Una lágrima herida

Cuando yo veo lagrimear a una persona planto el más respetuoso silencio, creo que nadie llora por llorar sino porque se le desborda el sentimiento y ante eso, nada menos que guardar respeto como aparte, también, explicar uno a sí mismo, que el sentimiento es el accionar de los sentidos.

A veces he visto llorar y hasta moquear a un actor o a una actriz y eso no me conmueve en nada porque sé que eso es fingido, nada que ver, sólo me refiero a lo que es verdadero, he ahí a Palestina, que llora a sus mártires y ni siquiera se le permite un poco de paz -si es que se puede hablar de paz- en tal caso, para el desahogo del caudal de sentimientos por los hijos y por la tierra arrasada de que es víctima por parte de USA, Israel y la ONU.

Por Palestina os adjunto reflexión que no es inédita sino que data de tres años atrás y que está en red pero no por tal, vieja, deja de tener vigencia ahora, en ella hice una ligera reflexión acerca de la malignidad del Nobel, “Los pajaritos de Palestina también son pajaritos”.

 Los pajaritos de Palestina también son pajaritos, viven de la flor del olivo pero Israel les incendia su arbolito.

 Sí no hubieran guerras el talento y la ternura florecerían por doquier. ¿Es posible un mundo para todos?

Para CNN y demás publicistas del odio eso no es posible pero para la revolución bolivariana, más que posible, es necesario un mundo mejor.

Israel no sólo comete genocidio contra Palestina sino que además, por medio de sus soldados y de sus colonos asesinos talan con motosierras los olivos de Palestina, y cuando no, los incendian; se trata de arbolitos de los que vive buena parte del sufrido pueblo de la Franja de Gaza, mediante el cultivo de la aceituna.

Israel comete un brutal daño contra el ambiente, además del chorro de sangre que ocasiona.

Y, los pajaritos que viven de chupar la flor del olivo y que polinizan, pierden su comidita. Hasta los pajaritos de Palestina, que son también pajaritos como los del resto del mundo, migran y mueren en bandadas por falta del olivo y de su flor y eso se le debe en mucho al Nobel de Paz Obama Bin Laden, presidente de Estados Unidos.

Habría que reentrenar en la ternura a los niñitos de Palestina. Hay que ver lo que significa para un niño no mirar a los pajaritos picoteando las flores.

La puntualidad del Sol es el fenómeno cotidiano más trascendente habido y por haber; inclusive cuando no había computadora, el Sol salía para fecundar los árboles y generar flores, a la vez que le insinuaba a los pajaritos que fueran a comer pero, hasta apagar el sol quiere Obama contra Palestina y no le puede ser difícil la tarea en tanto que él tiene millares de ojivas nucleares capaces de acabar con todo e inclusive contra sí mismo porque se trata de un estado de locura imperial a la que hay que parar y pronto.

¿Cuál es el camino?

El camino no es ese enorme espacio físico sobre el que nos movemos a veces sin saber que hacer sino más bien, el camino consiste en nuestras propias fuerzas interiores que nos impulsan a cambiar de posición con respecto a un punto en el tiempo y en el espacio a sabiendas de que todo se mueve y de que, en consecuencia, todo es relativo.

No debe ser Mr. Obama quien determine nuestro camino sino nosotros mismos. El hombre hizo camino al inventar la luz eléctrica para imitar el Sol pero ya eso no basta. No debe ser CNN la que nos diga qué camino seguir. Habría que inventar una luz que nos alumbre por dentro y esa no es otra que un estado superior de conciencia.

La información y la verdad tienen mucho que ver con las salidas. Nuestra visión de contexto también tiene mucho que ver con los caminos a tomar; sí lo que ocurre en Palestina o en Libia, o en Afganistán o en Irak es visto por nosotros con desdén, es que estamos equivocados.

Todo sobre la faz de la Tierra tiene relación con todo y todo se mueve, por lo que no debemos seguir indiferentes frente a la locura del gobierno norteamericano de USA; el propio pueblo norteamericano debe hacer suya la defensa del género humano en comunión con la Naturaleza.

¿A Obama debe darle pena haber recibido el Nobel de Paz?

Parece ser que Alfred Nobel no fue ningún santico en vida, solo que hizo mucho dinero, tanto que no se lo pudo llevar en la urna y a sabiendas, redactó un legado para instaurar el premio y del que excluyó concederlo a cualquier matemático porque -supuestamente- un brillante matemático de la época le había quitado una amante.

El Premio Nobel es una prostituta, hasta Vargas Llosa lo ostenta, que ni decir de Obama.

Solo falta que le concedan el premio post- mortem a Jack el Destripador, a Benjamin Netanyahu y a muchos otros ángeles, arcángeles y serafines de la misma calaña.

El Premio Nobel más parece ser un monumento a las bajas pasiones.

Sí el camino es equivocado nunca llegaremos al objetivo propuesto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1880 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a192693.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO