(La polémica que nunca terminará)

239 años del nacimiento del Libertador Simón Bolívar

Hablar de Simón Bolívar en la actualidad es un riesgo. Parece que todo estuviese dicho y se puede caer en un circulo fastidioso y sin interés o expresar "más de lo mismo".

Realmente lo que interesa es generar atención, dudas, la polémica que alimente el conocimiento y amplíe el radio de acción acerca de este controversial y trascendental líder del siglo XIX.

Tal vez surjan contradicciones con los que tienen el poder en este momento en Venezuela y los que defienden una sola forma de pensar, por su afán de enclaustrar la amplitud de criterios con el propósito de arrinconar la historia como en un templo y colocarla a su favor e interés.

No resulta sencillo asumir un compromiso de escribir la reseña sobre algunas de las facetas de un personaje de la la talla del Libertador, héroe y padre de la patria. Constituye un símbolo de la nacionalidad venezolana, nuestra venezolanidad pintada del color y herencia de los aguerridos y tenaces libertadores de Suramérica.

Y es que, admirar la lucha por la independencia en siglo XIX , supone comprender la trascendencia de un sueño de los jóvenes rebeldes de la época colonial, hijos de hacendados y blancos criollos que eran de los pocos que sabían leer en esos tiempos y tuvieron acceso a los libros prohibidos que les permitió comprender la filosofía de la ilustración, los principios de igualdad, libertad y fraternidad de la Revolución Francesa de 1789 y la guerra independentista de los líderes liberales de los Estados Unidos en contra de Inglaterra.

Bolívar no luchó solo, pero fue el autor intelectual y militar de la internacionalización de la guerra hacia toda el Suramérica y la creación de la Gran Colombia planteada en principio por el jesuita Vizcardo y Guzmán y luego proyectada por Francisco de Miranda.

Simón Bolívar pensó en liberar Puerto Rico y Cuba, enviando fuerzas militares comandadas por Antonio José de Sucre y José Antonio Páez. Así como también, el 29 de junio 1817, el general MacGregor por órdenes de Bolívar, toma la isla Amelia en la Florida, establece un gobierno y nombran capital a fernandina, el territorio estaba en manos de España. Ese Gobierno fue disuelto en tres meses por el ejército estadounidense y luego España negocia toda la Florida y pasa a total dominio del Gobierno norteamericano.

¿Tuvo errores políticos el Libertador Simón Bolívar? Por supuesto.

¿Le enloquecían las mujeres? Claro que si.

¿Se ganó el odio y la admiración y respeto de muchos?

Indiscutiblemente.

Fue un hombre de carne, huesos, sangre y nervios, no un Dios ni un mesías.

Los venezolanos estamos orgullosos de la obra libertaria de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco, quien nació en Caracas el 24 de Julio de 1783.

Hay detractores de la época independestista como el coronel Gustavus Hippisley en su obra "Account of his journey to the Orinoco" editado en Londres en 1819. O la del alemán Ducodray Holstein en su obra "Histoire de Bolívar" publicada en París en 1831, también "Las memoirs of general John Miller" (in the service of republic of Perú) entre otros, quienes dejaron sendos documentos convertidos en libros, con juicios muy ofensivos y desfavorables a la gesta de Simón Bolívar y su personalidad, ellos estuvieron al lado del Libertador. Esos materiales quizás fueron los que tomó como referencia Carlos Marx para despotricar y tratar de destruir a nuestro Libertador en su artículo "Bolívar y Ponte", publicado en el año 1858, en el diario de New York "Daily Tribune" y la enciclopedia "the new American" en el volumen III. En sus textos, Marx califica a Bolívar de cobarde y autoritario.

Pero no sólo es el problema de los detractores de Bolívar, también en la política venezolana, Presidentes dictadores y demagogos han utilizado la figura y el nombre de nuestro Libertador para perpetuarse en el mandato o buscar que le asocien con el héroe Simón Bolívar. Un ejemplo de ello, fue Antonio Guzmán Blanco el 28 de octubre 1876, estuvo de brazos junto a la conocida Matea Bolívar "la negra Matea" , en los actos de traslado de los restos de Bolívar al panteón Nacional.

Otros mandatarios lo utilizan para justificar sus atropellos y abusos de poder contra el pueblo de Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1376 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Cultura y tradiciones