Los mercaderes de la muerte y los seguros de hospitalizacion, cirugía y maternidad

Mi amigo Freddy Santeliz trabajó por más de 20 años en una empresa, donde cotizaba al Seguro Social Obligatorio (S.S.O.) y además la empresa contrataba un Seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), cuestión que realizó en ese periodo con distintas empresas de seguro, todas del sector privado.

Al enfermarse mi amigo acudió a una clínica privada utilizando su HCM. A los siete días se agotó la cobertura de dicho seguro, por lo cual la clínica no pudo seguir atendiéndolo por este medio y le ofreció la alternativa de que él mismo siguiera cancelando los gastos médicos y de hospitalización. Puesto que no contaba con los recursos económicos para cubrir esos gastos tuvo que abandonar la clínica. Mi amigo falleció doce días después sin la atención médica adecuada.

En conclusión, más de veinte años que los Seguros cobraron esa póliza de HCM por una atención de siete (7) días, para después morirse a mengua.

Esta práctica inhumana de los Seguros, propia del sistema capitalismo que solo busca acumular riquezas sin importarle el dolor humano y el sufrimiento, se ha generalizado en nuestra sociedad que ingenuamente los ciudadanos, los trabajadores han creído que es un beneficio pero en la realidad es una trampa caza bobos en que el pueblo ha caído.

Las empresas de Seguro que ofrecen HCM solamente son intermediarios entre los pacientes y los servicios médicos, y son los que se quedan con una gran tajada del dinero que le decomisa a la ciudadanía por un servicio menos que mediocre.

En sus maneras de captar clientes estas empresas han recurrido a la corrupción. Ahora es común que en los Contratos Colectivos de los Trabajadores se contemple la contratación de esas pólizas. Lo han logrado no por pedido de los trabajadores, sino por los pagos de soborno a los "sindicaleros" que se supone son responsables de defender y garantizar bienestar a los afiliados de sus organizaciones. Lo mismo sucede con muchas instituciones gubernamentales en donde los administradores han realizado conchupancia con empresas de Seguro para afiliar a sus trabadores a cambio de jugosas dádivas.

En general, el trabajador cancela dos veces por atender su salud y la de sus familiares. Le paga directamente a SSO y por otra parte a las Compañías de Seguro. No se crea que el empleador por ser muy dadivoso con sus trabajadores contrate este servicio de HCM. Este gasto la empresa lo traslada a los costos de producción y lo cancelan los consumidores de su producción o servicios, además esos costos sirven para pagar menos impuesto sobre la renta.

Uno de los argumentos que utilizan estos mercaderes de la muerte es que el SSO ha mermado su eficiencia en la atención a sus afiliados. El estado debería poner coto a estas irregularidades.

Al regularizarse esta situación se debería aumentar la cuota del SSO que cancela el patrono, que no sería aumento en sus gastos ya que este no contrataría con empresas privadas de Seguros las pólizas de HCM; el Estado ya no tendría ese gasto y además contaría con más recursos económicos para mejorar la eficiencia del SSO, y pagar mejores sueldos a su personal, especialmente a los médicos que ya no necesitarían preferir atender a sus pacientes en clínicas privadas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 774 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a271963.htmlCd0NV CAC = Y co = US