La crisis que nunca se quiso ver

Basta salir a la calle para darse cuenta en todo su contexto, de la enorme crisis por la que estamos pasando.

Los buhoneros venden cualquier clase de producto sin la menor supervisión, tanto sanitaria como fiscal. Venden pescado en la calle, al mismo tiempo que ahuyentan las moscas con un trapo. Utilizan la electricidad de los postes de corriente eléctrica, mientras hacen transacciones que nos saquean a todos, utilizando hasta las canaimitas que el gobierno había destinado para sus escolares. Venden hasta productos de la caja CLAP, a plena luz del día.

"Tetas" de café, azúcar, aceite, sal. Además de harina de trigo detallada y si preguntamos de donde viene, nos muestran tranquilamente el saco de harina de donde proviene. ¿Será la que mandaron los rusos? ¡Quién sabe!

Blisters de todo tipo de medicina: Antialérgicos, antihipertensivos, analgésicos. Lamentablemente no tiene ansiolíticos, esos si ayudarían a calmar esta terrible desesperación de ver que no se hace absolutamente nada.

Mientras a Jacqueline Farías le dan un nuevo puesto: Presidenta del Órgano Superior de la Gran Misión Venezuela Bella, las aceras por donde caminamos o tratamos de hacerlo, están colmadas de huecos, las alcantarillas sirven de basurero, almacenando vasos plásticos, papeles, etc. La suciedad del ambiente es depresiva, sólo el Centro de Caracas, muestra otro perfil, como si todo estuviera igual en todas partes del país.

Los cortes de electricidad y agua están a la orden del día, mientras anuncian más viviendas de la Misión Vivienda Venezuela, sin hacer un estudio de factibilidad sobre el agua, luz y gas que van a llegar a esas áreas.

Sitios como Ciudad Belén, en Guarenas, se convirtieron en un antro de delincuencia e inhabitabilidad. Desgraciadamente la llaman Ciudad Balín. Tantos sociólogos, psicólogos y antropólogos graduados en nuestras universidades, y se les pasó por alto un estudio serio y bien elaborado, de las personas que habitarían esos lugares. Hace años, una habitante de Ciudad Belén me contó que los bajantes de basura habían sido sellados, para clausurarlos, ya que al final del trayecto la basura caía en el piso.

El Metro de Caracas da tristeza. Una obra que costó tanto esfuerzo, a lo largo de tantos años, se ha venido a menos. Los vagones dejan ver la falta de mantenimiento reinante. Y ni se diga de sus estaciones. Sucias, el piso levantado, las paredes rayadas y los vendedores ambulantes, pululando por los trenes. Así mismo, bandas de menores de edad, harapientos y vagando de un lugar a otro sin supervisión de representantes. El robo en los trenes y estaciones es ya parte de un paisaje deplorable.

Terminales como el Gran Mariscal de Ayacucho, o el de La Paz, nos muestran desde la autopista, una desolación escalofriante, ante un cementerio de autobuses Yutong. ¿Quién de las "autoridades gubernamentales" se percata de esto? Simplemente voltean para otro lado, mientras algunos van en sus Mercedes Benz con chofer y siguen fantaseando con la Venezuela potencia.

Pdvsa está quebrada. Las refinerías están prácticamente cerradas. Debimos haber producido, desde hace añales: cauchos, envases plásticos, tinta para impresoras, vestimenta, lubricantes, fósforos, papel parafinado, vaselina, fármacos, detergentes, fertilizantes, asfalto, muebles, alambres y cables eléctricos, y no me alcanza el espacio para citar lo que no se quiso fabricar.

No fue sólo culpa de mafias de la fiscalía y de empresas fantasmas. Todo eso se pudo haber evitado, si tan sólo hace años y con una Asamblea Nacional, cien por ciento "chavista", se dejaron pasar las memorias y cuenta de los ministros de entonces, sin la menor objeción al respecto. ¿Acaso hubo alguna comisión que investigara y fiscalizara ese entramado de corrupción que se estaba cocinando?

Las carreteras de Venezuela son testigo mudo de la colección de pilastras para los trenes que jamás fueron construidos. Parecen huesos de dinosaurio, adornando un museo.

Se los dijo el comandante Chávez ¿están pensando en los sitios de recolección de alimentos y otros bienes, por donde pasarán los trenes?

Le dieron una puñalada por la espalda a nuestro Comandante, ya sea por omisión o conscientemente, al apropiarse del dinero destinado para todas esas mega obras. Y ahora resulta que los que no hicieron su labor al lado el Comandante Chávez, quieren convertirse en una supuesta oposición, entreguista y complaciente, como si pudieran ser una solución al caos que ellos mismos crearon. ¿Verdad, señores Jorge Giordani y tú Héctor Navarro? Cuidando nada más el puestico que tenían. Y ahora negociando con un miserable como Guaidó, el cual todavía no entiendo cómo no está preso.

No se cultivó prácticamente nada. Los centrales azucareros quedaron en el olvido, así como la siembra de soya, maíz, hortalizas, arroz, algodón, etc. ¿Culpa del bloqueo económico? Por supuesto, ya que estuviéramos riéndonos de un sórdido personaje como Trump, si hubiéramos hecho las cosas a tiempo y con fervor patrio.

La carne de res, la porcina, los pollos, y los huevos de gallina, son un producto de lujo. ¿Qué compro con 150.000 bs? Sólo el medio cartón de huevos está costando 130.000 bs, al momento de escribir esto. ¿Qué pasó con el barco atunero? Una lata de atún cuesta más o menos 50.00 bs, si viene de China. Si es de aquí está en 150.000 bs. Compatriotas, tenemos, más de 2700 km de costa. ¿Será que los peces migraron a otro lado, o será que les impusieron un bloqueo?

¿Suena duro? Por supuesto que sí. Pero contamos con un gran aval, al cual no le han querido prestar atención. Es el pueblo en su totalidad. Chavistas y opositores coinciden en algo, están decididos a apoyar las medidas que sean necesarias, para terminar de acabar con esta especulación y corrupción galopante. Tomen las riendas del gobierno que no han querido ejercer y ahí estaremos aplaudiéndolos y colaborando como un solo hombre y mujer. Sigan teniéndole miedo a un Juan Guaidó o a la oposición mayamera y habremos perdido a Venezuela, más temprano que tarde.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1413 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor