99 años de su natalicio

Benny Moré está eternamente vivo en la memoria de Cuba y de todo el Caribe

El Bárbaro del Ritmo, Benny Moré

El Bárbaro del Ritmo, Benny Moré

La Habana, agosto 24 - El cantante y compositor cubano Benny Moré, inmortalizado por su pueblo como el más grande de todos los tiempos, estaría cumpliendo 99 años este 24 de agosto, presente siempre en la memoria musical de esta isla.

"El Benny era un fuera de liga. No había estudiado música pero nadie lo superaba marcando la pauta de su Banda Gigante. Todavía lo recuerdo cuando cantaba en el Alí Bar, allá por los años 60, yo era muy jovencito, pero su imagen y su voz jamás dejaré de recordarlas", comentó Bienvenido Suárez, un anciano habanero que frisa los 80 años.

Calificado por críticos y especialistas como un fenómeno dentro del espectro musical cubano, Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez (1919-1963) irrumpió en los escenarios de una manera sorprendente y exclusiva, convirtiéndose en muy poco tiempo en ídolo de sus seguidores, tanto en Cuba como en otros países latinoamericanos.

El cantante y compositor, nacido en el seno de una familia pobre en el poblado de Santa Isabel de las Lajas, en el centro de Cuba, sin haber estudiado música, concebía de manera armónica composiciones que después terminaron convirtiéndose en éxitos, en un recorrido que lo llevó a explorar los principales géneros musicales de esta isla con su voz inigualable.

En 2006, 43 años después de muerte, la imagen de Moré fue llevada al cine por el director Jorge Luis Sánchez, quien comentó las motivaciones que lo llevaron a filmar la película.

"No sé si fue una motivación, o una necesidad, pero haber crecido oyendo hablar de Bartolo, como mis mayores lo nombraban en el espacio familiar, seguramente que me dio el necesario combustible para tal creación", comentó el realizador cinematográfico.

Sánchez aclaró que "aunque no llegué a conocerlo personalmente, su abuela y la mía fueron hermanas, por lo que el arsenal de historias, pareceres, anécdotas y recuerdos habrá sido una parte del impulso y la confianza para versionar su vida en forma de una película".

El campesino al que todos llamaban Bartolo y terminaría convirtiéndose en el Benny de todos los cubanos, era el mayor de 18 hermanos de una familia negra, humilde y campesina.

Aprendió a tocar la guitarra en su infancia. Según el testimonio de su madre, Virginia Moré, se fabricó su primer instrumento a la edad de seis años, con una tabla y un carrete de hilo.

Abandonó la escuela a edad muy temprana para dedicarse a las labores del campo. A los 16 años, formó parte de su primer conjunto musical. En 1936, cuando contaba con 17 años, dejó su ciudad natal y se trasladó a La Habana, donde vivía precariamente, tocando en bares y cafés, hasta que alcanzó su primer éxito al ganar un concurso en el programa radial La Corte Suprema del Arte.

Por esa época se vinculó al famoso Trío Matamoros, con el que realizó numerosas grabaciones, y en 1945 viajó a México, donde actuó en dos de los más famosos cabarets de la época, el Montparnasse y el Río Rosa, donde se supone adquirió su nombre artístico Benny Moré.

Grabó discos para la compañía discográfica RCA Víctor junto a las orquestas de Mariano Mercerón y Dámaso Pérez Prado, momento en que comenzó a conocerse como "El príncipe del mambo".

A finales de 1950 regresó a Cuba. Aunque era una estrella en varios países latinoamericanos, como México, Panamá, Colombia, Brasil y Puerto Rico, apenas era conocido en la isla, y fundó la Banda Gigante, con la que hizo exitosas giras por Venezuela, Jamaica, Haití, Colombia, Panamá, México y Estados Unidos.

El 19 de febrero de 1963, a los 43 años murió en La Habana a consecuencia de una cirrosis hepática.

El gobierno revolucionario decretó duelo musical en Cuba en su homenaje.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3253 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N Y ab = '0' /cultura/n330345.htmlCd0NV CAC = Y co = US