Luís Briceño y Amaury Morales

Liberados dos trabajadores petroleros detenidos por audios que reclamaban irregularidades en distribución de gasolina

Momento en que salen del centro de detención los trabajadores detenidos por audios en que denunciaban irregularidades en la distribución de gasolina

Momento en que salen del centro de detención los trabajadores detenidos por audios en que denunciaban irregularidades en la distribución de gasolina

Ni el escándalo con el Informe de DD.HH de la ONU ni el desmentido emitido por el gobierno, parecen ser capaces de inducir a la moderación en las prácticas de abuso policial y detenciones arbitrarias por parte de funcionarios policiales y militares del Estado venezolano.

Luís Briceño y Amaury Morales, ambos trabajadores petroleros, residentes del Municipio Valmore Rodríguez del Estado Zulia, difundieron a través de los medios unos audios, en los que manifiestan el desagrado por la arbitrariedad, con la que los funcionarios manejan la distribución del combustible en el municipio, y el trato indigno que se le da, a la comunidad en general, cuando se acercan a ver si existe la posibilidad de adquirir combustible.

A raíz de eso, el día miércoles 16 de septiembre, en horas de la madrugada allanaron las casas de Luis Briceño y Amaury Morales, sin ningún tipo de orden judicial, ni explicación alguna a los familiares, haciendo uso de la violencia, tras lo cual se los llevaron detenidos bajo condiciones violatorias de las leyesy principios constitucionales.

Funcionarios de la Guardia practicaron la detención, con procedimientos "arbitrarios" según fue denunciado y sin proporcionalidad alguna respecto a los motivos alegados posteriormente por los cuerpos de seguridad para "justificar" el hecho.

Después de correr las denuncias de sus detenciones, practicadas directamente en sus respectivos hogares familiares por agentes de seguridad, y ante los reclamos en favor de su libertad, lios trabajadores petroleros fueron liberados en la tarde del domingo 27 de septiembre. La pregunta es: ¿Quién rendirá cuentas por la detención arbitraria de los afectados?

En los audios difundidos, Amaury Morales dice: "el pueblo, tomemos la bomba, no puede ser que aquí haya preferencias para un grupito familiar, y el resto del pueblo que se lo lleve er'coño". En lugar de interpretar este tipo de mensajes como un llamado al pueblo a ejercer la defensa de sus derechos, a practicar la democracia participativa y protagónica como "poder popular" y a ejercer la contraloría social contra las presuntas irregularidades y la posible corrupción que afecta a los derechos de la población, las autoridades parecen actuar en "resguardo" de otros intereses ajenos a los del soberano.

Prosigue el audio diciendo: "Ya esta bueno que sólo pueda echar gasolina el grupito familiar, yo estoy dispuesto, pero no solamente yo vamos varios. Y no echa gasolina nadie hasta que todos en el pueblo, tengamos el mismo derecho que tienen los mismos 10 de todas las semanas... Porque la gasolina llego ayer, y no hay gasolina para los médicos, no hay gasolina para transporte, no hay gasolina para nadie, pero si hay gasolina para un grupito y para los más allegados de la señora que ya ustedes saben. Todos tenemos derecho a echar gasolina. ahí bajan 12mil litros de gasolina cada vez que viene la gandola y cuando vamos a ver supuestamente es para los funcionarios. Yo no estoy convencido que la patrulla del campo, y las 3 o 4 patrullas con las que cuenta el municipio consuman los 12mil litros cada vez que llega la gasolina".

El audio se explica por sí sólo y por consiguiente, la actitud de los funcionarios y cuáles "derechos" fueron a proteger, también. Por eso la gente protesta y se queja, porque percibe que el Estado está al servicio de los atropellos y no de la protección de la ciudadanía.

En el audio Luís Briceño pide: que el pueblo haga una cadena alrededor del comando para ver si viene un ¨General Mayor, una gente grande, será para que ponga orden entre sus subalternos", y llama a repartir volantes.

El resto de lo que expresan, como comenta una articulista de Aporrea que se hace eco de la denuncia, como parte de un pueblo sensible y solidario, es parte del lenguaje "folklórico" que caracteriza al Zuliano, ese que pertenece a los sectores populares. En ningún momento hablan de tomar la justicia por sus manos, ni incitan al uso de armas; simplemente proponen organizarse y que puedan ser escuchados, como bien lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en los artículos 68, 70, 143, 280.

Dice la autora del artículo "Dentro de la constitución todo, Fuera de ella Nada. Sobre la detención arbitraria de LUÍS BRICEÑO Y AMAURY MORALES", Marialejandra Martinez,  www.aporrea.org  27/09/20 www.aporrea.org/ddhh/a295587.html: "pecaron por ingenuos y movidos por la indignación y es entendible, y digo entendible, porque para nadie es un secreto el malestar que siente la comunidad en general por la forma tan grosera, descarada y abusiva como se privilegia a un sector con el suministro del combistible". "...Como también es entendible lo difícil que es para el pueblo, lograr formular un discurso bien estructurado, en el que se exprese con sutileza la indignación que hoy se ha hecho sentir colectivo; lo que es muestra también la falta de formación política". "Aquí se evidencia el desconocimiento que tiene el pueblo de los principios constitucionales, principios que se deberían usar, pues es la norma que regula la vida, economica y política de la sociedad , y que garantizaría caminar con pies seguros, sobre el sendero de la lucha, para comenzar la organización, lo que permite a través del ejercicio del derecho que tiene el ciudadano promover la justicia y la paz social. Y de esta manera aislar los argumentos con los que se pretende reprimir, silenciar y atemorizar a todo aquel, que exprese rechazo a la injusta administración con la que los funcionarios dirigen los organismos del Estado", muchas veces haciendo uso a conveniencia particular de la Ley Contra el Odio. La pregunta que siempre hacemos es: ¿Quién odia a quién? ¿El que denuncia los abusos o el que detiene, atropella, reprime y encarcela al pueblo que busca la manera de reclamar y defendenderse? 

Las consecuencias, por supuesto ponen evidencia que el "remedio" que aplican con atropello las autoridades, amenaza con ser peor que la enfermedad, como versa el dicho popular. Nos informaba la citada autora que, como resultado, con la detención del señor Adolfo Briseño quedaba desprotegida su esposa con 4 niños, que ya vienen sufriendo los embates situación país.

La esposa del detenido, según la misma fuente, manifestó: "Mi esposo es operador de planta en PDVSA, pero no está trabajando, él tenía una moto y la tuvo que vender porque no tenía forma de conseguir combustible. En la medida de las posibilidades mi esposo traía para el sustento familiar; ahora estoy sola, ahora debo caminar por ahí buscando algo para dar de comer a los niños... de paso los funcionarios se me llevaron el teléfono, por cierto... lo tenia cargando en la casa del vecino y casi le tumban la puerta para sacarlo". "Sin nevera, por los bajones, pues se le quemó el reloj, y sin gas porque ya usted conoce la situación, y a la cocina solo le queda un pedacito de resistencia, sólo me consuela saber que Jehová está conmigo". Estas son las "soluciones" que las autoridades ponen en práctica con sus procedimientos policiales y su manejo antipopular de las supuestas leyes. Quienes así actúan parecen querrer llevar al pueblo a reventar de rabia.

Aunque ya fueron liberados los trabajadores, el atropello se produjo y la liberación no disculpa la comisión del mismo. La Fiscalía debería realizar una investigación sobre estos dos casos de detención arbitraria, así como sobre la administración del combustible en el Municipio Valmore Rodríguez del estado Zulia. Propone la joven autora del citado artículo "que el pueblo apegado, a lo establecido en el artículo 176 de la constitución, debe organizarce a través de una asamblea de ciudadanos, para ejercer la Contraloría Social dentro de los espacios, porque en eso consiste la democracia participativa y protagónica, garantizada en nuestra constitución, porque dentro de ella todo y fuera de ella nada".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6285 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter