La patria de los desencuentros (I)

Estuve leyendo esperanzado una entrevista en un portal noticioso. ¿El personaje? Edgardo García Larralde, caraqueño y biólogo (Universidad de McGill/Canadá), con una maestría en Planificación y Gerencia en Desarrollo Social (Universidad de Gales). Como el mismo dijo, antimilitarista por tres generaciones, enfrentaron sus antepasados a Gómez, Pérez Jiménez y, ahora, le tocó distanciarse de la “unión cívico militar” que está detrás de Maduro. “Desde que tumbaron a Vargas los hombres de armas, los hombres de acción (ambicionan el poder absoluto). Creo que eso es parte del reto cultural, del reto político institucional, el militarismo que anida en la sociedad venezolana”, expresó con pesadumbre.

Lo inusual en sus reflexiones es que va más allá del presente calamitoso que vivimos en 2017: “Creo que Venezuela vive una profunda crisis, no sólo política y económica, sino de dimensiones históricas. Estamos pagando viejas facturas que se han venido acumulando… El fracaso de la llamada revolución bolivariana es mucho más que el fracaso del chavismo, del gobierno o de Maduro. Es el fracaso de la sociedad venezolana. Hay muchos fracasos encerrados en todo esto.”, puntualizó con angustia presente y esperanza futura.

Recordó la idea central de Briceño-Iragorry en Mensaje sin destino: no somos una comunidad, una nación; vivimos de fracaso en fracaso sin un proyecto de país consolidado. Es decir, no sólo se trata de Maduro/Diosdado, aunque ellos sean las caras actuales de ese mal profundo de la carencia de una sociedad que tenga lazos verdaderos. De allí su diagnóstico acertado: somos la Patria de los desencuentros.

Por ello uno de sus temores del momento crucial que vive Venezuela es que “estamos en una situación, por ser una sociedad de desencuentro, por haber tanto resentimiento, odio, desconfianza y sospechas acumuladas, en que la violencia es casi inevitable, casi natural. Los muchachos de los barrios, que fueron humillados por la Guardia Nacional, golpeados, pateados, ahora pueden tomar venganza. Se sienten héroes y son aplaudidos. Eso es comprensible, pero es peligroso.”

Para evitar seguir repitiendo viejos fracasos y asumir cambios radicales en nuestra cultura nacional, García Larralde habla de un nuevo liderazgo “esclarecido”, es decir, que construya redes y relaciones estables a partir de dar soluciones a “problemas, de temas comunes, que la gente quiere resolver. El aprendizaje para convivir, para el respeto y la cooperación, no se hace a través de la prédica, ni de leyes o decretos rimbombantes, a los que tanto apelan los gobiernos, sino que se hace a través de procesos prácticos.” Este nuevo tipo de líderes sociales, económicos, culturales y políticos deben realizar una “labor pedagógica”: hablarle claro al país y construir relaciones sociales a partir de las capacidades demostradas en las soluciones a los problemas prácticos. Obviamente, la dificultad mayor es superar el rentismo que ha creado el “petro-estado mágico” que retrata con sagacidad Coronil en su texto conocido por todos.

García Larralde confiesa que estando fuera del país se deprimía viendo lo que sucedía a diario en su Patria. Pero, ya de vuelta recorre la nación y se sintió optimista: “Veo a estas generaciones de relevo, donde hay empresarios, dirigentes políticos jóvenes, estudiantes, gente de sectores populares, que están haciendo cosas muy importantes y, sin duda, muy superiores a lo que hicimos nosotros.”

¿Qué está haciendo este nuevo liderazgo? Sus palabras son contundentes en cuanto al tipo de ciudadano que requerimos: “Tenemos que empezar a construir puentes a partir de nosotros mismos, de nuestras relaciones, de nuestras capacidades, de nuestras destrezas. Tenemos que empezar a hacer esos cambios culturales y relacionales a partir de nuestra propia realidad.”

Bueno, como siempre he pensado, ya sabemos lo que debe hacer el 50% del país que no se identifica con el gobierno ni con la oposición. Manos a la obra, el futuro dependerá de las acciones que emprendamos desde hoy, debemos ser parte de ese nuevo liderazgo esclarecido. La invitación es para todos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 949 veces.



Nelson Suárez

Docente/Investigador Independiente (Literaratura, Ciencia, Tecnología y Sociedad)

 suarez.nelson2@gmail.com

Visite el perfil de Nelson Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Suárez

Nelson Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad