Los H.C.M y otras modalidades

¿Estado revolucionario? ¡ Ejemplo revolucionario!

¿Que revolución es esa que en vez de atacar al enemigo, desmontar sus artimañas y debilitarlo para eliminarlo? Lo que hace es alimentarlo para que tenga fuerzas suficiente, para atacar las bases mismas de un proceso que necesita fortaleza, confianza y eficiencia para cumplir la misión. Empecemos por el chorro infinito de dinero que se le inyecta a la red de seguros y clínicas privadas del país con los fulanos H.C.M y otras modalidades de seguro; que el estado Venezolano paga religiosamente todos los años a estas compañías, cuyos dueños y capitales son y están al servicio de los que quieren por todos los medios acabar con este sueño de independencia y libertad. No se puede concebir con la lógica sencilla y cotidiana, entender, que mientras los hospitales están siendo blanco permanente de ataque por parte de los profesionales de la medicina y otros conexos de la rama, que trabajan en esos hospitales y también en las clínicas privadas (con algunas excepciones), que se apropian de las medicinas, que dañan intencionalmente los aparatos médicos, que llegan tarde y se van temprano, que son pocos diligentes para atender a los pacientes de emergencias, que hasta llegan al colmo de utilizar las deficiencias provocadas por ellos mismos para hacer paros y huelgas mediáticas y con fines politiqueros. Son esos seguros y esas clínicas, actuando en complicidad para que cualquier dolencia sea cobrada a los pacientes en cantidades astronómicas, cuyo valor real es en un alto porcentaje muy inferior a lo tarifado, los que inducen al personal que trabaja en los hospitales públicos, a que desatiendan sus responsabilidades y retarden la atención al enfermo, a fin de obligarlo a acudir a una clínica privada. Son éllos, los que desconocen los exámenes y radiografías de los C.D.I, para que el doliente, tenga que pagar en sus laboratorios particulares, los mismos exámenes, con los mismos métodos, a veces con maquinas inferiores y de inferior tecnología, con los mismos radiactivos y otros elementos necesarios para el análisis requerido..

son alto conocidos los nombres de los dueños o socios de las compañías aseguradoras que contratan con el estado; que también conspiran en contra del pueblo y del gobierno legitimo. Son conocidas sus acciones y comportamientos en el golpe de estado del año 2002 y en el sabotaje petrolero del 2003. Y todavía se sigue haciendo contratos con esas alimañas. Por otro lado la practica del seguro particular o de trabajadores elitizados, es una negación de la socialización que se persigue en el modelo de sociedad que se construye. Con todo el dinero que se invierte en pagar seguros y H.C.M; se puede optimizar definitivamente el sistema nacional de salud publica, contratar vigilantes honestos, imponer una contraloría social efectiva en los centros u hospitales, contratar médicos responsables y salir de las alimañas que utilizan sus conocimiento para hacer negocio capitalista y explotador, y que se ponen al servicio de intereses ajenos a la nación y su población. Se tendría mayor capacidad económica para mejorar los sueldos de esos médicos místicos, que si ponen en practica los fundamentos de juramento Hipocrático.

Hay que empezar a demostrar lo que se profesa y se persigue como meta. El gobierno nacional; debe prohibir inmediatamente los seguros y H.C.M, que son una ruta segura hacia la corrupción. O ¿van a negar los grandes ingresos que tienen como comisión, quienes se involucran en el negociado de estas pólizas? Hablo de todos, absolutamente todos los que se involucran.

Si queremos socialismo de verdad, hagamos socialismo de una vez. Ataquemos al enemigo principal: el capitalismo corrupto, corruptor y mercantilista. Otra cosa seria pura retorica. Quiero creer que mi gobierno, por el cual he pasado por todas las vicisitudes y maltratos en esta sociedad. Sea un gobierno que valora el compromiso que adquirió con nosotros, el pueblo, es necesario cortarle todas las entradas y abastecimientos que tiene el enemigo. La idea es triunfar construyendo una sociedad más justa, participativa y socialista. Eso pasa por eliminar de raíz al enemigo de ese sueño que ya está en construcción. Enemigo, que ha dado muestras suficientemente demostrativas, que no juega, que ataca para aniquilar y que nos ha ocasionado muchas victimas, que no podemos olvidar, que debemos honrar rescatando su memoria y su sueño. POR LA PATRIA , POR EL SOCIALISMO, POR LA VIDA, HAGAMOS LO DEBIDO YA, EN LA PRACTICA, SIN RETORICA .

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1431 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a63954.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO