Este relato sobre Gustavo Cisneros y Carter, provoca repelucos, escalofríos: otra vez la cuenta regresiva …

  1. A mediados del 2003, Gustavo Cisneros llegó a Venezuela acompañado del ex presidente Jimmy Carter. Apareció con las cejas pintadas, y un colorete suave de muerto recién acicalado, tal cual como se ve en esas fotos sepias, opacas y retocadas de los que viven metidos en un estudio de televisión. Aparecía envejecido, flácido, adiposo. Desencajado. Siempre ha estado desencajado de la política nacional, pero en aquel momento lo tenían desencajado de su pose de oro cuando era EL INNOMBRABLE, y el dios decisivo de todos los candidatos presidenciables de Venezuela. Él ha sido toda su vida un cubano batistero como su padre, que nunca llegó cuadrar con nuestra cultura, con nuestras tradiciones, y por eso acabó yéndose al Norte a reunificarse con los latinos que buscan y sufren el "Sueño Americano".
  2. La fortuna medida en dólares de don Gustavo es inmensa no así su felicidad, digamos, espiritual. En Estados Unidos no existe la felicidad en los magnates, y eso lo dijo nada menos que Richard Nixon. Y por lo general, la auténtica felicidad suele en relación inversamente proporcional al dinero que se tiene. Pobres latinos a los que se les mete en la cabeza esa estupidez miserable, de que debe salir a buscarse el paraíso del Tío Sam yéndose a Miami, Houston, Texas, Nueva York o Los Ángeles.
  3. Don Gustavo Cisneros, llegó pues aquel 2003, guarnecido por el anciano el Jimmy Carter, en la creencia todavía de que era posible salir de Chávez y reorientar Venezuela hacia una democracia formal que cuadrara con los interese estadounidenses. Don Gustavo y su padre don Diego ponían los presidentes de Venezuela. Sin el concurso de los Cisneros era imposible gobernar en Venezuela, y llegaba con míster Carter cuando EE UU acababa de llevarse un gran chasco con el golpe del 11 de abril de 2002. Don Gustavo vino a pulsar la situación luego que había apostado a que se le daría una lección al teniente-coronel Hugo Chávez, moviendo el magnate de Venevisión sus influencias con agites de marines, helicópteros en Maiquetía y portaviones frente a las costas de Falcón, y un avión que estaba listo para capturar a Chávez y mandarlo al África.
  4. Míster Jimmy y don Gustavo coincidían en muchos puntos: en los negocios con la Coca Cola y con varias ONG’s financiadas por la CIA. El Jimmy Carter aplaudió la Guerra de Vietnam y dijo en 1977 que EE UU no tenían por qué disculparse o asumir por esa invasión condición alguna de culpables porque fueron a defender la libertad de los ciudadanos de Vietnam del Sur1. El Jimmy que jamás quiso escuchar las imploraciones de monseñor Oscar Arnulfo Romero cuando le escribió: "Lo más lógico es que los poderosos de la oligarquía reflexionen con serenidad humana y cristiana, si es posible, el llamamiento que Cristo les hace hoy desde el Evangelio: Ay de ustedes, porque mañana llorarán. Es mejor, repitiendo la imagen ya conocida quitarse los anillos, antes que les puedan cortar las manos. Sean lógicos con sus convicciones humanas y cristianas y den un chance al pueblo para organizarse con un sentido de justicia y no quieran defender lo que es indefendible2".
  5. El Jimmy Carter, pues, no es para nada ningún santico, y acabó echándole tierra a la plegaria de monseñor Oscar Arnulfo Romero, en un plan de darle luz verde a sus asesinos y lo sacaran de circulación. Míster Jimmy Carter habría de volver dos años después como observador en las fulanas firmas para el Revocatorio al Presidente, en representación de la Coca Cola, de la Mc Donald y de las empresas petroleras que buscaban quebrar y poner de rodilla a la OPEP.

Ya estaba en los planes de Bush invadir Irak, y darle más poder al judío genocida de Ariel Sharon en su política de ocupación militar de los territorios palestinos (Operación Remparts). Había sobre el tablero mundial una serie de lunares que afeaban los negocios neoliberales, y era necesario proceder con rapidez y firmeza en el globo entero.

  1. No eran inocentes este par de joyas, el Gustavo y el Jimmy, que conocían de operaciones secretas que contemplaban el derrocamiento de Chávez o el asesinato político, supervisada además por Elliot Abrams3 del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca (muy cercano a Henry Kissinger). Ese mismo Elliot Abrams que hoy vuelve por sus fueros y que llegó a tener prohibido el acceso al Congreso de los Estados Unidos en 1987, después que mintió a una comisión de investigación parlamentaria para ocultar su rol y desempeño durante el Irangate y las masacres perpetuadas en El Salvador.
  2. Entonces, Elliot Abrams estuvo igualmente implicado en el tráfico de drogas organizado por el Estado norteamericano para financiar los Contras de Nicaragua Y pensar que este señor durante años ocupó el cargo de presidente del Centro de Ética y Política Pública4, y luego estuvo en la presidencia de la Comisión para la Libertad Religiosa en el Mundo (USCIRF)5. Este fellow travel de Cisneros y de Carter que contribuía en el Media Center Research6 limpiando los medios de comunicación de cuanto "atente contra los valores norteamericanos". En la administración Bush, Elliot Abrams se desempeñaba como Director para la Democracia, los Derechos Humanos y las Operaciones Internacionales en el Concejo Nacional de Seguridad7.
  3. En aquel 2003, era mucha la información que bajo el brazo Carter y don Gustavo traían para sacar de quicio al gobierno de Chávez; el Jimmy, con su carita de hombre de paz traían instrucciones (y fondos) del entonces Subsecretario de Estado para Asuntos Latinoamericanos8 Otto Reich, para reforzar el caos en el país. Otto Reich era un experto en la manipulación de la información y en corromper periodistas fuera y dentro de Estados Unidos.
  4. Cuando Cisneros se reunió con los golpistas de la Coordinadora Democrática y les mostró el fajo de billetes proveniente de la National Endowment for Democracy (NED), todos a una dijeron que la {única solución posible era o una invasión o un golpe de estado. Sobre todo la empresa SUMATE exigió lo de la invasión, por boca de doña Mar{ia Corina Machado. Pues bien, Jimmy Carter cogió por su lado, para guardar las apariencias de hombre imparcial, incluso hasta llegando a dar la imagen de encontrarse en muy buenas relaciones con el Comandante Chávez.
  5. La repartición de plata por parte del NED entonces fue obviamente bien gorda, cerca de dos millones de dólares9. El dinero que nunca EE UU había enviado a Venezuela en un siglo para crear trabajo, para mejorar la salud y la educación, llegaba para provocar un paro criminal, para paralizar nuestra empresa vital Pdvsa, para organizar atentados terroristas, para mantener la locura de rumores, de escándalos y calumnias por la televisión, para hacer trampas en la solicitud de un revocatorio al Presidente; para traer francotiradores y paramilitares colombianos, para crear en el exterior una imagen de horror sobre nuestro país y para hundir nuestra economía.
  6. De este modo el NED movilizó a sus filiales de la International Republican Institute10, la National Democratic Institute for International Affairs11, el Center for International Private Entreprise (CIPE)12 y la American Center for International Labor Solidarity, llamado "Solidarity Center"13. Muy bien empapaditos venían tanto Jimmy con Gustavo de las actividades de Abrams y Reich quienes recibieron en Washington a los golpistas venezolanos antes del 11-A, entre ellos a Elías Santana de "Queremos Elegir", a Carlos Fernández de Fedecámaras y a Carlos Ortega de la CTV, sin duda todos coordinados por el jefe supremo de Gustavo Cisneros. Los viáticos para la estadía y los viajes fueron pagados por el IRI. Y otra buena remesa de dólares le fue entregada por el ACILS –Solidarity Center a la CTV, mientras que el CIPE se encargaba de engrasar a Fedecámaras.
  7. Don Gustavo estaba muy furioso por las pifias de Pedro Carmona Estanga a quien él y el Opus Dei le habían dado toda su confianza. Se buscaron a un hombre manejable y sin carácter para ser gobernado desde EE UU y eso no funciona bien dijo don Gustavo, el mismo error que cometieron Juan Guaidó. Aquella red de medios de comunicación montada por Abrams y Reich para tumbar a Chávez y que había sido facilitada por Cisneros comprendían: la AOL Latin America, DIRECT TV Latin America, con 300 cadenas de radio y televisión en 28 países, Univision la mayor cadena TV hispana en los Estados Unidos. Otto Reich reconoció haber estado en contacto frecuente con Gustavo Cisneros durante los acontecimientos golpistas14, y fue Reich quien se encargó de seleccionar los oficiales venezolanos para dar el golpe; la administración15 de la acción correspondió al Western Hemisphere Institute for Security Cooperations en Fort Benning, antiguamente conocida como Escuela de las Américas. Esta escuela ofrece una formación a los militares latinoamericanos y sirve al reclutamiento de agentes para el stay-behind16 en la región. En esta Escuela se formaron durante muchas décadas a las juntas militares latinoamericanas golpistas, y que entre otras cosas se les enseñaban técnicas de terror y cursos de tortura.
  8. Como gran amigo de Otto Reich, Cisneros debía estar al tanto que para propiciar una intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, los engrases a peces gordos tenían que hacerse urgente y de manera expedita; fue así domo se le depositaron al almirante Carlos Molina Tamayo y al coronel Pedro Soto, 200.000 dólares. En cuanto Soto comprobó que el dinero le había sido depositado, con gran euforia y rebeldía para alzarse corrió a un conocido hotel de la capital, para poner en práctica un guión que le fue asignado por Miguel Henrique Otero del diario El Nacional. Había estado en un foro sobre libertad de prensa, y de allí trató de hacer un espectáculo para que el mundo viera que el ogro asesino de Chávez lo quería matar. CNN, cubrió con lujo de detalles la escena persecutoria, seguida paso a paso por Cisneros. Por la noche Soto, con mucho "coraje" se subió a una tarima en la Plaza Altamira y pidió a gritos que se marchara a palacio. No había suficiente gente para esta arremetida, pero de aquella jarana nacería la idea de organizar una aguerrida marcha al centro mismo del poder chavista en Miraflores. Sólo se marchó hasta la residencia donde se encontraba la Primera Dama, a La Casona.
  9. Al enterarse otros altos oficiales que se estaba pagando muy bien para alzarse contra el gobierno, y que vendrían más cheques y ayudas, corrieron a enrolarse como golpistas y solicitaron una reunión con el agregado militar de la embajada norteamericana en Caracas, el teniente coronel James Rogers17. Se les prometió que todos tendrían su parte en dólares en sus cuentas particulares, al tiempo que se esperaban los contactos logísticos con la Marina norteamericana (US Navy18).
  10. Cuando Cisneros volvía a su tierra a mediados de aquel 2003, todas estas cosas pasaban por su mente, y no podía entender cómo fue que no se llevaron a cabo las órdenes precisas de Otto Reich al embajador Shapiro, para que Pedro Carmona Estanga hubiese podido sobrevivir a los primeros encontronazos del chavismo19. Lo que veía a su alrededor Cisneros era la chamusquina de la derrota, y la gran operación que la CIA tuvo que organizar para facilitar la fuga de los golpistas y la otra enorme erogación de dólares para comprar magistrados y jueces. Muchos de aquellos golpistas fueron recibidos en Miami por el comerciante de armas Isaac Pérez Recao y la élite cubana, adicta a Cisneros y Robert Alonso.
  11. Gustavo Cisneros había dejado de apostar en los grandes negocios como la Coca Cola, para meterse en las guerras con inversiones energéticas de altura con los Bush en Irak. En vísperas del 11-A, había ido a por CITGO. Ya le fastidiaba tener que encargarse del "analfabeto de Sabaneta", de esa asquerosa chusma y maldita lacra fidelista, pero bueno, son gajes del oficio. Apareció, digo, en julio de 2003, en el Hotel Meliá, con una guayabera clara, en su estilo "camarera". Iba escoltado por los ancianos prematuros del Marcel Granier y Federico Alberto Ravell. El magnate de los magnates, con su honorable pose de supremo ultrajado y ofendido, miró con desconfianza hacia los asistentes. En la desconfianza siempre estaba su fuerza. "Desconfiad de todo y de todos y seréis libres", consejo del viejo George Bush. Con un vocabulario más pobre aún que el de Carlos Fernández (el de PDVSA), Gustavo Cisneros se dejó arropar por los medios de comunicación. Sus cejas negras (anacaradas y recién pintadas) le resaltaban el nicho abrumado de sus oscuras ambiciones. Estaba allí como el Edwards chileno, como la Violeta Chamorro (cuando estuvo apoyada por Carter para sacar a los sandinistas), como Ramón Báez Figueroa (de la República Dominicana), como Ernestina Herrera de Noble (dueña y directora del diario argentino Clarín), como Jesús Polanco (del Grupo PRISA, español). Comenzó a divagar Cisneros: "Aquí tengo yo el 15% de mis inversiones en el mundo. Yo creo en mi país. Sigo creyendo en Venezuela". Cuanto decía el magnate Gustavo Cisneros caía bien a periodistas y a los empresarios lacayos. Hay que ver cómo encogidito se colocaba a su lado Federico Alberto Ravell. Menos que una cucaracha. Qué de cosas tiene que hacer estas gentes para ser admitidos en el círculo del Capo Mayor. Nunca tienen claro hasta dónde deben rebajarse para poder girar dentro del global market.
  12. Siguió hablando el Capo Global: "Hemos recibido apoyo de casi todos las organizaciones mediáticas del mundo". Mencionó a la SIP, a la Sociedad Interamericana de Prensa (que todos trabajan para la CIA). "La SIP apoya la libertad en Venezuela". Repentinamente calló y todos los presentes sintieron que había dicho más de lo debido. Estaba perdiendo dinero, porque en verdad según su filosofía debía cobrar para hablar, él que era noticia de primer orden donde aparecía. E incluso él siempre ha sido más explícito por sus silencios que por sus palabras. A Federico Alberto Ravell le pasaron un papel donde debía declarar que no transcurría un solo día sin que se produjeran marchas, protestas y manifestaciones contra el gobierno. Una declaración del todo sediciosa.
  13. En realidad aquéllas no eran marchas protestas y manifestaciones ciudadanas sino impulsos proditorios, electroshocks de Globovisión, Venevisión, Televen y RCTV. No existía un clamor real sino inducido. Era un estado de terror propiciado por los medios con el sólo propósito de defender los intereses de Estados Unidos que eran los de Cisneros, que son los intereses de FEDECAMARAS, de la Conferencia Episcopal, los que a la vez le dan vida a la degenerada clase oligarca, la que tiene al dios mercado cogido por las barbas. Marcel Granier no consideró diplomático interferir a su colega Ravell con juicios que no hubiesen sido previamente ensayados.
  14. Los periodistas no debían salirse de sus guiones. Estaban allí como erectas momias de la incomunicación. Una guerra de silencios. Hasta que se incorporó Cisneros y se produjo el pánico y se erizaron las pelucas virreinales de la oposición: "La participación hoy de la sociedad civil es garantía de que todos nos entenderemos en el marco de los principios de la Carta interamericana de la OEA". Brotaron más chanchullos porque se acabó la gasolina del debate y no hubo más nada que decir. Cuando se ha estado tan metido en un golpe de estado, hay que evitar enfrentar al pueblo. Giró en redondo Cisneros, echó hacia atrás unas sillas e instantáneamente todas las cámaras se apagaron.
  15. Cisneros mencionó a la Conferencia Episcopal Venezolana. Dijo que la CEV merecía mayor respeto del gobierno, porque en la finca San Francisco de Mérida, de este magnate, es donde se reúnen los conspiradores del gobierno, incluido su excelencia el ahora cardenal Baltazar Porras. Cuántos deseos de aplaudir tenían los periodistas. Pero no podían. No estaba en el guión.
  16. Cuando el dueño de un gran medio asesina, viola, aterroriza a la población o roba, los periodistas de la clase dominante se movilizan para impedir que se difundan estas presiones. LAS OCULTAN. SU PAPEL ES OCULTARLAS. No hay seres más protegidos de la información que la gente que pertenece a la SIP. Una vieja práctica: Conviértete en dueño de un medio y nadie te podrá investigar ni condenar. Los periodistas DE LA CLASE DOMINANTE querían arrastrarse como perros ahí en el Meliá, aun cuando todos recordaban que el domingo, 21 de octubre de 2001, en uno de los espectáculos de Venevisión se produjo una mortandad en la Monumental de Valencia (once muertos), y sin embargo Venevisión no llegó a suspender el acto. No declararon entonces, los dueños de los medios sus lutos activos. No se vieron en las pantallas apocalípticas cintas ni crespones negros. Cisneros no se acordó de la virgen de Altamira que ahora ellos de vez en cuando destrozan para que se les achaque a la "hordas del terror" chavistas, como tampoco se acordó pedir ayuda a la Conferencia Episcopal Venezolana para dar algún aliciente espiritual a aquella gente humilde. Así como Baltazar supo ser presto para salir en volandas a Fuerte Tiuna la noche del golpe del 11 de abril del 2002, bien pudo haber ido a Valencia a llorar el día 22 para consolar un poco a los asesinados por Venevisión. Para la gente de Valencia masacrada ese día no hubo indemnización, no hubo lloradera solicitando la intervención de los Derechos Humanos, ni petición de sanción por parte de la OEA.
  17. Casi todos aquellos periodistas congregados en el Meliá, tapaban con ardor aquel crimen de Venevisión, que jamás será olvidado, pero mientras más asesina Cisneros más le adoran: Saben que mata en nombre del mercado. En nombre del progreso, de la libre empresa y por el desarrollo del país. Es un dios entre la piara de periodistas con sus cables y luces, micrófonos y cámaras. También el Capo Global tiene que darle droga al pueblo para que sea feliz en su miseria, en el envilecimiento general. El Capo Global sabe que sólo una elite debe tener el control del mundo. Él sólo es la Puta de Bush, ¿pero cuántas putas necesita él para ser la Puta Global de Bush?
  18. Al lado de esa piara de reporteros serviles surgían también los llamado Consejeros Sentimentales de la Coordinadora que pululaban en los pasillos de Venevisión, y entre los que destacaban Asdrúbal Aguiar y Ramón Escovar Salom, junto con representantes de ONG´s, de la CIDH, SIP, OEA o el Centro Carter.
  19. La matanza en la Monumental de Valencia tuvo buena prensa: NADA SE DIFUNDIÓ SOBRE ESTE HECHO, insisto. Fue censurada como fue censurada la reacción del pueblo el día 13 de abril del 2002. No hubo un solo periodistas que lamentase aquella horrible irresponsabilidad de Venevisión. No se fue a los hospitales a enfocar a los muertos y a los heridos. No se entrevistó a un solo familiar de las víctimas de aquella masacre.
  20. Todo esto es así porque los grandes medios de comunicación existen para el mercado, para el negocio de unos pocos, no para difundir la verdad, la cultura, el arte, y porque la madre de todos los mercados es EE UU. Un periodista al servicio de los cuatro canales del Apocalipsis no puede decir lo que ve, lo que siente, lo que sabe; ese no es su trabajo. Su trabajo es saber traducir cuanto ve, lo que siente y conoce a través de los intereses, pareceres y gustos de su jefe.
  21. Cuando se produjo en Bolivia la revuelta contra el gringo Gonzalo Sánchez de Losada, la consejera de Seguridad Nacional de Bush, Condoleezza Rice, de inmediato solicitó a la SIP un poderoso respaldo para su empresario boliviano. Esta señora hacía su papel contra su propia raza, al igual que lo hacía en la ONU el pobre Kofi Annan. Pues, Condoleezza Rice le exigió a la SIP: "Tenemos que apoyar al gobierno constitucional de Bolivia". Se dirige también a esa otra dependencia de la CIA, la OEA, y a los pocos minutos escuchamos a César Gaviria diciendo que el organismo trabajará "para que no haya soluciones de fuerza ni golpes de Estado" en Bolivia. Ya estaban a punto de sacar a relucir (como una pistola) la fulana Carta Democrática y exclamando: "Las fuerzas que se encuentran detrás de estos hechos, que ya han cobrado muchas vidas, deben saber que los 34 estados del hemisferio, cobijados en su Carta Democrática, condenan en forma unánime el uso de la violencia y de la fuerza para alterar el orden constitucional". Esa carta contempla la expulsión de la OEA del país que incurra en una ruptura del sistema democrático. Son reglas impuestas por los gringos. ¡Pero cómo callaron ante las sádicas torturas de los soldados gringos contra los iraquíes!
  22. Con el mismo formato enviado por la CIA a los medios venezolanos, los agentes de la SIP, recibían órdenes de que Chávez estaba detrás de los hechos de Bolivia, y que financiaba al líder cocalero Evo Morales.
  23. Entonces Cisneros allí, junto a Marcel Granier y Ravell en el Meliá, se aferraban a sus conceptos sobre libertad de expresión, para exigirle a Chávez una democracia que no les cobrase impuestos, que no les investigase y que les dejase colocar, como siempre lo han hecho, los ministros que tengan que ver con el área de sus negocios e inversiones. Cisneros y Granier habían destruido moral y económicamente el país, y sin embargo recibían apoyo de las organizaciones mediáticas del mundo. Habían creado terrorismo psicológico espantoso en los niños, pero en Asia, Europa y EE UU los poderosos dueños de medios se apiadaban de sus acciones, y les expresaban solidaridad moral y política. Eran los angelicales protectores de la democracia global, hijos predilectos del inmoral sensualismo de don Jeremías Bentham, que con sus actos de sabotaje les habrían de arrebatar durante años a los venezolanos. Han dejado sin gas a millares de venezolanos, torturaron y vejaron horriblemente a la población venezolana, obligándola a hacer cola durante días o semanas, para obtener un poco de gasolina, y aquellos tres lagartos estaban plenos de felicidad en el Hotel Meliá de Caracas, tratando de orientar a la clase alta que les apoya.
  24. Escoltado por los mismos técnicos de Globovisión (de la CIA) que hicieron un montaje criminal con el asesino Goveia, de la Plaza de Altamira, haciéndolo aparecer al lado de Freddy Bernal, iban a exigirle al Presidente de la OEA (César Gaviria), que se les respetase, que se les considerase, que se les cuidase y que se les diera seguridades en todos los atentados que pudieran ejecutar contra el gobierno, contra las leyes. Muy mal hizo el señor Carter, irse de vacaciones con Cisneros, y luego presentarse en una mesa de negociaciones donde se estaba discutiendo el terrible drama político de Venezuela. Pero así son los gringos: les encanta encasquetarse un gorrito, unos calzones cortos, una camisa de colores, colgarse un morralito, y venga, a caminar, con telescopios, filmadoras y cámaras fotográficas.
  25. En cualquier parte del mundo, aquella sentina de Globovisión habría sido incinerada por un Estado con instituciones serias y poderosas, pero aquí, sin jueces, dominando en muchas instituciones los valores de la Cuarta república, por el contrario, se estaba convirtiendo en el poder más horrible para impedir que el país funcionara. Lanzaba torrentes de excrementos contra la justicia y el orden, a favor del racismo, y simultáneamente se cobijaban con el bello traje de la decencia, del respeto y de los valores supremos de los derechos humanos. Qué historia, Dios mío.

1 Véase "Ilusiones Necesarias", Noam Chomsky, Editorial Libertarias/Prodhufi, Madrid, 1992, pág. 48.

2 Puede verse íntegramente en la revista Resumen, del 13 de abril de 1980, Nº 336.

3 Venezuela Coup Linked to Bush Team par Ed Vulliainy, in The Observer du 21 abril 2002.

4 Sitio oficial de la Ethics and Public Policy Center: http://www.eppc.org/.

5 Sitio oficial de la US Commision on International Religious Freedom:http://www.uscirf.-gov/index.php3?scale=800.

6 Sitio oficial: www.mrc.org.

7 EIliott Abrams : It's Back par David Corn, in The Nation del 2 de julio 2001 http://www.thenation.com/doc.mhtml?i=20010702&s=corn.

8 Anti-Castro Figure Named to State Department por Karen De Young, Washington Post del 15 de abril 2001.

9 US Agency, IRI, Boasts We Were the Bridge in Venezuela Couppar Jared Israel, in Emperor Clothes del 18 abril 2002. http://emperors-clothes.com/analysis/iri-ven.htm.

10 http://www.iri.org.

11 NDIIA.

12 Sitio oficial del Center for International Private Entreprise: http://www.cipe.org/.

13 The CIO without the CIA par Simon Rodberg, inAmerican Prospect Magazine, verano 2001 http://www.prospect.org/print/VI2/12/rodberg-s.html.

14 Hugo's Close Call par Joseph Contreras et Michael Isikoff, in Newsweek del 29 abril 2002.

15 El Golpe Maestro: Otto Reich, The Coup Master: Otto Reich Named to Board for US Arrny's School of the Americas, in Counter Punch Wire del 3 de mayo 2002
http://www.counterpunch.com/reich05O3.html.

16 Venezuelan Generals Backing Interim President are SOA Grads, SOAW del 12 abril 2002 http://www.soaw.org/Articles/current%2520info/new/venezuela.htm

17 El agregado militar de los USA implicado en el golpe en Venezuela: US Military Attache Implicate in Venezuela Coup (artículo no firmado), en el The Irish Times del 18 abril 2002.

18 American Navy Helped Venezuelan Coup par Duncan Campbell, in The Guardian del 29 abril 2002.

19 US. Cautioned Leader of Plot Against Chávez par Christopher Marquis, in The New York Times del 17 abril 2002.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3268 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía