La decadencia de la Cultura en Venezuela: de Farruco a Villegas y Cazal

Durante los primeros 10 años de este siglo Venezuela vivió un boom editorial con pocos precedentes. La oposición y su intelectualidad vivían la ironía de acusar al gobierno de Chávez de autoritario, mientras se creaban editoriales, abrían cadenas de librerías, y se imprimían títulos en tirajes nunca vistos en el país, que eran presentados en las Ferias del libro públicas y privadas. Los autores que se atrevían en lo político creaban Best Sellers: Hugo Chávez sin uniforme, La rebelión de los naufragos, Rómulo Betancourt, político de nación. Si tu pluma era medianamente refinada y profundamente reaccionaria, bienvenido al mundo editorial.

Del lado del gobierno, como parte de la primera verdadera campaña pública de acceso al libro y la lectura de Venezuela, se creó una Feria del libro (FILVEN), se regalaron en masa verdaderos clásicos de la literatura, y se fundó una editorial que buscaba completar el eje de la Plataforma del libro del país. En 2006, El Perro y la Rana comienza a trabajar en el espectro no clásico/no latinoamericano que Monte Ávila y Biblioteca Ayacucho tenían restringido, por sus bases fundacionales. El acceso al libro público estaba garantizado en todas sus categorías.

Lamentablemente, como muchas de las políticas gubernamentales que pintaban como excelentes retos para lograr el acceso a la lectura, el intento cayó en malas manos, que desvirtuaron la idea primordial. Eran tiempos de bonanza en los que hasta parecía gracioso que el Ministro Farruco se publicara y se hiciera a sí mismo agasajos y brindis por sus publicaciones. El perro y la rana, a su vez, adoptó una política del despilfarro, imprimiendo cientos de libros que nadie compraba, decenas de millones de dólares gastados en títulos que no ofrecían absolutamente nada en beneficio de la cultura, publicados para cubrir maravillosamente las estadísticas, para inflar los números. Que bien suena publicar 300 libros, que mal suena que 6 años después, buena parte de esos libros siguen en cajas, por su escaso o nulo interés o valor cultural. La idea de lograr que todos accedieran a la cultura enriquecedora cedió ante la extraña pantomima de que debía publicarse toda basura que llegase, menospreciando la capacidad redactora y lectora del mismo pueblo al que Chávez le regaló El Quijote y Los Miserables.

En 2013 Chávez nos concedía el Golpe de timón. En el que fue su último mensaje a la nación rodeado de sus ministros, nos recordó entre otras cosas que sus dos logros institucionales, Comunas y Cultura, serían los ejes sobre los que debía circular toda la política 2013/2019. Comuna y Cultura debían permearlo todo en adelante. Con la muerte de Chávez, la idea no solo se esfumó, sino que fue revirtiéndose hasta el ocaso cultural que hoy vivimos.

Del 2013 al 2019 Maduro nos regaló 7 Ministros de Cultura: historiadores, cantantes, profesores, sociólogos, periodistas; cada uno sin una idea previa mínima de lo que debía realizarse, fueron dejando alguno que otro ente peor que antes. Otros ni aparecieron en el Ministerio, furibundos ante el "desplante" de ser colocados en Cultura, el Ministerio Castigo de la Revolución.

-Fotos con los diablos, fotos en San Juan, Fotos con los pemones, que salga el ministro en todas, de frente, sonriente, que parezca que le gusta-. Las redes sociales se inundaron del Ministro de turno, que normalmente reducían su mandato de un año a intentar un Patrimonio cultural y a tomarse la foto iniciando la FILVEN.

Ya hoy, sin presupuesto, sin interés, le tocó el castigo a Ernesto Villegas, por mala conducta comunicacional. Su gestión dio un paso al frente en torno al gasto cultural y la ignorancia en torno a las funciones que le corresponden. Mientras no hay ni un solo bolívar para publicar un libro, mientras cada ente del Ministerio raspa la olla para pagar salario mínimo a los pocos empleados que se mantienen firmes por convicción, trabajando en sostener lo poco que queda de la cultura que nos heredó Chávez, Ernestico lleva su voz al mundo, siete, ocho, diez países lo reciben, demostrando que no importa la crisis, no importa el bloqueo, siempre puede haber presupuesto para viajes y comitivas en Revolución. El Ministerio de Cultura hoy es una vulgar y triste caja de resonancia del MINCI, un retuit vacío y una caja negra con voces jubiladas o despedidas que nos cuenta la desgracia, liderada por un equipo que no tiene la más remota idea de las mismísimas bases fundacionales de los entes que gerencian. A decir verdad, Villegas y su equipo disruptor hacen que se extrañe la no-gestión de otros Ministros, que al menos respetaban el sector cultural y sus luchas, bases, misiones y décadas de trabajo.

Para colmo de males, sus viceministros juegan a la Farrucada, con la diferencia de que sin bonanza ya no parece gracioso ver a Raul Cazal, flamante Director del Cenal, de Monte Ávila, del Perro y la Rana, y quién sabe de qué más, publicarse un libro, hacerse un agasajo y darse el premio Nacional de Literatura a sí mismo por un libro que seguramente forma parte del inventario de cajas que nunca nadie comprará ni querrá leer. Cazal, con sus viajes, sus decisiones, sus libros, es la forma humana del desastre, el vivo reflejo de todo lo que anda mal, es el orgullo de papá Villegas.

No es nada gracioso ver cómo sin una pizca de sentido común se reduce la cultura a cantar una canción pavosa por las redes sociales, no es gracioso ver las pésimas condiciones de los entes culturales regionales, el abandono de la Misión Cultura, el desprecio a los actores culturales del país, que terminan muriendo en diásporas llenas de xenofobia y racismo. No es gracioso ver como se intentan panfletear las históricas editoriales de izquierda de Venezuela, pasando por encima de más de 80 años de experiencia, aplastando el legado de Benito Milla, de Ángel Rama, del mismo Hugo Chávez y de una izquierda editorial que soportó décadas de gobiernos de derecha con pundonor para terminar cediendo en sus principios en PLENA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, por caprichitos de Ministros castigados.

¿Sabrá Maduro algo de esto? ¿Saldrá Nicolasito a hablar de las mafias de lectores populares?

 

samuelois@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 863 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a282049.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO