Los Dibujantes de Maracaibo

Dibujantes de Maracaibo

Recordando al Gran Chinco José Chiquinquirá Rodríguez, nacido en aquel Bobures del 03 de junio de 1915.

Vos sabéis que. En un dibujo que nos dejara el doctor Manuel Soto, nos invita a dar un paseo por aquel Maracaibo de 1889 cuando mujeres enmantilladas y hombres de sombreros, hacían de su ciudad, el lugar más placentero, que hayan conocido estas riberas de la Bahía.

Según lo descrito por Soto, en la orilla del lago hacia el Oeste, existía la empresa de Coches y el Aserradero El Cojo. El puente del Manglar estaba donde hoy se encuentra puente España. Allí se amarraban piraguas y, en la esquina de la casa Blohm, que era hasta donde llegaba la orilla del lago, se amarraban los cayucos.

El tranvía partía de la esquina donde está hoy el edificio de Tito Abbo, derecho por la calle Comercio hasta la esquina de la calle Andes, donde cruzaba hacia el sur, para tomar hacia la calle de La Cruz y seguir por Los Haticos.

El otro tranvía salía del boulevard Baralt, hacia el Norte hasta cruzar al Este por la calle Carabobo, y nuevamente cruzando hacia el Septentrión, por la calle Guayaquil, donde al final se enrumbaba recto hacia El Milagro.

El gran Chinco Rodriguez, supo también dibujar nuestra ciudad, que, a pesar de ser de Bobures, nos la dejó plasmada de forma cadenciosa en su "Asi es Maracaibo".

"Cuando llegues a un puerto de madrugada, donde el marullo lleve hacia lontananza. El ritmo cadencioso de alguna danza. Que despide el boguero en la ensenada. Así es Maracaibo cuando amanece, un puerto que ofrece toda la gracia que hay en su rada".

"Pero si estás atraído por el bullicio de la ciudad, saltas a tierra a curiosear. Y el vendedor te ofrece sus chucherías o el conductor te grita, a Las Veritas, a Nueva Vía. Así es Maracaibo en pleno día, muestra el ajetreo con que subsiste a la realidad".

"Y si sientes deseos por las afueras, al escuchar un Furro en el Saladillo. O el tararear de un verso con su estribillo, de una música alegre dicharachera. Así es Maracaibo en plena noche. Te muestra el derroche de lo que es gaita maracaibera".

"Y cuando zarpes del puerto aquel que te impresionó, sientes en el alma que algo te embrujó. Fue el titilar nocturno de Bella Vista o la imagen sagrada muy venerada de La Chinita. Ese es Maracaibo, señor turista Lo recordará, igual que yo". Pa que vos sepáis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 408 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor