¿Y los comunistas asesinados por Pérez Jiménez?

A propósito del proyecto de "LEY PARA SANCIONAR LOS CRÍMENES, DESAPARICIONES, TORTURAS YOTRAS VIOLACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS POR RAZONES POLÍTICAS EN EL PERÍODO 1958-1998"; me atrevo a sumarme a los que piensan que también debió incluirse, como mínimo, el lapso 1948-1958, período en el cual igualmente fue política de Estado la represión y la violación flagrante, con intencionalidad política, de los elementales derechos a la vida, la libertad y la integridad física.

No debemos tener miedo de que también algunos representantes de la Oposición estén entre quienes hacemos ese planteamiento; todo lo contrario, y me explico: Creo que esa investigación debe abarcar también al lapso 1948-58, porque es lo mínimo que le debemos a los más de 300 muertos de esa época, la mayoría del Partido Comunista; pero también del partido Acción Democrática, de su ala de izquierda, sus mejores cuadros; y creo que a nosotros NOS CONVIENE políticamente que también se investiguen esas muertes, poco o nunca investigadas, porque allí pueden salir a la luz algunas traiciones, componendas y entregas de algunos dirigentes de Acción Democrática contra sus mismos compañeros; y esta presunción se basa en propias convicciones y declaraciones de connotados adecos; incluido Rómulo Betancourt, en relación con oscura actuación de David Morales Bello en la muerte de Leonardo Ruíz Pineda; y hay otros casos como los de Droz Blanco,Pinto Salinas, Wilfrido Omaña, etc. Por cierto, el nombre de Wilfrido Omaña fue usado por una brigada de las FALN durante la lucha armada en los años sesenta.

En esos casos hubo algo parecido al asesinato de Ezequiel Zamora, asesinado desde adentro de sus propias filas por maquinación de su cuñado Juan Crisóstomo Falcón y de Antonio Guzmán Blanco, por las razones y con las consecuencias harto conocidas.

Alguien podrá decirse que en algunos de esos casos hubo juicios posteriores, pero sólo de agentes de la Seguridad Nacional y algún militar y sólo por algunos casos; y NUNCA POR NINGÚN COMUNISTA, todo ello porque a Acción Democrática NO le interesaba hurgar mucho en sus propios casos y ocultó la participación y cuota de sangre de los comunistas en la lucha en el lapso 1948-1958; por lo que seguimos debiéndole esa reivindicación histórica también a esos caídos, y a sus familiares, así como a los torturados, encarcelados y perseguidos, que muchos todavía están vivos; o vivimos sus familiares.

Además políticamente, no debemos aparecer como que "apoyamos" o "encubrimos" a Pérez Jiménez, aunque no sea cierto, pero se presta a la especulación política, donde es dable acudir al recurso retórico. No se, digo yo....


josegpinat@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5343 veces.



José Gregorio Piña


Visite el perfil de José Gregorio Piña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: