Cher, Robin Williams y Gaza

Días atrás leía el título de una nota de prensa que llamó mi atención, "Cher no se mira al espejo hace 20 años". Casi sin terminar de leer la frase automáticamente pensé ¿a quién carrizo le puede interesar que esa tal Cher se vea o no en el espejo cuando en Gaza están asesinando a mansalva a niños, mujeres y ancianos?.

La verdad es que después, pensando con más frialdad el asunto, comencé a reflexionar acerca de por qué mientras en el mundo de nuestros días los poderes imperiales mantienen a la humanidad sometida a conflictos, guerras y crisis permanentes, buena parte de esta misma humanidad permanece adormecida, narcotizada, seducida, distraída, embobecida, estupidizada interesada en si Cher se ve o no al espejo y de por qué lo hace o deja de hacerlo.

La verdad que esto tampoco es tan nuevo para la humanidad, sino recordemos "panem et circenses" de los romanos, que en su origen latino "panis et circenses" se refiere a la última atención del pueblo romano, quien había olvidado su derecho de nacimiento a involucrarse en la política, según Juvenal. Se ha documentado que en 140 a. C los políticos romanos impulsaron la política de pan y circo para ofrecer comida y entretenimiento al pueblo como una forma efectiva de subir y mantenerse en el poder. En nuestros días, con la masificación de la televisión, la internet, las redes sociales, etc. ha aumentado la cantidad de gente que se mantiene "entretenida" e indiferente a las duras realidades que se viven en el mundo, con la conciencia adormecidas y de espaldas ante el drama de padece gran parte de la humanidad.

No nos referimos a la indiferencia de la burguesía mundial, a la actitud de los dueños de los capitales, esa abismal minoría de individuos y familias que en el mundo atesoran la mayor parte de la riqueza material del planeta, no, todos ellos actúan en correspondencia con sus intereses y dentro de estos mantener a las grandes mayorías desinformadas, distraídas, desinteresadas, preocupados por Cher y no por Palestina, es una prioridad absoluta que encaja perfectamente con sus prioridades e intereses.

Según cifras de la Unicef, en el mundo en el año 2012, murieron 6,6 millones de niños y niñas antes de cumplir 5 años por causas perfectamente prevenibles. Un promedio de 18.000 niños por cada día. Dice el investigador Bernardo kliksberg que a pesar de los avances tecnológicos 768 millones de personas no tienen acceso a agua potable y 2.400 millones no pueden acceder a instalaciones sanitarias. http://www.surysur.net/2014/07/ninos-un-drama-silencioso/.

Hace tiempo que está ampliamente estudiado y documentado el papel de Hollywood y la industria cultural capitalista para mantener a la humanidad en un afán de consumo incesante que cada día nos acerca más al límite de la inevitable destrucción de la única nave espacial, como dice Walter.

Pero resulta que el drama personal de Cher, el de negarse a aceptar el proceso de envejecimiento natural a que los humanos indefectiblemente estamos sometidos como el resto de los seres vivos, o el drama personal que llevó a una estrella de Hollywood, Robin Williams, a suicidarse, ocupa la atención de todos aunque sea de forma efímera, mientras el drama colectivo que viven 1.800.000 seres humanos en la Franja de Gaza parece estar pasando desapercibido para una Humanidad que debería gritar en pleno y al unísono "Paren el Genocidio al pueblo Palestino en Gaza".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2309 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: