El país de Alibaba

Largas colas frente a las estaciones que aun surten gasolina: las de bajo costo en bolívares, y aun en las seleccionadas a precios exorbitantes, en el país más rico de Suramérica, donde los dólares, moneda que ya es casi oficial, circula por todos lados mientras los oportunistas ansiosos de hacerse un "dinerito" se frotan las manos…

Chávez murió, y con el la oportunidad de una revolución para los nuevos tiempos, lastima, porque el Comandante lo tenia todo para lograr su cometido: apoyo a nivel popular, recursos económicos, movimientos politicos…pero se equivoco, confió más en quienes lo rodeaban, sus "amigos" de siempre, si, los del pasado y los del presente en vez del pueblo que lo llevo al poder.

Graves errores políticos, económicos, unidos a su falta de perspectiva para juzgar a quienes lo rodeaban, lo cual lamento hasta el día de su muerte cuando se fue antes de tiempo, escuchándose así mismo que a las consejas de sus médicos.

Y mientras se destapan las verdades ocultas, mil veces encubiertas y disfrazadas con cuentos de caminos más o menos lacrimógenos, lo cierto es que la invasión norteamericana, muchas veces advertida al comandante Chávez, analizada cientos de veces por la caterva militar como la "guerra de cuarta generación" se ha concretado… sin que los Estados Unidos de Norteamérica halla disparado un solo tiro.

La maniobra de entretenimiento al presidente "obrero", aderezada con pequeñas incursiones de mercenarios y contratistas, la desestabilización de la frontera donde los paracos colombianos hacen de las suyas, todo ello en una especie de fantasía cucuteña, mientras la verdadera invasión se posesionaba cómodamente en sus narices con la complicidad del propio gobierno: la invasión monetaria, el símbolo norteamericano, el verdadero invasor: el Dollar $$$, ¡yes! aceptado por Tirios y Troyanos, muy convenientemente para los de arriba de la pirámide, sus allegados y familiares, y a los que les dicen los "enchufados" sonriendo y haciéndose los locos en componendas subverticias mientras aplastan inmisericordemente a nuestro símbolo monetario que ostenta el nombre del Libertador de Libertadores: Bolívar, su verdadera espada que debería estar cabalgando por América Latina y el mundo, en vez de escupida, vilipendiada, calumniada por una sarta de incapaces enceguecidos por la ambición y el oportunismo; no sopesaron la magnitud de lo que se les puso en las manos en bandeja de plata: una nación con inmensos recursos, la puerta a los tesoros de Suramérica, la cuna de la libertad patria del Libertador de Libertadores, ¡que metida de pata del presidente obrero y su gobierno!.

Pasamos de ser una nación digna y orgullosa al país de Alibaba, donde todo se negocia, se intercambia o se regala, todo lo que le pertenece a este pueblo por supuesto: alimentos, gasolina, enseres y si nos descuidamos hasta la vida misma, todo es negociable donde el dólar es el rey mientras que el dueño de todo, el pueblo manso de Ali Primera, el crédulo, al que le juegan quiquiriguiqui, del que se burlan, desde las alturas de la pirámide hasta el que especula con las necesidades más básicas para la vida, la mentira de cada día es lo que se come en vez de pan, hasta la historia la pretenden reescribir para su propia conveniencia.

En busca de la verdad perdida: el "paquetazo económico" a la siempre usanza del fondo monetario internacional cuyo dueño es los Estados Unidos de Norteamérica, el paquetazo de Carlos Andrés Pérez, el mismito del presidente Colombiano que no lo supo "disfrazar", esta siendo aplicado en nuestra nación pero eso si, aleatoriamente y convenientemente encubierto: "bono", Clap" "carnet de la patria"…"quien controla los alimentos controla al pueblo" se hizo realidad ¿o no?.

Nuestra Patria, la otrora cuna de la libertad, se la están repartiendo a pedazos en negociaciones ocultas, en la penumbra, como ladrones callados y por la espalda, mientras se mantiene entretenido y dividido al pueblo a través de la polarización política aupada mil veces por el odio, mientras se mueren de risa los verdaderos traidores: y son traidores a este pueblo, a esta Patria a nuestros libertadores.

Que duro y que dantesco es constatar y entender que el grupo que pretendió continuar con un proyecto ideado con la mayor intención y luminosas ideas no fueran capaces de continuarlo, que duro es saber que un sistema al que se le dio tanta beligerancia resulto en un proyecto caduco y ha destiempo solo genuflexo a sus propios intereses; mismo grupo que inventa, manipula, miente, oculta, capaces de hacer "lo que sea" para mantenerse en el poder, ¿tendremos la oportunidad de reconstruir nuestro país, nuestra patria, nuestra moneda, símbolo de nuestra gloria, de nuestros ancestros libertadores, de Bolívar Libertador?.. el mundo se nos puso chiquito, apenas si queda tiempo para hacer lo correcto.

Dedicado a los que aman y defienden la verdad por muy amarga que sea, a los escribidores de APORREA. Al periodista español de investigación José Antonio Campoy.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 813 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social