La figurina repatriada a Venezuela desde Italia tiene mucha historia qué contar

Esta pieza forma parte de los bienes culturales arqueológicos del país.

Esta pieza forma parte de los bienes culturales arqueológicos del país.

Credito: Foto: Cortesía Embajada de Venezuela en Italia.

No es más grande que la palma de una mano, pero su postura erguida, piernas separadas y en posición pedestre, nariz pronunciada, ojos, boca y rostro alargados dan a esta figura elaborada en cerámica hace más de 2.000 años, y recién rescatada en Roma de un contrabando, la altura y tamaño que tiene en importancia para el estudio de la historia de nuestra civilización.

La forma de la cabeza de esta figurina, alargada como la de un triángulo invertido, tridimensional, de torso corto y sin cuello, la acerca al estilo de las antromorfas masculinas típicas del poblado de Betijoque, en Trujillo, un sitio muy importante de ocupación prehispánico por la cantidad de material arqueológico que aún yace debajo de la tierra.

Y es que sus características concuerdan con otras piezas halladas en investigaciones arqueológicas realizadas en esta región en la década del cincuenta por José María Cruxet e Irving Rouse, y por la antropólogo Erika Wagner en la década del ochenta, con una antigüedad que oscila entre los años 200 aC al 1500 dC.

En el libro El Arte en la cerámica aborigen de Venezuela, de Alfredo Boulton, se recogen imágenes de figurinas hallas en los Andes venezolanos.

«Ahí se desarrolló una sociedad de agricultores bastante organizada. En esa zona de Betijoque hay una cerámica muy importante», refirió la arqueóloga venezolana y presidenta del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), Dinorah Cruz, entrevistada para ahondar sobre esta pieza arqueológica repatriada a nuestro país semanas atrás.

¿Pero qué utilidad o significado pudo haber tenido esta figurina para una de las primeras poblaciones que habitaron nuestro territorio?

A esta pregunta solo le quedan respuestas basadas en especulaciones o suposiciones, porque no hay manera de obtener información sobre esta pieza arqueológica, más allá de las que puedan dar sus características físicas cuando se desconoce el contexto del lugar de donde fue hallada.

Explica Cruz que en la Arqueología existe un procedimiento científico que permite estudiar este tipo de objetos, donde la tierra tiene un papel fundamental para su lectura.

La cerámica de Betijoque se identifica por sus trazos de colores blancos y negros.

Muchas de estas piezas se encuentran en contextos funerarios y de rituales, que les dan más información de la que se puede desprender de sí mismas. Es por ello que «cuando una persona que no es arqueólogo extrae este tipo de objetos, los termina convirtiendo en solo mercancía, porque el valor científico y simbólico de estas piezas se pierden en su totalidad», refirió la presidenta del IPC.

Y este es el caso de esta figurina masculina encontrada a miles de kilómetros de su lugar de origen.

«Probablemente, esta pieza pudo haber tenido mucho tiempo fuera del país", señaló la también arqueóloga, agregando que no existe denuncia de extracción ni registro de que pertenece a un museo venezolano, por lo que cree que fue sacada de manera ilegal de un sitio arqueológico, en este caso, del de Betijoque.

Tráfico de bienes culturales

Venezuela es parte desde el año 2001 del Convenio Simón Rodríguez de Integración Sociolaboral Andina, que controla las excavaciones arqueológicas, la conservación de los bienes culturales, protege zonas para futuras investigaciones arqueológicas e impide la exportación o transferencia ilegal de bienes culturales.

También, por recomendación de la Unesco, nuestro país forma parte desde ese mismo año del Comité Técnico Contra el Tráfico Ilícito de bines Culturales.

La presidenta del Instituto del Patrimonio Cultural, también miembro de este comité, denuncia que es diaria la lucha contra vendedores de piezas arqueológicas que han convertido las páginas de comercio electrónico y grandes casas de subastas de Europa y Estados Unidos en sus vitrinas.

«Cada vez que vemos una pieza arqueológica en Mercado Libre, primero le hacemos una comunicación a esta página de comercio electrónico para advertirle que uno de sus usuarios está vendiendo objetos ilegales y así le suspenda su cuenta, y, posteriormente, tramitamos la denuncia tanto en la Fiscalía como en la Interpol", explica Cruz.

En cuanto a las grandes casas de subastas de Alemania, Francia, Estados Unidos, señala que hacen una revisión de sus catálogos, y si encuentran piezas arqueológicas de procedencia venezolana, hacen los respectivos reclamos.

En Mercado Libre Venezuela, vendedores ofrecen estas piezas arqueológicas violando la legalidad en el país.

El IPC denuncia casi a diario la venta ilegal en páginas de comercio electrónico de nuestro patrimonio humano.

Y por ser parte de este comité, es que nuestro país logra recuperar la figurina antromorfa masculina de estilo Betijoque, hallada junto a otras piezas de origen latinoamericano en Roma, Italia, durante el allanamiento a un domicilio en 2021, y que posteriormente es sometida a estudios por el organismo italiano para la Conservación de colecciones no europeas para identificar su procedencia.

Según información de la Embajada de Venezuela en Italia, tras concluir que esta pieza arqueológica era venezolana, el organismo italiano envía una comunicación al Instituto del Patrimonio Cultural para confirmar su resultado con estudios realizados en nuestro país.

Es así que el IPC realiza una investigación documental, en la que compara la pieza decomisada en Italia con halladas en expediciones arqueológicas en Venezuela durante el siglo XX, que ciertamente confirma que esta pieza arqueológica es de procedencia venezolana.

Ante este resultado, la Oficina de Patrimonio Artístico del Grupo de Delitos contra la Administración Pública de la Fiscalía del Tribunal de Turín ordena la devolución de la pieza a Venezuela, que es traída por la encargada de negocios de Venezuela en Italia, María Elena Uzzo, y presentada ante el país en un acto realizado desde la sede del Instituto de Patrimonio Cultural, en Caracas, en el que asistió el ministro de Cultura, Ernesto Villegas; el fiscal general, Tarek William Saab, la representante venezolana en Italia y la presidenta del IPC.

No es primera vez que el Estado venezolano recupera una pieza arqueológica de este tipo.

En 2011, durante un procedimiento de tráfico ilícito realizado en Caracas, es decomisada una figurina antropomorfa sedente asexuada de estilo Betijoque.

Figurina antropomorfa asexuada estilo Betijoque decomisada en Caracas en 2011.

La figurina repatriada de Italia es evaluada

Esta figurina, que llegó al país hace unas semanas, se encuentra en un proceso de evaluación.

Aunque su estado de conservación es bueno, tiene la nariz rota y fue intervenida con barniz y pegada a una base de madera. "Hay que ver si se puede volver a su estado original, y si ese proceso no destruye la pieza", dijo la presidenta del IPC.

Asimismo, una vez que pase por este proceso, esta pieza será custodiada por la Fundación de Museos Nacionales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3542 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter