México: Tres altos funcionarios a cargo del manejo de ductos serán enjuiciados por robo de combustible

López Obrador acompañado por el Fiscal General de México, Alejandro Gertz

López Obrador acompañado por el Fiscal General de México, Alejandro Gertz

México, enero 15 - El caso de tres altos funcionarios investigados por robo de combustible ya está en manos del poder judicial, informó este lunes el gobierno mexicano, al tiempo que anunció avances en la estrategia contra este delito que ha provocado desabastecimiento y descontento en el país.

“Ya se judicializó el caso de los tres altos funcionarios de (la petrolera estatal) Pemex (…) que estaban a cargo del manejo de los ductos”, dijo en conferencia de prensa el fiscal general Alejandro Gertz, sin precisar sus identidades.

Se aguarda la fecha para una primera audiencia y la selección del juez que estará a cargo del proceso, agregó.

Gertz destacó que se han abierto 1.700 expedientes de investigación por robo de hidrocarburos y que se han recuperado 4,5 millones de barriles de gasolina desde que se lanzó el plan en los últimos días de 2018.

Otras cinco personas investigadas por delito de lavado de dinero relacionado con el robo de gasolinas fueron señaladas en el marco de pesquisas realizadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del ministerio de Hacienda, en coordinación con autoridades tributarias y de seguridad.

“Estamos en presencia de empresarios pero también de servidores públicos como un exfuncionario de Pemex, un exdiputado local, un expresidente municipal”, relacionados con la propiedad de gasolineras y la comercialización de combustible robado, dijo Santiago Nieto, jefe de la UIF.

Nieto añadió que se detectó lavado de dinero por 10.000 millones de pesos (unos 526 millones de dólares) en el sistema financiero mexicano.

A finales de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un plan para detener el robo de combustible, delito conocido en México como ‘huachicoleo’, que en 2017 ocasionó pérdidas por 60.000 millones de pesos (unos 3.000 millones de dólares).

El plan implica la vigilancia por parte de las fuerzas armadas de 50 puntos estratégicos de Pemex y catalogar el robo de combustible como un delito grave sin derecho a fianza.

La estrategia también incluyó cerrar los ductos que transportan la gasolina y trasladar el combustible en camiones cisterna, lo que ha generado retrasos de distribución y largas filas de automovilistas en las gasolineras.

El mandatario ha pedido tranquilidad a la población y ha prometido que el abasto de gasolina se va a normalizar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4340 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/n336924.htmlCd0NV CAC = Y co = US