La Misión Cultura dentro del diálogo de renovación, rectificación y reactivación

Hoy luego de quince años de su creación, viene a mi mente una serie de recuerdos, cuantos sueños plasmados, cuantas asambleas comunitarias, cuantos estudiantes aprendiendo junto a la comunidad, junto a los invisibles, junto a los anónimos, en el acompañamiento de la organización desde la base, en la conformación de infinidad de Consejos Comunales; allí estuvo la Misión Cultura, en los encuentros socio comunitarios pintados con obras teatrales, con música, con bailes tradicionales; la Misión Cultura dijo presente, los estudiantes ( activadores ) diseñando proyectos de aprendizaje que coadyuvaban a la formación, la organización y la movilización de un pueblo que comenzaba a despertar, tenían el sello de la Misión Cultura.

Los encuentros reflexivos donde se discutían nuestro marco legal, donde se reavivaba la gesta Bolivariana, la gesta Rovinsoniana, la gesta Zamorana, donde se analizaba la situación política y social de nuestra América, donde aprendíamos en colectivo a investigar junto a las comunidades, pero no solo para conocer la realidad, este estadio era solo el punto de partida del trabajo social; pues el objetivo final era la transformación de la realidad.

De pronto comenzó una etapa de letargo, los mandos de dirección de la Misión Cultura toman la decisión de no continuar formando Licenciados y se le asigna a este ente nuevas funciones, la Misión es convertida en una "agencia de eventos", provocando un desmontaje silencioso; sin embargo, la resistencia de algunos trabajadores conscientes de la encomiable labor que debía desarrollar esta institución, ha impedido el desmontaje total.

Luego de numerosas intenciones de transformar el objeto de la Misión, donde se apartaba la formación, se inicia una lucha donde se logra retomar la formación, con lo que nace la Cátedra de Descolonización, más tarde se diseña el Diplomado: Investigación, Comunicación y Activación de la Cultura Comunal; además de crear el Plan "Golpe de timón"; el cual, establecía una serie de cursos y talleres dirigidos a incentivar la socio producción en las comunidades, a pesar de esto, se comienzan a presentar dificultades, relacionadas con la organización de los espacios y equipos donde se tenía proyectada impartir la formación; pues, en la mayoría de los casos, no se contaba con los enlaces de apoyo necesario, de movimientos sociales tales como Comunas, Dirección del Partido, entre otros .

Luego de más de una década de su nacimiento, entre aciertos y desaciertos, esta Misión sigue luchando por retomar sus banderas, sus fines, sus sueños.

Cada vez que es nombrado un nuevo Ministro de Cultura, es colocado inmediatamente un nuevo Presidente de la Misión Cultura, la similitud entre quienes han ocupado este rol, es que todos desconocen la función para la cual fue creada; no conforme con esto ,cada nuevo director llega con su equipo de confianza, atizando aún más los desaciertos.

Después de dos décadas de camino revolucionario, algunos siguen pensando que la cultura es un baile, una obra teatral, un conjunto musical, o tal vez alguna creación artesanal, olvidando que estos elementos son una pequeña parte de un compendio llamado cultura, de tras de estas manifestaciones está todo un entramado de sentires, aceres y pensares, que Marx denomino, "la súper estructura", es la parte que no se ve, que no se puede tocar; sin embargo, esta dimensión determina las expresiones sociales, por lo que no basta repetir como loros, sin reconocer el porqué de la difusión de tal o cual costumbre.

Los aspectos culturales y la educación están intrínsecamente relacionados, pues la cultura determina el modelo educativo con el que es formada tal o cual sociedad; sin embargo, el modelo educativo lleva a la sociedad instaurar un modelo cultural determinado, ahora bien, partiendo de esta reflexión , es importante preguntarnos , ¿será que con la difusión de muchas de estas costumbres que hoy consideramos cultura, lograremos profundizar nuestro proceso revolucionario? o tal vez se hace necesario reflexionar ¿cuáles de estas costumbres frenan nuestro avance y cuales nos permiten continuar? pero además de esto, ¿que tanto ha contribuido el modelo educativo imperante al avance del proceso?

Esta tarea está encomendada a la Misión Cultura, instaurar un nuevo modelo educativo que permita a los educandos reconocerse como sujetos históricos protagonistas de los cambios socioculturales que se necesitan para enrumbarnos hacia esa cumbre llamada socialismo.

Por esta razón, solo a través de la formación, será que lograremos revolucionar la conciencia, pero ¿qué tipo de formación?, una que rompa paradigmas, una formación que sea critica, reflexiva y subversiva, que confronte los hábitos culturales actuales y construya un nuevo tipo de sociedad donde la solidaridad, la moral y la ética, marquen el rumbo hacia donde deberemos caminar en los años postreros.

Todo esto nos lleva a comprender, que será por medio de una verdadera toma de conciencia por parte de sus trabajadores y mandos de dirección, el que retomemos el rumbo anhelado.

En la actualidad, la Misión Cultura posee operadores a lo largo del territorio, los facilitadores y los animadores socioculturales; además, de los cultores que son contratados como talleristas por el Sistema de las Culturas Populares.

En cuanto al equipo de facilitadores, desarrollan actividades diversas, que sin restarles su valor, muchas de estas sin darnos cuenta, tributan poco al fortalecimiento de la Misión Cultura; pues, al estar paralizado el programa de formación de Licenciados en Educación, muchos de nuestro equipo de facilitadores, han optado por realizar otras funciones.

No existe voluntad política para reimpulsar la Misión Cultura, solo se permitió luego de algunos años de haber tomado la decisión de no continuar con los procesos formativos de nivel universitario, el hacer un llamado a aquellos estudiantes que aparecían inscritos y que por múltiples razones no habían continuado su proceso de formación; por esta razón, en la actualidad existen algunos equipos de sistematización que desaparecen poco a poco; pues, sus integrantes se encuentran en un proceso de desgaste sin herramientas para culminar su formación.

Ahora bien, ¿será que esta Misión ya cumplio sus funciones y esta es la razón de que comiense a desfigurarse¡?, o mas bien, ¿será que la actualidad la convoca a transformarse?

Para resolver esta interrogante, es fundamental comprender para que fue creada la Misión Cultura.

Según el Acta Constitutiva modificada y registrada el 26 de abril del 2010, en su Cláusula Tercera establece lo siguiente: "La Fundación "MISIÓN CULTURA" tendrá por objeto desarrollar acciones destinadas a propiciar el estudio, la formación, la investigación, el análisis y la difusión en materia cultural, política, y educativa en sus distintas manifestaciones, mediante la educación comunitaria y liberadora, destinada a formar para la construcción de una cultura que aliente los valores de la creatividad, solidaridad, la participación, así como el rescate de la identidad nacional las culturas y saberes de los pueblos indígenas, europeos y africanos constitutivos de la venezolanidad; propiciando espacios del diálogo en las comunidades en aras de la construcción de la patria socialista, fundamentada en la integración latinoamericana y caribeña. Por ello, asumirá la administración y ejecución de convenios en el área cultural con instituciones educativas y académicas nacionales e internacionales, que permitan a los beneficiarios y beneficiarias de la Fundación acceder a la formación universitaria en sus diversos niveles".

Esto nos lleva a comprender que esta Misión tiene aun mucho camino por recorrer; las Misiones dentro de nuestro proceso revolucionario no tienen un finito, ya que las Misiones nacieron para transformar el estado burgués y constituirse en un sistema institucional del nuevo estado; ahora bien, de que estado estamos hablando, pues del estado comunal.

Y por supuesto que este estado ya posee de manera intrínseca el fundamento socialista.

La Misión Cultura ha logrado algunos resultados en los territorios donde se ha desplegado; sin embargo, si lo comparamos con todo lo que esta por hacerse es insignificante; pues, la televisión, las redes sociales, las academias y espacios de arte que financia la burguesía han tomado todo lo que no hemos podido atender.

De manera silenciosa nuestro personal va siendo desincorporado por diversas razones, con el atenuante de que no son reemplazados, trayendo como consecuencia que cada vez nuestra intervención dentro de los territorios es más limitada.

A medida que el proceso avanza, la Misión ha diseñado e impulsado planes que el momento político ha requerido; sin embargo, ha estancado y detenido uno de los planes estratégicos con la que nace, que es la formación de Licenciados en Educación con la mención "desarrollo cultural", argumentando que existen demasiados educadores, por lo que no es estratégico seguir formando profesionales en esta área; no obstante, el resto de las casas de estudios universitarios continúan formando en esta materia, si deseamos consolidar nuestro proceso revolucionario, deberemos cambiar los modos, las costumbres y la cultura actual, deberemos cambiarlo todo; ¿y cómo se logra esto?, solo a través de la educación ; pero, ¿qué tipo de educación podrá alcanzar esta meta?, solo un nuevo modelo educativo que rompa con viejos conceptos, que rompa con la enseñanza eurocentrista y la enseñanza colonizadora que nos impusieron los centros de poder global; entonces, ¿qué tipo de educadores necesitamos?, los que ha formado la hegemonía imperante o un nuevo educador conciente de su papel protagónico, que comprenda que su misión no es tranferir conocimiento si no mas bien construir junto a sus participantes saberes en colectivo adecuados con su realidad; solo con el fin de lograr su transformación, una transformación que nos libere de las cadenas que hoy nos impone la lógica de este sistema atroz que se niega a desaparecer.

Nosotros en Latinoamérica con Simón Rodríguez, como padre del modelo educativo liberador, hemos venido de manera subterránea creando y desarrollando un tipo de educación que permite a sus participantes romper cadenas y transformar su realidad.

Este modelo educativo es el que practica la "Misión Cultura" en sus espacios de sistematización, por lo que un egresado de la "Misión Cultura" es un profesional formado bajo una educación emancipadora; entonces, ¿será que la solución es frenar a la Misión Cultura?, no sería más bien, ¿lograr la incorporación sistemática y permanente de estos actores sociales en cada uno de los espacios de formación y que la demanda que va apareciendo a medida que se crean nuevos planteles educativos sea cubierta por egresados de la "Misión Cultura"?

A nivel nacional han venido conformándose espacios de reflexión integrados por facilitadores, animadores, y cultores, donde comienzan a aparecer una gama de propuestas que buscan reimpulsar la Misión, las cuales van desde la creación de una universidad hasta el diseño de matrices curriculares que invitan a este ente a ampliar sus programas de estudio; sin embargo, durante la construcción de propuestas debemos tomar en cuenta los objetivos fundacionales de esta institución, el momento político social de nuestro proceso y las condiciones económicas para concretar estos planes.

El objetivo de la Misión Cultura, va más allá de las funciones que debe cumplir una Universidad, por más revolucionaria que sea, el papel de la Misión es instaurar un nuevo modelo educativo, por lo que su labor estará encaminada a formar a cada uno de los educadores que hacen vida en escuelas, liceos y universidades.

Para alcanzar el socialismo, se hace necesario crear una sociedad socialista, esta sociedad solo se logra a través de una educación emancipadora, ahora bien, ¿qué tipo de educadores necesitamos para tal fin?, esos educadores son los que deberán ser formados por la Misión Cultura.

¿Porqué enrumbarnos en proyectos ambiciosos que terminan fracasando por la falta de recursos económicos? ¿Porqué impulsar una transformación de las funciones de la Misión Cultura si las funciones con las cuales nació hoy siguen siendo necesarias y fundamentales?

Vista de todo esto, se hace necesario conocer cómo funciona la Misión Cultura, esto nos permitirá hacernos conscientes del papel irreemplazable y determinado que ocupa este ente y lo primordial de su reimpulso.

La Misión Cultura posee dos Coordinaciones Generales: la Coordinación Estratégica que es y debería ser el cerebro central de todas las funciones que esta desarrolla y una Coordinación Operativa que debería ser la encargada de gestionar y garantizar toda la logística necesaria para el desarrollo de las acciones programadas.

Sin embargo, cada coordinación trabaja de manera individual, la coordinación estratégica encargada de todos los procesos formativos, y la coordinación operativa, encargada de realizar eventos, posee bajo su tutela al sistema de las culturas populares y evalúa, hace seguimiento y control de las actividades que desarrollan los animadores socioculturales.

Dentro del cerebro central Coordinación Estratégica existen tres coordinaciones:

Coordinación académica que algunos consideran que este nombre debería ser cambiado para no reforzar al fenómeno academicista, pero más allá de este argumento, lo importante es comprender su estructura y como funciona.

Esta coordinación posee cuatro unidades de trabajo:

Unidad de pregrado.

La cual se encarga de hacerle seguimiento y evaluar los procesos en cada uno de los espacios de formación relacionados con licenciaturas, diplomados, entre otros planes.

Unidad de posgrado.

Su función es gestionar, lograr acuerdos y convenios con instituciones educativas para la puesta en marcha de posgrados que posean estas casas de estudios o los diseñados y propuestos por la Misión Cultura; además, De Hacer seguimiento a los procesos formativos de cada uno de los posgrados que se desarrollen dentro de este ente.

Unidad socio comunitaria.

Tiene como fin el gestionar y lograr alianzas entre las comunidades organizadas, para el desarrollo de actividades que la Misión Cultura diseñe o apoyar a las propuestas por las comunidades atendidas.

Unidad de acreditación.

Encargada de revisar, evaluar y otorgar los elementos necesarios para que se logre acreditar la experiencia de cada uno de los actores sociales que impulsan el desarrollo cultural dentro de los territorios.

La coordinación sociopolítica educativa posee dos unidades:

Unidad educativa.

Su fin es el encargarse de diseñar planes educativos, que coadyuven al fortalecimiento de los objetivos de la "Misión Cultura".

Unidad Ssocio Política.

Encargada de crear espacios de discusión, reflexión y documentación, que fortalezca los fines de la Misión Cultura.

La coordinación de comunicaciones y relaciones institucionales.

Encargada de difundir todo el trabajo y las actividades que realiza la Misión Cultura; Además de diseñar medios comunicacionales donde se difunda todo lo que desarrolle esta plataforma.

Cada una de estas unidades, hoy carece de un personal operativo encargado de desarrollar las funciones para la cual fueron creadas.

Es importante hacer saber, que la mayoría de estas unidades hoy se encuentran inactivas, La razón que toma mayor fuerza; es que debido, a que en la actualidad la Misión no se encuentra desarrollando un convenio universitario con la eseccion del que aun existe con la Universidad Simón Rodríguez, que según sus representantes se encuentra en etapa de cierre, estas unidades de trabajo no justifican el estar activas; por lo que la labor de las unidades que dependen de la coordinación académica se limitan a hacer seguimiento a los pocos equipos de sistematizaciobn que aun existen y otras actividades que realizan los facilitadores ; pues, en el caso de los animadores sus funciones son evaluadas y controladas por la coordinación de operaciones, situación que no se comprende; los animadores deberían estar bajo la dirección de la coordinación académica dentro de la unidad de asuntos socio comunitarios. Por su parte, con respecto a las unidades que están bajo la dirección de la coordinación ideológica educativa, se intenta activar la unidad ideológica con la puesta en marcha de la línea de investigación.

Luego de hacer un breve recorrido por la estructura interna de la Misión Cultura, analizar sus objetivos fundacionales; unido al papel que ocupa esta Misión en la construcción del nuevo estado, considero que el reimpulso de este ente deberá partir por la apertura de una nueva cohorte en la Licenciatura en Educación Mención "desarrollo cultural", para lo que será necesario la ampliación del convenio con la Universidad Simón Rodríguez o la firma de uno nuevo, el inicio de conversaciones con otras casas de estudio en la búsqueda de nuevos convenios; para lo cual, será la unidad de pregrado y posgrado la encomendada a tal fin.

El fortalecimiento de cada uno de los planes educativos que ha venido asumiendo y desarrollando la Misión, tales como Diplomados, Talleres y Cursos.

Para lograr los objetivos planteados es fundamental el fortalecimiento del equipo de facilitadores y animadores socioculturales en cuanto a su formación, capacitación, y actualización de sus saberes, además de dotación de herramientas necesarias para concretar el trabajo en los territorios; por su parte, a los animadores socioculturales se les debe sincerar su situacion laboral además de engranarlos a los planes de la "Misión Cultura".

La Misión Cultura, necesita comenzar a sistematizar cada una de las experiencias de aprendizaje que ha desarrollado dentro de los territorios, así omo la conformación de un equipo de investigadores que tributen con sus trabajos a la Misión, este equipo, además, de la línea de investigación naciente, estarían bajo una figura que deberá crearse llamada; Unidad de Investigación.

La Misión Cultura desde su nacimiento tomó como paradigma educacional la educación popular, razón por la cual hoy se hace impostergable fortalecer este modelo educativo en cada uno de nuestros trabajadores; para lograr esto, se deberá iniciar una serie de encuentros de construcción de saberes donde los facilitadores, los animadores socioculturales; así como el personal administrativo conosca y se reconozca como un educador popular.

En la actualidad se hace necesario aperturar estudios de posgrados tanto para los facilitadores así como para los egresados de la Misión Cultura.

Ya por ultimo pero no menos importante, se hace necesario dar un refrescamiento a las Coordinaciones Estadales de la Misión Cultura, entregar estos mandos de dirección al personal de la Misión Cultura; pues, en muchos de los casos, estos han estado bajo la tutela de los Gabinetes Culturales de cada Gobernación, ascender a algunos facilitadores a tutores en los espacios donde se amerite, previa capacidad político- técnica comprobada de estos compañeros.

Luego de todo lo anterior solo me resta hacer un llamado a cada uno de nuestros trabajadores, invitarlos a que continuemos formándonos, continuemos investigando y continuemos reconociéndonos como sujetos conscientes del papel que hoy estamos desarrollando dentro de nuestro proceso revolucionario, solo lograremos subvertir el sistema imperante cuando logremos nosotros como clase obrera consiente tomar el poder, pero, para ello deberemos comprender que no es tomar el poder para reafirmar las lógicas del sistema, para mandar o para oprimir; la toma del poder será para desmontar las relaciones socio laborales del capitalismo y crear nuevas relaciones sociales basadas en el conocimiento integral de los procesos laborales de nuestro espacio de trabajo, la horizontalidad, la cooperación, la solidaridad y el fin común.

"Este debe ser nuestro siglo, el siglo bueno de la vida, el siglo de nuestros pueblos, el siglo de la libertad, la justicia y la igualdad".

"El pueblo debe controlar los poderes y crear herramientas para frenarlos cuando haya que frenarlos, cambiarlos cuando haya que cambiarlos, reestructurarlos cuando haya que reestructurarlos".

Hugo Chávez Frías. Presentación del Mensaje Anual a la Nación Asamblea Nacional, 13 de enero de 2006.

"SOCIALISMO O MUERTE"

"Chávez Vive, Carajo".

 

orangelcultura@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 596 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a278754.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO