El imperialismo mató a Chávez y ahora piensan en Nicolás

La derecha recalcitrante jugó asquerosamente sucio contra el Comandante Supremo Hugo Chávez desde su aparición pública aquel 4F, no desestimó ningún calificativo para despreciar su presencia en la escena política venezolana; así como el levantamiento de las calumnias más infames y despreciables que contra cualquier individuo puedan realizarse, más allá de que fuera el presidente constitucional hiper-reelegido y triunfador electoral de todas las contiendas que tuvo que afrontar junto a su pueblo; ellos traspasaron todos los límites de la decencia y el decoro social pequeños burgués para arremeter contra éste buen hombre, lo hostilizaron desde todos los frentes inclementemente tratando de desmoralizarlo y empequeñecerlo en su accionar cotidiano; ésta se pudiera considerar como la primera avanzada para su liquidación física, tratar de que un segmento del pueblo lo odiara tanto, que un posible magnicidio terminara siendo una salida digerible por esos sectores e incluso aceptable; la humanidad tiene experiencias en esta materia, con tan solo un revisión superficial de la historia podemos conocer la actuación de la oligarquía y sus amos reales en estos menesteres.

Luego del infausto 5 de marzo el cinismo y la agresión se radicaliza; quienes odiaron, despreciaron, buscaron derrocarlo inconstitucionalmente, descalificaron su gestión de gobierno y celebraron hasta su muerte (unos más ruidosos, otros menos), hoy se presentan como los herederos del pensamiento y quehacer bolivariano que encabezó Hugo Chávez, tratan de apropiarse de sus símbolos, sus consignas, sus programas de gobierno, su discurso, su historia y hasta de la forma de actuar y ser individualmente El Comandante.

Nicolás Maduro asumió el doloroso relevo y ha salido al combate como lo esperaba su pueblo y le delegó nuestro Líder Eterno; hasta ahora se muestra seguidor y continuador ejemplar de la obra que se inició hace sólo 14 años, poco a poco le va tomando el ritmo a esta nueva tarea y en lo personal la valoro como positiva a pesar de lo cruel de las circunstancias. Por su parte la derecha no mejora, descaradamente ha intentado “sacralizar” a Chávez (como lo hicieron con Bolívar) pero desmeritar el Chavismo (Nicolás Maduro); los ataque siguen siendo tan criminales y arrogantes como en el pretérito reciente lo hacían contra el Comandante Eterno, han trasladado su odio contra Nicolás y en sus rostros se les ve, ahora es más difícil pelear contra un difunto que ya su pueblo hace Santo y redirigen su perversa artillería contra los herederos legítimos de Chávez: El Pueblo Venezolano y su vocero principal Nicolás Maduro.


ajueves@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2329 veces.



Luìs Alberto Duarte


Visite el perfil de Luis Alberto Duarte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Duarte

Luis Alberto Duarte

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad