Ministerio del Trabajo ¿Qué ha pasado con los esclavos de los supermercados?

No hay forma de encontrar un mejor ejemplo de explotación de la necesidad del hombre que en el caso de los empacadores de los supermercados. No hay manera de mejor calibrar el abuso de un patrono, que en el caso de los embaladores de los autoservicios. No existe forma que permita ejemplificar de manera mas obscena el concepto de “plusvalía” al que hacia referencia Marx, que en el asunto de los “cerrillos de los supermercados”.

Estos jóvenes que trabajan por una necesidad vital, no reciben como contraprestación a su esfuerzo laboral ningún tipo de pago de parte de sus patronos (los supermercados); sino que son compensados con la propina que los clientes de los establecimientos le entregan a su discreción en monto, modo y cumplimiento.



El 19 de junio de 2.006 publicamos un artículo en este medio en el cual advertíamos:

“UN EJÉRCITO DE ESCLAVOS. MAL EJEMPLO DE WAL-MART EN MEXICO Y VENEZUELA…En Venezuela las grandes cadenas de supermercados y hasta los modestos establecimientos comerciales de este tipo, han copiado la forma de explotación del hombre por el hombre y han hecho suya el estilo Wal –Mart (cadena norteamericana que en México emplea mas de 6.000 niños empaquetadores o embaladores sin derecho a salario, vacaciones u otros derechos laborales). En un Estado Social y de Derecho como propugna nuestra Constitución este ejército de esclavos, requiere atención por parte de las autoridades laborales de nuestro país…”.



El día 25 de junio de 2.006 publicamos un nuevo artículo en el cual señalábamos:

“EJERCITO DE JOVENES ESCLAVOS EN VENEZUELA.…A raíz de una denuncia recibida en nuestra oficina de abogados y tramitada conjuntamente con la unidad de investigación del boletín informativo "Reporte Confidencial"…El abuso en perjuicio de estos trabajadores se expresa, en el hecho de que no reciben pago de salario o sueldo alguno, ni tampoco ningún tipo de beneficio social, solo viven de la propina que usted lector, a su discreción, les entrega, esto a pesar de laborar dentro de los establecimientos comerciales a la orden de un supervisor, cumplir con los horarios impuestos por los gerentes, y realizar todo tipo de labores…”

El 02 de agosto de 2.006, el Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales (INPSASEL) publicó los resultados de su investigación en el caso de los embaladores (empaquetadores) en los siguientes términos:

“…El Presidente del Inpsasel, Jhonny Picone, alertó sobre los resultados del censo, en donde se encontró que del universo encuestado tan sólo 0,89% recibe salario mínimo, mientras que sólo otro 3,13% recibe algún tipo de bonificación por parte de la empresa, a la vez que en 3,55% de los casos llegan a recibir bono de alimentación, lo que significa que el ingreso de unos 2394 (92%) adolescentes trabajadores depende únicamente de las propinas que brindan los usuarios. Igualmente se encontró que un 16,68% de ellos no estudia y un 4,52% interrumpe su horario de estudio por el de trabajo, a la vez que un 59,15% labora una jornada diaria de más de seis horas, máximo permitido por la Lopna, y sólo un 27% disfruta de una hora de descanso…”

El 16 de agosto demandamos a una empresa de supermercados, en representación de empacadores que al terminar su relación laboral terminaron sin sueldo o prestaciones sociales en sus manos. En el mes de febrero de 2007 nuestros representados entraron a un acuerdo con su ex empleador y recibieron compensación laboral.

El 24 de septiembre de 2.006 publicamos un nuevo artículo en donde decíamos “…En las reuniones con la Asociación Nacional de Supermercados (ANSA) que se llevan a cabo con el Ministerio del Trabajo, no pueden ser para negociar los derechos legítimos de los muchachos empaquetadores. Es hora que el Ministro del Trabajo asuma la obligación histórica de terminar con esta nueva forma de esclavitud sin mas demoras haciendo cumplir la ley y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela….”

Después de mucho presionar finalmente las autoridades del Ministerio del Trabajo y la Asociación de Supermercados (ANSA) se reunieron para buscar un acuerdo. Y luego se volvieron a reunir hasta que dejaron de reunirse y los empacadores siguen siendo explotados en las narices de la revolución bolivariana. Desde hace dos meses nuestros representados recibieron la contraprestación acordada en los tribunales de mano de su ex patrono. Ahora bien Ministro del Trabajo: ¿Ustedes que han hecho por el resto de nuestros muchachos empacadores?

braulio@consultoreslegales.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6703 veces.



Braulio Jatar Alonso


Visite el perfil de Braulio Jatar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: