El problema no es si aparece o no aparece Alcedo Mora el problema es...

Que entramos en una fase de dominación global que no estamos interpretando, como se ha dicho hasta la saciedad el gran capital no tiene color, nacionalidad, ni ideologia politica, se trata pura y sinceramente de terrorismo contra todo lo que se oponga a la generacion y acumulacion de riqueza facil y rápida, el despliegue de las operaciones militares por parte de los imperios que se disputan el poder global, como el premio nobel de la paz, Rusia y China no tienen comparación a ninguna época de nuestra historia como humanidad, América es el territorio en disputa, los imperios lo saben y actúan en consecuencia.

El nuevo orden global impuesto es el caos total y absoluto, la ingobernabilidad plena, la desetabilizacion y ninguno de nuestros gobiernos tiene ni el conocimiento ni la capacidad para enfrentar esta dictadura, que traducido en lenguaje bíblico sería el reinado del mal, estamos literalmente incapacitados de dar una respuesta y aun si la tuviéramos el choque implicaría la desaparición de la especie humana, nuestra sociedad fue invadida, inoculada hace mucho tiempo, fue algo deliberadamente planificado por el gran capital, no hace falta extenderme aquí sobre lo difícil y violenta que resulta la vida de cualquiera de nosotros, lo experimentamos día a día y las clases sociales menos favorecidas con mucha más crudeza.


Lo del camarada Alcedo es tan lamentable como los cientos de dirigentes campesinos asesinados, los asesinados en estos 15 años por parte del gran capital en golpes de estado, guarimbas etc,, el fiscal Danilo Anderson, Sabino Romero, Robert Serra, Odreman y sus compañeros, Eliécer Otaiza, los Yukpas y la explotación de nuestros recursos mineros en el Zulia, la extracción de oro y demás riquezas en el estado Bolívar, las zonas económicas especiales y su modelo capitalista y una larga lista interminable son señales inequívocas del nuevo orden global impuesto, el gran capital si tiene cómo controlar el caos pues hasta financian a los grupos que se le oponen, es decir no dejan ningún cabo suelto, ya no se trata de Maduro, ni de las izquierdas, ni de los intelectuales, ni de los movimientos sociales ni de nada y mucho menos del poder popular, se trata entonces que el orden que algun dia conocimos ha desaparecido ante nuestros propios ojos, lo que vemos es un simple holograma o lo que quedó de ellos, el gran capital sabrá mutar, negociar, ceder, para eso son las cumbres, necesitan esclavos vigorosos y vendepatrias que hagan el trabajo sucio, de ello viven, de nada sirven congresos antiimperialistas y todas esas payaserias, nuestra suerte está echada y no la decidimos nosotros, mientras sigamos sirviendo vino nuevo en copa vieja, el que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga.


Chavez vive, la lucha sigue.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2020 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: