Zulia: Alarma por plagios de tesis de grado

Credito: Archivo

16 de julio de 2009.- Hasta 3 mil bolívares fuertes pagan los universitarios en Maracaibo para que les hagan una tesis de grado. En esta semana, quienes hacen estos trabajos, a pocos días de hacer la entrega final, están copados, no aceptan un trabajo más, pues llegan a tener hasta cinco proyectos de grado de un sólo golpe.

“La pena por reproducir una obra ajena sin autorización va de 1 a 4 años de prisión, y si además de eso, la persona usurpa la paternidad, es decir, se atribuye el trabajo como propio, la pena ya sería de 2 a 6 años”, explicó el abogado y experto en la materia, Ricardo Antequera Parilli, autor de varios libros sobre el derecho de autor.

Esto quiere decir que las instituciones educativas pueden estar cometiendo una falla —explica Antequera Parilli— al no remitir los casos que sean comprobados al Ministerio Público. “Por cada 10 personas que presentan un trabajo de tesis que no es de su autoría sólo uno se detecta”.

Son miles las excusas que exponen quienes deciden irse por esta vía facilista y hasta lo admiten con desparpajo: “Yo pude presentar mi tesis porque le pagué a una compañera de la universidad que se hizo famosa por hacer estos trabajos, no hice absolutamente nada, ella lo hizo todo, incluso, papá me dio el dinero para pagarle, fueron tres millones (de los viejos) lo que di por todo el trabajo. Aún así egresé de la escuela de comunicación”, confesó a este diario Laura Rojas (nombre ficticio).

En otros países esta confesión seguramente retumbaría el ambiente universitario y la policía estaría alarmada, tal es el caso que reseñó Radio Caracol el pasado 8 de este mes: “Una Fiscalía Seccional de Bogotá investiga el posible plagio de 15 tesis de grado de abogados de la Universidad de Manizales que fueron utilizadas por profesionales del derecho que participaron en el concurso de notarios”.

El caso tiene pocos días en el tapete y ya los efectivos de la Fiscalía General de la Nación y del Das adelantan las investigaciones y solicitaron a los directivos de la Universidad entregar copias de los trabajos originales para comparar y establecer si los aspirantes a notarios bajaron los trabajos por Internet para presentarlos como propios, así como lo denuncian sus autores.

El peso de la ley ya ha caído sobre algunos. Está el caso, también en Colombia, de la profesora de la Facultad de Ciencias Sociales y Educación de la Universidad Javeriana, Luz Mary Giraldo, quien fue condenada a 24 meses de prisión y una multa de cinco salarios mínimos, según el fallo del Juzgado 50 Penal del Circuito de Bogotá, por Violación a los derechos morales de autor. Ella plagió una tesis de grado sobre la poesía de Giovanni Quessep, en 1996.

Para el abogado Antequera Parilli así como Colombia y México existen otros países que son realmente recelosos cuando de derechos de autoría se trata, “está Francia, que es la cuna del respeto hacia el trabajo intelectual, y de América Latina está Chile y Argentina”.

Al consultarle sobre las sanciones en Venezuela, Antequera Parilli admite que no recuerda casos que hayan llegado hasta la Fiscalía , “la mayoría ha sido sancionada desde el ámbito académico. Hay mucha alcahuetería por parte de la universidad. Suele verse como una travesura de viveza criolla”.

Esto no sería una novedad para Arturo Úslar Pietri, pues bien lo reseñó en su admirable ensayo El mal de la viveza: “Muy hondo ha corroído en el alma nacional el mal de la viveza. Ha torcido inteligencias, ha desnaturalizado energías, ha corrompido y viciado hombres que hubieran podido ser útiles y buenos”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 22600 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas