La crisis humanitaria y el enorme sufrimiento de los venezolanos

Es una enorme desgracia en todo sentido la que viven a estas alturas millones de venezolanos, cada vez más pobres, miserables, hambrientos, desnutridos, enfermos, desatendidos totalmente por el Estado. Factores externos e internos han desencadenado una verdadera tragedia socioeconómica en Venezuela, que tiene poca importancia para la dirigencia política nacional, incluida la dizque socialista-revolucionaria-humanitaria, que en medio de la tremenda crisis vive cómodamente, algunos de sus miembros son inmoral e ilegalmente ricos, y aún así tienen la desfachatez de exigir al ciudadano común, que en promedio no gana ni siete dólares mensuales, que acepte su lamentable presente con resignación y conformismo, en nombre de un socialismo inexistente y un supuesto porvenir maravilloso.

Se entiende tras lo señalado en el párrafo anterior, que hay una crisis humanitaria de inmensa magnitud en Venezuela, que tiene, por ejemplo, a numerosos ciudadanos buscando en la basura algo para comer, a muchos niños mal alimentados y por tanto con alto riesgo de no alcanzar un óptimo desarrollo físico y mental, y a una gran parte del pueblo con un claro descuido de su salud, en una nación en el que el estado de la sanidad pública es cada vez peor, y las medicinas y servicios privados asistenciales son inalcanzables para el grueso de la población. Parece increíble que un país con abundantes riquezas naturales como Venezuela, tenga hoy día unos índices tan elevados de pobreza y miseria, los salarios más bajos del planeta y una decadente situación general; pero entiéndase que la ilimitada codicia de las potencias y sus transnacionales, su intensa disputa por el control mayoritario de esa joya de la corona, la emergencia por la pandemia de COVID-19 y la corrupción, ineficiencia y avaricia características de la dirigencia de la nación caribeña, son algunos de los factores que han logrado llevar a millones de venezolanos a la ruina material.

Tristemente el sufrimiento del ciudadano común venezolano tiende a incrementarse, y la llamada comunidad internacional no mueve un dedo para aliviar la situación, más allá de sacarle provecho en distintos ámbitos. Se evidencia de nueva cuenta que los pobres importan un comino para el establishment en Venezuela y el resto del mundo, incluida la cúpula política dizque izquierdista, formada por individuos que mientras aseguran actuar en favor de las masas, disfrutan de las mieles del poder y viven en la opulencia en plena crisis humanitaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 679 veces.



Rubén Alexis Hernández

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: