Chela la Ñeca, imaginándose la campaña electoral para el 6-D entre el PSUV y la oposición Moderada

El sol entró al Valle de Tacarigüita esplendoroso. El Carrao se le veía moverse de rama en rama en la mata de mango del destacado periodista Juancho Marcano en procura de un mango. Se le veía como estresado y no era para menos. La mata de mango de Juancho Marcano ya estaba soltando los últimos mangos y apenas comenzaba a brotarles flores para una nueva carga.

Chela no había aparecido y ya extrañaba su grito de guerra: ¡Mamantao!. Yo estaba en los preparativos (muy temprano) de un hervido de gallina criolla, esas que por aquí llamamos pica tierra, porque se alimentan básicamente de basuritas e insectos. No son muy abundantes en carne, pero un hervido con un tantico de ají y su achotico, queda especial.

Ya casi listo el hervido con yuca, auyama, topocho y ají, retiré la cazuela del fogón Ñango Marín, que seguramente está mucho mejor, que el fogón de Lola. Decidí irme hasta el topochal, que es el sitio donde Chela se aboca a realizar sus análisis de la realidad política venezolana. Yo estaba muy interesada en ir conociendo sus observaciones a las propuestas de candidatos para el 6-D que ya comenzaban a visualizarse.

Al asomarme al topochal, vi todo un reguero de papeles y Chela se veía profunda. Estuve un rato en silencio porque pensé que sacarle de ese estado bruscamente, podía ser trágico. Decidí esperar. Así como si nada, apareció el guacharaco Carrao y Chela se estremeció y salió bruscamente de su trance y atino a decir: ¡Hijo er diablo! Me vas a matar de un susto.

Espere un rato y la salude. Epa Chela, cómo andas.

Mamanta, sabes que desde ayer en la tarde, estaba metida en una profunda reflexión. Trataba Mamanta de imaginarme la campaña electoral y las promesas que no harían los candidatos y candidatas del PSUV y la oposición. No le será fácil a los candidatos del gobierno ni los candidatos de la llamada oposición moderada para armar sus promesas. No sé Mamanta, como harían unos y otros para no enredarse y verse como igualitos.

Supongo que fijarán un diálogo y se repartirán las promesas. Unas para el gobierno y otras promesas para la oposición. Pensando aquí como media loca, cálculo que se repartirán equitativamente unas colas. Por ejemplo Mamanta, es posible, que el gobierno se quede con la cola de la gasolina porque ese negocio rinde cada vez más y supongo que no va dar ahí ninguna concesión ni reconciliación. La oposición debe quedarse con las colas para el gas, porque el gobierno, como ya lo dijo Lola y otras destacadas mujeres muy representativa del feminismo revolucionario, son de la idea, que el fogón de las abuelas debe volver porque cocinar con leña, le da más gusto a la comida. Usted sabe Mamanta, que razón no dejan de tener.

Esta idea o hipótesis de una oposición moderada con el tema del gas y las colas, tiene para mi otro explicación o justificación que la sustenta. El fogón puede ser como el elemento motor para impulsar el Estado comunal. Te imagina Mamanta, las conversas, diálogos, círculos de estudios que podrán realizarse en las comunidades cuando salgan a la tarea de buscar leña. Ya me imagino a Lola, explicando la histórica presencia de la camarada Rosa en las revoluciones que arrancaron en el siglo XX y cómo la figura de Manuelita, puede ser difícil digerir hoy con este feminismo revolucionario.

No sé cómo harán con el bloqueo. Soy de la idea, que tema lo guardaran porque los indultos a los propagandistas del bloqueo, deja esto sin efectos prácticos. El PSUV continuará echándole la culpa al imperialismo, que tiene mucha culpa en este desastre, pero el PSUV sabe también, que estos discursitos le permite tapar sus culpas. Sabe el PSUV, que sus usuarios les encanta un discurso antiimperialista y por ahí pueden irse.

Creo que en el tema de las políticas neoliberales habrá una fuerte puja. El PSUV tiene interés en el tema y la oposición moderada también. Uno (el gobierno) con ese extraordinario invento de la burguesía revolucionaria y la oposición moderada con la tradicional idea de una menor participación del Estado en los asuntos económicos. La pelea por la dolarización será fuerte. Es justo reconocer, que ese asunto ya la oposición moderada tiene más experiencia porque no te olvides Mamanta, que Henri Falcón arrancó su campaña para la presidencia con esa promesa, que ya Maduro increíblemente la hizo realidad al colocar el dólar era una bendición.

Es posible Mamanta, que ahí se repartan las promesas fiti-fiti. En eso de quitarle plática a los pobres más que a lo rico, supongo que también se producirá un ataja perro enorme, entre el PSUV y la oposición moderada. Es justo reconocer Mamanta, que aquí el gobierno tiene sus ventajas y sus honores. La histórica y soberana Asamblea Nacional Constituyente aumentó el IVA y además aprobó otra vaina extraordinaria, que mucha gente tal vez no conoce, pero por no conocerla, no implica que no pague ese impuesto.

Chela, explicame qué ese ese impuesto

No Mamanta, este tema es muy complejo y vamos para una próxima vez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1544 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: