De socialista trasnochado a ricachón “burgués”

Tengo una explicación acerca del por qué ahora a los que piensan el mundo desde posiciones de izquierda se les despotrica tildándolos de trasnochados. No olvidemos que la burguesía siempre llamó bandoleros a los revolucionarios.

El origen del ricachón "burgués."

Desde la interpretación del pensamiento económico proveniente del marxismo, la burguesía es la clase social que vive de la plusvalía que extrae de la explotación del trabajo asalariado. Aquí en Venezuela, el surgimiento, desarrollo y naturaleza de esta clase social esta estrechamente vinculado con el carácter extractivita minero y dependiente que asumió la economía venezolana desde aquel histórico reventón del Zumaque en 1914, que alborotó la avaricia de las corporaciones petroleras extranjeras por nuestro petróleo y, que incito la inmensa riqueza que produjo su explotación, en su mayor parte extraída hacia sus países de origen; no obstante, con el repele que quedaba bastaba para satisfacer sobremanera a esa burguesía vernácula, por demás conformista y sumisa que nunca se planteó desarrollar una industria nacional autónoma y soberana, capaz de competir con el capital transnacional; siempre se resignó a aceptar sin chistar, el rol que le fue impuesto por un sistema mundo que instauró una división internacional del trabajo, desde los centros imperiales contra la periferia; siempre sometida al tutelaje de las corporaciones extranjeras como mero representante de sus empresas, resignadas a las tareas asignadas desde fuera, ya fuera como ensambladores de piezas o como vendedores o importadores de sus productos. Esta situación degeneró en que, en los sucesivos gobiernos, surgieran los cazadores o, mejor dicho, los ladrones de la renta petrolera que bajo el cobijo del mismísimo Estado conformaran castas de privilegiados enriquecidos obscenamente con los dineros públicos, a los cuales podemos identificar como esa que llaman ahora burguesía tradicional y la otra que denominan burguesía "revolucionaria"; que al final de cuentas, por la manera como se han enriquecido, forman un mismo "linaje." En realidad, en sentido estricto, estos ricachones no son burgueses de verdad, debido a que no obtuvieron sus riquezas en procesos productivos mediatizados por la explotación del trabajo asalariado; sino, robándose los dineros de todos los venezolanos, a través de las tradicionales y las nuevas triquiñuelas orquestadas desde las posiciones ventajosas que ofrece el ejercicio del poder político, el cual, en nuestro país ha tenido la "milagrosa" facultad para transformar a un individuo pobre en un fastuoso y potentado ricachón.

El desclasado.

Si como sostiene el pensar de los marxistas, es verdad que la conciencia social en última instancia esta determinada por el ser social; entonces, no es lo mismo lo que piensa un pobre que un rico; porque no ven el mundo de la misma manera; el que pasa hambre y padece de las limitaciones propias del estado de pobreza no puede tener la misma perspectiva de las cosas que tiene el que vive en un océano de riquezas. Cuando un ser humano experimenta un cambio en su condición existencial y pasa de ser un pobretón a vivir en la opulencia, al cabo de cierto tiempo, su conciencia se adapta a su nuevo estatus y cambia. Eso les ocurre a muchos políticos cuando desde el ejercicio del poder se enriquecen obscenamente; entonces, se desclasan y terminan convirtiéndose en seres contrarios a lo que siempre fueron; lo cual se reflejará no solo en sus decisiones y acciones políticas; sino, inexorablemente en sus palabras. Evidentemente que necesitarán de un discurso apropiado para engatusar a sus seguidores y justificar la traición a sus antiguos ideales. Tarea que les será verdaderamente difícil si tienen una formación ideológica e intelectual deficiente y precaria; en este caso, la crítica no se hará esperar, tal como viene ocurriendo ahora en algunos trabajos de connotados articulistas publicados en Aporrea, entre los que recomendamos el de Fernando Saldivia Najul, titulado: Arias Cárdenas: "Hugo Chávez es un izquierdista trasnochado" y el de Clodovaldo Hernández, titulado: "La truculenta e infortunada historia de la frase "izquierda trasnochada"".

 

ricardovargas.rv.rv@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2647 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social