A 24 días de la desaparición de Carlos Lanz, pido una audiencia con el Fiscal Nacional Tarek William Saab

¿Quién es Carlos Lanz?

Carlos Lanz es un revolucionario con gran trayectoria en la lucha armada desde los años 60 hasta nuestros días. Posee una extraordinaria capacidad de análisis, interpretación e investigación de hechos históricos, la cual, le ha permitido hacer grandes aportes al desarrollo de procesos formativos y organizativos para la defensa y profundización de la Revolución Bolivariana de Venezuela.

Desde una Concepción clasista- marxista crítica, anticapitalista y antiimperialista, suscribe la concreción del socialismo, su territorialización y defensa integral, la unión cívico militar, el desarrollo de la producción endógena, la escuela como centro del quehacer comunitario, la comunalizacion del Plan de la Patria, integralmente, como premisas fundamentales para traspasar la línea del no retorno desde el plano cultural, político-ideologico y organizativo, no solo a nivel nacional, sino también continental, con la enseña: "Volver a Ayacucho" como lo hizo nuestro libertador.

Carlos Lanz desarrolló un papel fundamental en la Constituyente Educativa y en la elaboración del Proyecto Educativo Nacional, impulsó y aún coordina el Programa Todas las Manos a la Siembra. Desarrolló la formación sociopolítica de la misión Vuelvan Caras en el MINEP y fue presidente de CVG Alcasa. En estos últimos tiempos desde que EEUU nos declara amenaza inusual, Carlos Lanz se ha dedicado a tiempo completo al análisis, categorización y métodos de la guerra no convencional y la estrategia imperial contra nuestro país. Estas investigaciones de fuentes abiertas, han sido referente en las formaciones al alto mando militar de las FANB, con los cuales Carlos ha desarrollado procesos y acciones permanentes para la detección y enfrentamiento a dichas estrategias de amplio espectro. Testigo de estos procesos son el ministro de la defensa General Vladimir Padrino López, el General Jesús Suarez Chourio, el General Ovidio Delgado, el camarada Freddy Bernal, el General Cesar Mejías, entre otros militares y civiles con quien articulaba planes de acción para contrarrestar el ataque imperial.

Esta pequeña reseña histórica, permite caracterizar a Carlos Lanz como un combatiente revolucionario, intelectual y estratega que ni la cárcel ni las torturas de la cuarta república lo hicieron claudicar o apartarse de sus principios.

Hoy a 24 días de su desaparición forzada, algunas hipótesis intentan desmeritar su trayectoria de lucha con argumentos descontextualizados y absurdos. Carlos Lanz no está enfermo, no sufre de ninguna patología mental, no se autosecuestró, ni su familia directa lo tiene escondido, no necesita ningún reconocimiento personal, ni participará electoralmente como candidato en estas próximas elecciones, no aspira ningún cargo político, como se ha querido hacer ver, no está conspirando contra nuestro presidente Nicolás Maduro como subliminalmente algunos y algunas reformistas lo han dejado entrever, no es contrarrevolucionario, no sufre de alzheimer, no utiliza ningún tipo de drogas o antidepresivos, solo el medicamento para controlar su condición diabética (la cual padece desde hace más de 30 años sin verse alteradas ninguna de sus capacidades intelectuales). Carlos Lanz no posee bienes, ni fortunas por lo tanto a nadie le interesa quedarse con su herencia o cobrar rescate. No utiliza seudónimos ni pretende irse de su país. Aunque muchos no lo sepan, estaban trabajando fuertemente en todo lo concerniente al bloqueo y guerra económica que afecta nuestro pueblo. Es decir, su trabajo tiene implicaciones sumamente estratégicas, sobre todo cuando refiere el papel de Colombia en el eje Cúcuta-Catatumbo. Quienes lo conocen pueden dar fe de lo que escribo.

Carlos Lanz representa un peligro para los infiltrados dentro de la revolución, para el imperio y para los enemigos de las transformaciones estructurales. No comprender eso, provoca que el curso de las investigaciones, se centren erradamente. Carlos Lanz es víctima de un secuestro político y fue traicionado por gente de confianza, quienes lo sacaron de su casa sano y sin violencia, quién sabe con qué propósito y bajo qué argumentos.

Por estas razones, como su compañera de vida, militante revolucionaria, Mayi Cumare, junto a las organizaciones de base integradas por la familia política de nuestro maestro y referente de luchas, exigimos que la desaparicion forzada de Carlos lanz posea mayor profundidad, agudeza y sea concebida como un secuestro político.

Ya van 24 días de investigaciones, sobre todo hacia el círculo más cercano de Carlos Lanz, llámese familia directa y algunos allegados a la misma. Nosotras y nosotros como compañera, hijos e hijas hemos colaborado con todo lo que nos han solicitado los cuerpos de seguridad del Estado. Hemos aportado datos, nos hemos sometidos a todo tipo de interrogatorios (algunos bajo un clima de respeto, otros un poco más amedrentadores, intimidatorios y atropelladores) porque somos los más interesados en que Carlos aparezca sano, salvo y que así, queden establecidas las responsabilidades de este hecho abominable. Por otro lado, también sentimos que el tiempo transcurre y que eso atenta contra la vida de nuestro camarada y hermano de luchas, militancia y convicción.

Como venezolana, militante revolucionaria y funcionaria del Estado, creo en las Instituciones de nuestro país, ya que se fundamentan en el marco jurídico que durante los 20 años de Revolución, hemos construido. Sin embargo, sé de muchos y muchas que hacen interpretación errada del ejercicio del poder, por tanto, rechazo categóricamente que se desarrollen procesos que intenten dejar entrever que los responsables de la desaparicion de Carlos Lanz somos nosotros, su familia directa. Pacientemente nos hemos sometido a estrés psicológico, a presiones, agresión verbal y hasta nos han mantenido incomunicados con algunos integrantes de nuestra familia, porque creemos que cualquier acción que nos conduzca a esclarecer este hecho y nos lleve a rescatar sano y salvo a nuestro Carlos, es valiosa y la aceptamos. Sin embargo, pasan los días y las investigaciones arrojan los mismos resultados: Carlos Lanz no está con nosotros.

En ese sentido, solicito al Fiscal General Tarek William Saab una audiencia lo más pronto posible para poder profundizar los elementos que relato en este escrito, y solicitar que la investigación de la desaparicion de mi compañero de vida, se realice desde una perspectiva política, con celeridad, agudeza y profundidad de acuerdo al articulo 285, numeral 3° de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en concordancia con lo estipulados en los artículos 16, numerales 3° y 4°, art. 25, numeral 13° de la Ley Orgánica del Ministerio Público, donde se destaca la subordinación Funcional que el Ministerio Público debe ejercer como titular de la acción penal por parte del Estado, sobre todos los cuerpos de seguridad que conforman los órganos directos o indirectos de Investigación Científica, Penales y Criminalísticas de la Nación, con miras a que la investigación de los delitos como el que se ejecutó en perjuicio de Carlos Lanz, sean practicadas bajo las estrictas regulaciones de Ley, de modo que ese proceso de investigación penal permita recabar, examinar y contrastar todos los elementos indiciarios que aporten las pruebas necesarias para determinar el móvil de esa acción violenta y punible, el paradero de nuestro camarada y por supuesto, la responsabilidad de las personas involucradas y grado de participación en la comisión y consumación de tan grave delito, que no solamente afecta a Carlos Lanz como ciudadano y sus familiares directos, sino al País Político que lo conoce y valora como investigador y como líder de reconocida lucha social. Necesitamos y exigimos respuestas a las interrogantes que como familiares, compañeros, camaradas, amigos y amigas nos hacemos:
¿Dónde está Carlos Lanz? ¿quién se lo llevó? ¿dónde lo tienen? ¿por qué se lo llevaron? ¿cuál es el propósito? ¿quiénes están detrás de su desparicion forzada? y ¿por qué no lo encuentran?

Nuestro estado Bolivariano y revolucionario, no puede permitir que prácticamente en nuestras narices, nos arrebaten a uno de nuestros referentes de lucha. Por ello hay que profundizar esta búsqueda.

No más silencio, no mas hipótesis rebuscadas, pongamos en la calle el debate sobre las causas e implicaciones de este hecho despiadado que hoy nos entristece y angustia pero que también nos llena de fuerza y coraje para gritar en todos los rincones de Venezuela y el Continente, pidiendo que Carlos Lanz aparezca ya.

Leales siempre, Traidores nunca. ¡Venceremos!

Mayi Cumare
Compañera de Carlos Lanz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1561 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad