(AUDIO) Descendientes del líder indígena Gerónimo demandan al gobierno de Estados Unidos

El legendario jefe Apache Gerónimo murió recluido como prisionero de guerra de Estados Unidos, después de que su pueblo fuera exterminado en un genocidio premeditado.

El legendario jefe Apache Gerónimo murió recluido como prisionero de guerra de Estados Unidos, después de que su pueblo fuera exterminado en un genocidio premeditado.

Credito: Archivo

Escuche aquí el informativo Pacífica

19 de febrero 2009. -El Informativo Pacífica, que emite desde Los Ángeles el colectivo "Pueblos sin fronteras" a partir de una red de medios comunitarios de todo el continente, informó este martes que 20 familiares del histórico líder indígena Apache Gerónimo, encabezados por su nieto Harlyn Gerónimo, presentaron en Washington una demanda contra el presidente y los secretarios de Defensa y del Ejército de Estados Unidos, con el fin de recobrar los restos del legendario jefe nativo-americano.

Ramsey Clark representa a la familia de Gerónimo. Clark fue Procurador de Justicia durante la administración del presidente Lindon B. Johnson, trabajó con el Departamento de Justicia, fue infante de Marina y se ha destacado en los últimos años por acusar a George Bush padre de cometer crímenes de guerra en Irak y también por organizar un tribunal de justicia contra la OTAN por su agresión en Yugoslavia.

Clark dice que la ley es clara y da a los indígenas el derecho a recobrar los restos de su ancestro, que se encuentran en el fuerte militar Sill de Oklahoma. Agrega que si el presidente Obama toma cartas en el asunto, él puede resolver la cuestión, y el caso no tendría que llegar a los tribunales.

Clark subrayó que Girónimo quizás se convirtió en el indígena más famoso de la historia de Estados Unidos, por su lucha en defensa de su tierra, y los derechos de su pueblo, y añadió que al terminar la guerra de Estados Unidos con México, el tratado de Guadalupe-Hidalgo firmado por gobernantes de los dos países, dejó el territorio de Nuevo México en manos del país del norte, y las cosas empeoraron para el pueblo de Gerónimo con el descubrimiento de minas de oro en California. Los indígenas pronto se vieron envueltos en conflictos con los buscadores de oro europeos, que cruzaban Nuevo México, y más tarde llegó la caballería estadounidense.

En 1886, Gerónimo y 35 guerreros, que protegían a poco más de 100 mujeres y niños, lucharon por 18 meses contra más de 5 mil soldados al mando del general Miles, quien ofreció al líder indígena tierras, bosques, agua y terreno de pastoreo a cambio de su rendición. En lugar de cumplir lo prometido, los soldados se llevaron a los indígenas como prisioneros de guerra a los estados de Florida y Alabama, donde el 40 por ciento de los nativos murieron de tuberculosis y otras enfermedades pulmonares.

En 1894 Gerónimo junto a los sobrevivientes fueron llevados a Oklahoma, donde vivió hasta su muerte, el 17 de febrero, hace cien años.

El abogado Ramsey Clark dice que dará seguimiento a reportes de que la poderosa secta secreta "Huesos y calavera" de la universidad de Yale, que incluyen a Prescott Bush, abuelo del ex mandatario George Bush, desacraron la tumba de Gerónimo, llevándose el cráneo y otros objetos indígenas. Clark y los descendientes del líder nativo-americano, exigen el retorno de todos los objetos robados.

El líder indígena Clive Belkord, del Movimiento Indígena Americano, dice que por años su organización ha exigido que los miles de restos humanos indígenas esparcidos por todo el mundo en universidades, museos y salas de estudios médicos, sean regresados a sus familiares. Agrega que su pueblo ha pedido que retornen esos restos humanos, que el presidente ya ha mencionado el tema en un documento de 4 páginas sobre los pueblos originarios y que Barack Obama debería cumplir la petición de los indígenas.

Belkord añade que en Estados Unidos todavía se siguen desacrando centros sagrados para los pueblos indígenas, donde se construyen campos de golf y centros turísticos. Además, algunos nativo-americanos, en su afán por conseguir autorización para construir casinos, permiten el saqueo de sus objetos sagrados.

El líder subraya que aún no es tarde para dar reconocimiento a los pueblos originarios por sus contribuciones. Hay que anotar que el 70 por ciento de los alimentos que se consumen alrededor del mundo, hoy día son cultivados por indígenas. Científicos y doctores admiten los avances de los indígenas, y dicen que todavía no han encontrado una terapia que no haya sido usada anteriormente por pueblos indígenas, y que hay indicios de que nativos de centro y suramérica ya realizaban operaciones cerebrales a sus pacientes cuando los europeos todavía vivían en cuevas.

En 1906 el presidente Theodore Roosevelt otorgó permiso a Gerónimo para contar su historia. En su libro, Esperanzas para el futuro, relató: “Existe una gran pregunta entre los apaches y el gobierno. Durante 20 años hemos estado detenidos como prisioneros de guerra… No pedimos toda la tierra que el Todopoderoso nos dio… pero nuestro pueblo decrece en número aquí y continuará así a menos que se le permita regresar a la madre tierra… Es mi tierra, mi hogar, la tierra de mi padre, a la cual ahora pido que se me permita regresar. Quiero pasar mis últimos días ahí, y ser enterrado entre esas montañas”.

La demanda tiene el objetivo de cumplir con ese último deseo. Además, exigen que una zona protegida sea renombrada Reserva Nacional Apache Gerónimo y quede en control de su pueblo. También buscan establecer un centro de estudios y documentación para los más de 200 millones de indígenas que viven en el mundo, "la especie humana más en peligro donde se encuentre".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 12491 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/n129339.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO