilidad y hasta espiritual que vive a diario el pueblo venezolano, lo que lo ha convertido en un importante líder nacional. En ese sentido su aprehensión es parte de un plan para neutralizarlo políticamente.

Miguel Rodríguez Torres y todos los presos políticos de Venezuela son sometidos sin piedad a la tortura blanca. Cuando los cuerpos de seguridad del país realizan detenciones abusivas en contra de ciudadanos honestos, que solo ejercen la libertad de conciencia, la libertad de expresión, el derecho de asociarse con fines políticos y el derecho a manifestar pacíficamente, comienza un calvario y martirio para ellos y sus respectivas familias. Primero son aislados e incomunicados, no se les concede el derecho a una llamada telefónica, o no se les permite recibir visitas de sus abogados y/o familiares, o las mismas son restringidas.

Las torturas y tratos crueles e inhumanos causan alarma e indignación en el ámbito nacional e internacional, máxime si nuestra Carta Magna prohíbe la tortura en el artículo 46 Ordinal 1: "Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral, en consecuencia: "Ninguna persona puede ser sometida a penas, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes...". En relación al trato justo y humano que debe dar el estado venezolano, establece nuestra carta magna en el Artículo 46, Ordinal 2: "Toda persona privada de libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano.", de igual manera reza el Artículo 10 Ordinal 1 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos: "Toda persona privada de libertad será tratada humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano.", sin embargo, la aplicación de esas normativas es obviada y vulnerada por el gobierno de Venezuela.

Tal es el caso de la pareja de Miguel Rodríguez Torres, Rocío Ramírez, quien fue capturada en el mes de mayo de este mismo año, siendo físicamente maltratada al momento de su detención.

Es indignante que se cometan estas prácticas inhumanas y salvajes, en un país que firmó y ratificó el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos la Convención Contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes y a la vez promulgó la Ley Contra La Tortura.

Después de pasar un tiempo aislado e incomunicado a Miguel Rodríguez Torres le permiten realizar algunas llamadas telefónicas y recibir visitas de sus familiares de manera esporádica, sin embargo, a la presente fecha ya por más de cincuenta (50) días sus familiares y abogados no han podido verlo ni constatar su estado de salud y las condiciones del sitio de reclusión.

En el caso del General en Jefe Raúl Isaías Baduel y de otros presos políticos, sus familiares han realizado múltiples denuncias sobre el brutal aislamiento e incomunicación que sufren al igual que otros presos políticos civiles y militares, alegan que también llevan meses sin recibir la luz del sol, sometidos a mala alimentación, y falta de atención médica.

Lamentablemente el gobierno de Venezuela no cumple con lo establecido en las leyes nacionales y en los pactos, convenciones y tratados internacionales ratificados por nuestro País. Ha criminalizado los derechos sagrados e inherentes de los seres humanos, persiguiendo a quien piense distinto o manifieste su descontento a través de las protestas pacíficas. Es en extremo riesgoso y peligroso ejercer la libertad de expresión en radio, prensa, TV, y/o redes sociales debido a que, el gobierno ha convertido esos derechos constitucionales en una especie de delitos calificados de actos terroristas y subversivos, sin estar tipificado en alguna normativa legal. De esta manera se nos cercena el derecho constitucional de expresar nuestras ideas o de informar y de ser informados, consagrados en los artículos 57 y 58 de la Constitución Nacional.

De igual manera mediante encarcelamientos, persecuciones, amenazas, y allanamientos han tratado de evitar que los venezolanos ejerzamos el sagrado derecho a la libertad de conciencia, establecido en el artículo 61 de la Constitución: "Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y a manifestarla...". Cabe destacar que, el gobierno le da tratamiento de hecho delictivo al derecho de asociarse con fines políticos, toda persona que desee incorporarse al mundo de la política, es objeto de investigaciones y persecuciones, debido al inminente terror que tiene la cúpula del partido político de gobierno de que surja un liderazgo poderoso capaz de arrastrar a toda esa masa de pueblo que sufre las inclemencias de una grave crisis, todo ello colida con lo dispuesto en el Artículo 67 de la Constitución: "Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección".

Precisamente, Miguel Rodríguez Torres es encarcelado luego de conformar un movimiento político plural, amplio y abierto y por emprender una gira por todo el país para hablar con la gente y escuchar sus múltiples problemas. Recordemos que fue tildado de traidor, y conocidos dirigentes del partido de gobierno (PSUV) pidieron públicamente su encarcelamiento por pedir un dialogo franco y sincero con todos los sectores políticos, religiosos, sindicales y profesionales; por llamar a la reconciliación y al perdón para lograr la paz y superar las diferencias entre venezolanos. Al final el gobierno a conveniencia, ha utilizado y manipulado todas las banderas y consignas de Miguel Rodríguez Torres y de esa forma trata de recuperar la credibilidad a nivel nacional e internacional.

Le pedimos Dra. Bachelet respetuosamente, que haga un llamado al gobierno venezolano para que libere de manera inmediata al Mayor General Miguel Rodríguez Torres y a todos los presos políticos, civiles y militares en su totalidad, y quienes están en el exilio y en la clandestinidad puedan incorporarse a la vida pública de Venezuela, que cesen las persecuciones y amenazas contra quienes ejercen sus derechos civiles y políticos garantizados en la constitución.

Un gobierno que se hace llamar "democrático", no solo lo dice, debe demostrarlo con hechos, comenzando por respetar los derechos humanos y civiles y no perseguir como delincuentes a quienes ejercen la libertad de conciencia, de pensamiento, el derecho a la protesta, de expresión y no encarcele por miedo y capricho a 693 ciudadanos.

Convenciones y pactos violados por el gobierno de Venezuela:

1) Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, firmado por Venezuela el veinticuatro de junio de mil novecientos sesenta y nueve (1969) y ratificado el diez (10) de mayo de 1978.
2) Convención Contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, firmado el quince (15) de febrero de mil novecientos ochenta y cinco (1985) y ratificado veintinueve (29) de julio de mil novecientos noventa y uno (1991).

Apreciamos su visita a la patria de Bolívar para constatar la situación de los derechos humanos en nuestra Nación y agradecemos la generosidad de su tiempo y consideración a nuestra solicitud.

Atentamente,

La Junta Directiva de la Fundación Época Humana

  • Jorge Edmundo Rodríguez Galvis, CI: 697.232 - Padre de Miguel Rodríguez Torres
  • Jeninie Torres de Rodríguez, CI: 2.852.878 - Madre de Miguel Rodríguez Torres
  • Jenny Danelly Rodríguez Torres, CI: 9.415.286 - Hermana de Miguel Rodríguez Torres

 

VIDEO:



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/n343559.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+aporrea%2Fnoticias+%28Aporrea.org+-+noticias%29Cd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO