Documento N° 16

Alerta con Monsanto en Venezuela, Farsa Ambiental, Plan Colombia, Voceros Gubernamentales Cuestionados, Clase Media

Corriente Agraria Nicomedes Abreu

Documento N° 16

El quinto gran objetivo histórico del Plan de la Patria 2013-2019, se traduce en la necesidad de construir un modelo económico productivo ecosocialista, basado en una relación armónica entre el hombre y la naturaleza que garantice el uso y el aprovechamiento racional y óptimo de los recursos naturales, respetando los procesos y ciclos de la naturaleza”.

Terror del Frankinstein Monsanto

Monsanto; es el nombre de una multinacional criminal que amparándose en su disfraz empresarial “progresista” ha inundado el planeta de cuanto veneno enrarece el ambiente, destruyendo al ser humano y su entorno natural.

Este viejo instrumento del imperialismo, le ha servido para acaparar, de manera fraudulenta, patentes de semilla y pesticidas sometiendo a otros países al control tecnológico para así afianzar la dominación del sistema capitalista sobre otros pueblos.

Ahora vienen avanzando con los transgénicos, cuyo uso los hace dueños de la comida esclavizando a las naciones con su dominio mundial; castrando así los tímidos procesos iniciados por los países dependientes. Recordemos los estragos en la salud causados por: El Gramoxone, DDT, Potreron, Roundup, Lifosan, que actualmente su uso hace estragos en Colombia y el más letal de todos, el tristemente célebre Agente Naranja, usado en los bombardeos contra los Vietnamitas, el cual ha producido mutaciones y alteraciones en el ADN humano sin que hayan conclusiones científicas de extrañas y nuevas enfermedades. Hoy vemos alarmados cómo se está permitiendo ingresar a nuestro país semillas de la Monsanto para atender la próxima siembra. Hacemos un alerta por cuanto el historial de esta multinacional,  nos  obliga a denunciar esta debilidad para sugerir producir nuestra propia semilla con los instrumentos con que cuenta actualmente el Estado Venezolano para tales fines. El INIA, las universidades y los productores, así como otros organismos especializados tienen la obligación de alejarnos de esta pesadilla de la dependencia que impide ejercer plena soberanía nacional.

La Farsa Ambiental

En los alrededores de la estación de bombeo del petróleo barinés, en El Toreño, se está practicando un ecocidio vergonzante ante la mirada complaciente de funcionarios que deben temer al poder del dueño y el cual parece ser un banquero o un alto dirigente de la MUD, a quien las camisas desteñidas del gobierno le tienen terror. En dicho predio, nuestros informantes han visto a guarimberos recibiendo la paga o peor aún, será que: ¿ alguno de los nuevos propietarios, incluyendo los nuevos terratenientes, corruptos, paracos y colombianos, están dando órdenes a varios “dirigentes revolucionarios, campesinos y socialistas” ?

Esta concepción de los aludidos, consideran un bosque y humedales; tierras ociosas y abandonadas. Esta concepción lo que ha producido es incidir negativamente en la destrucción de los bosques y de los caños El Barro, Guabina, Guajibo, Caroní, Caños del Monte y Madre Vieja, bosques estos de galería y amortiguadores de la sedimentación del desparrame del río Santo Domingo.

Plan Colombia

Muchos distraídos “revolucionarios”, han creído que la “motolita” burguesía colombiana descansa en sus propósitos de ser intermediaria para destruir el proceso político venezolano. Con todos nuestros imperfecciones somos un peligro, así como lo manifestó Barack Husseim Obama, pues nuestro proceso, hace avanzar al pueblo venezolano en cuanto a salud, educación, alimentación, y seguridad social y nos convierte en un mal ejemplo para el resto de los pueblos del mundo que quieren sacudirse del yugo imperial.

El fascismo español olvida a su pueblo sumido en las mil calamidades, cargando con la humillación del hambre, el desempleo, la inseguridad social y donde ni siquiera se les da el tratamiento de ciudadanos sino súbditos de un reinado de monarcas borrachos y ladrones.

Esta triada, confabulada contra Venezuela se ha encontrado con un fervor patriótico nacionalista y un rechazo de los gobiernos y pueblos del mundo y todos los impedimentos y saboteos que se ocasionan en la República Venezolana son producto de un laboratorio que no deja escapar el mínimo detalle para golpear la estabilidad política del Estado Venezolano.

Tanto en el campo y la ciudad, el Plan Colombia cuenta con infiltrados en los movimientos sociales, lo que ha hecho crecer el latifundio en la ciudad y el campo y los “dirigentes” intermediarios de esta situación gozan de privilegios económicos equiparándose con grandes potentados y muchos de ellos gozan de amplísimos prontuarios que obligan a la dirigencia política revolucionaria a revisar estas conductas que en nada favorecen al proceso político venezolano. Todas estas reflexiones, obligan a sugerir una acción contundente por parte del Estado y de la sociedad. Más obligante aún es para los llamados revolucionarios ya que muchos de ellos por su incapacidad y malos manejos contribuyen a enrarecer y perturbar la gestión gubernamental.

Según con el cristal con que se mire

Todas las manifestaciones expresadas por esta corriente pueden ser interpretadas más que todo como una de las muchas opiniones que se vierten sobre la política Venezolana.   Están dirigidas, fundamentalmente a la unidad del movimiento revolucionario, por eso nos toca repetir sin temores y sin vergüenza que somos revolucionarios en todo el sentido de la palabra, que no somos infalibles, que lo afirmado o dicho no es la última palabra sino por el contrario es una invitación a la discusión y el debate para que entre todos, construir el mejor camino. Así es como consideramos que la agricultura nacional no vive su mejor momento y cuestionamos que algunos de los voceros gubernamentales como: Balsamino Belandria, José Agustín Campos y el nuevo importado a Barinas Lucidio Díaz, quien en su pasantía por Acción Democrática, dejó en Barinas el estercolero de su gestión política, y es por ello que exigimos que los verdaderos voceros del proceso sean personas con suficiente dignidad que no enturbien las  aguas revolucionarias.

El progreso de los que se llaman “Clase Media”

En el llamado Banco de La Mesa, cuyo nombre fue cambiado por unos nuevos ricos desclasados por el de Alto Barinas, donde se les llena la boca en cualquier reunión mencionando el lugar donde habitan y además la apariencia de vivir en este lugar se paga caro puesto que los servicios son los más costosos de la ciudad, llámese cortagrama, plomero, mecánico, abastos, taxi, etc, etc.

Allí la anárquica construcción vive obstruyendo los drenajes dotados por la naturaleza al Banco de  La Mesa, por ejemplo el Caño El Barro, nace en los predios de la UNELLEZ cuyas vertientes eran llamadas los barrancones del barro, pero hoy la nueva “Medellín de Venezuela” construye a diario edificios de todo tipo sobre los cauces naturales sin análisis, razón por la cual a breve tiempo sufriremos de los estragos acompañado además de los “constructores”, los “dirigentes sociales”, quienes están practicando lo mismo que en el campo, invadiendo terrenos de forma anárquica sin que nadie le ponga coto a estas alteraciones.

SALVEMOS EL RIO SANTO DOMINGO

PROTEJAMOS EL BANCO DE LA MESA

CASTIGO A LOS DEPREDADORES DEL AMBIENTE, DISFRAZADOS DE: CAMPESINOS, PARACOS, LAVADORES DE DINERO O CORRUPTOS.

Por Corriente Agraria Clasista: Luis Rodriguez



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2306 veces.



Corriente Agraria Clasista Nicomedes Abreu / Luis Rodriguez


Visite el perfil de Corriente Clasista Agraria Nicomedes Abreu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a207366.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO